Ir al contenido

La nueva tiranía de la ideología de género en el Estado Español

22 de enero de 2018 0 Actualidad

Los poderes públicos en España nos están bombardeando continuamente con propaganda feminista y pro-ideología de género.

  • La semana pasada, la Junta de Andalucía lanzó una campaña contra los “animales”, refiriéndose a los hombres como cerdos, buitres, pulpos, buhos… El objetivo era eliminar los piropos callejeros que ciertamente son desagradables.
  • Por su parte, la Comunidad de Madrid sigue difundiendo desde 2015 propaganda escolar donde se hace hincapié en “la violencia de los chicos contra las chicas”.
  • Además el ejecutivo de Cristina Cifuentes publicó en 2016 un documento titulado “Crecer y vivir Sin Machismo. Stop violencia hacia las mujeres”.

Podríamos continuar. Y el problema, claro está, no es que se luche contra la violencia entre personas por razón de dominación sexual, psicológica, física… El problema es siempre la interpretación que hay tras esa lucha precisamente. La idea que se trasmite es que solo el hombre, por el hecho de ser hombre, busca dominar a la mujer. El trasfondo es que socialmente vivimos una lucha entre el sexo masculino y el sexo femenino con una victoria del hombre inaceptable por el proletariado femenino. Se quiere establecer como verdad que las altas tasas de violencia familiar son por razón de que no existe igualdad sexual, diversidad de género, revolución y abolición de la falsa naturaleza humana que ha dictado el heteropatriarcado.

Nosotros queremos alinearnos en la lucha contra la violencia de hombres y mujleres. Pero disentimos de la ideología marxista de la lucha de sexos. Queremos erradicar la violencia desde la perspectiva cristiana de la igualdad de todas las personas ante Dios, y también desde la necesidad del amor mutuo. Claro que hay maridos y esposas que son más controladores de la cuenta con sus cónyuges. Claro que hay parejas en los que hay herida, debilidad, culpa, maltrato. Claro que hay casos muy duros donde los juzgados y la policía tendrían que intervenir de manera efectiva. Pero criminalizar a hombres o a mujeres es una intromisión del estado y de la ideología dominante. Hay que darse cuenta que cierto mal en el mundo no lo puede solucionar el poder público, sino las sociedad, las familias… y Dios. Habrá que denunciar ante los tribunales en ocasiones lo que es una injusticia manifiesta y demostrable. Y en otros casos, procurar defender al desvalido, corregir en particular, ser un vecino valiente frente a la injusticia.

Como si a los maridos, novios… no les hubieran cotilleado y controlado las redes sociales, el móvil… alguna vez una pareja algo controladora o quizá mucho. ¿Y quién es el estado para librarme de ella o de censurarla? ¿Vamos a tener que pedir permiso para amar o para aguantar los defectos del otro? ¿Vamos a tener que pedir ayuda a papá estado en vez de a nuestras familias o amigos? ¿Es el estado quien nos va a salvar de los peligros? ¿Papá estado es el nuevo Mesías? Más sociedad y menos estado. Solo hay que ver la exageración de los tuits que reproducimos a continuación.

5
(Visited 98 times, 3 visits today)

Deja tu comentario