Ir al contenido

Crónica de un 18 de Julio

19 de julio de 2018 0 Acción

Ayer, miercoles 18 de julio en el Convento Santa María de Jesús se celebró la Santa Misa oficiada por el Rvdo. P. D. Manuel Orta, fecha en la que falleció en 1905 S.M.C. don Carlos VII y fecha del Glorioso Alzamiento Nacional en 1936.

Ante el precioso retablo, D. Manuel centró su homilía en lo que consideraba palabras proféticas del testamento de S.M.C. don Carlos VII y de los numerosos Mártires, tanto seglares como de religiosos que el año 36 dieron su vida por Dios y por España.

Extracto del testamento político de Carlos VII.

 

“VOLVERÉ CON MIS PRINCIPIOS…”

Si España es sanable, a ella volveré, aunque haya muerto. Volveré con mis principios, únicos, que pueden devolverle su grandeza; volveré con mi bandera, que no rendí jamás y que he tenido el honor y la dicha de conservaros sin una sola mancha, negándome a toda componenda para que podáis tremolarla muy alta.

ESPERANZA DE GLORIA

La vida de un hombre es apenas un día en la vida de las naciones.

Nada habría podido mi esfuerzo personal si vuestro concurso no me hubiese ayudado a crear esa vigorosa juventud creyente y patriótica, que yo veo preparada a recoger nuestra herencia y a proseguir nuestra misión. Si en mi carrera por el mundo he logrado conservar para España esa esperanza de gloria, muero satisfecho, y cúmpleme decir con legítimo orgullo que en el destierro, en la desgracia, en la persecución, he gobernado a mi Patria más propiamente que los que se han ido pasando las riendas del Poder.

EL DIQUE ANTIRREVOLUCIONARIO

Gobernar no es transigir, como vergonzosamente creían y practicaban los adversarios políticos que me han hecho frente con las apariencias materiales del triunfo. Gobernar es resistir, a la manera que la cabeza resiste a las pasiones en el hombre bien equilibrado. Sin mi resistencia y la vuestra, ¿qué dique hubieran podido oponer al torrente revolucionario los falsos hombres de gobierno que, en mis tiempos, se han sucedido en España? Lo que del naufragio se ha salvado, lo salvamos nosotros, que no ellos; lo salvamos contra su voluntad y a costa de nuestras energías.

Al término de la Santa Misa en el Circulo Carlista Virgen de los Reyes, D. José María Perez Beltrán dirigió unas palabras que entusiasmaron a los asistentes.

¿Cómo es posible que el espíritu del 18 de Julio haya desaparecido? La traición

ha privado a España de su unidad, libertad y grandeza desterrando a Dios y la religión de todo principio e institución, no es posible que ocurra lo mismo en el alma de un pueblo que dio probadas lecciones de Fe en la Historia, siendo la Tradición el baluarte y el tesoro de su esperanza. El panorama patrio es desolador, España se ha convertido en pasto del ateísmo, es doloroso, pero por la memoria de aquellos mártires y héroes, de aquellas víctimas de uno y otro bando que se reconciliaron en
la muerte, hoy más que nunca debemos ser fieles a su recuerdo. Los carlistas sabemos cuál ha de ser nuestra postura y lo decimos claramente:Lealtad al 18 de Julio, al auténtico y no a todo lo que sobre él se ha montado y que desembocó en la traición de unos que nos han conducido al establecimiento del régimen que “disfrutamos”.
En alto las banderas de Cristo Rey, en alto las boinas y por encima de todo en
alto la Cruz” y finalizó entonando el Oriamendi .

Por Dios, por la Patria y el rey, lucharon nuestros padres. Por Dios, por la Patria y el rey, lucharemos nosotros también…Lucharemos todos juntos, todos juntos en unión, defendiendo la bandera de la Santa Tradición.

 

Unas tapas típicas dieron el punto y final a un curso lleno de actividades del Círculo Carlista Virgen de los Reyes, que retomará después del descanso estival.

 

 

 

 

5
(Visited 342 times, 1 visits today)

Deja tu comentario