Ir al contenido

La ruina económica del separatismo y la inteligencia prodigiosa de Rajoy

16 de enero de 2018 0 Actualidad

El movimiento independentista, como toda chaladura ideológica, se está demostrando como una ruina progresiva para Cataluña. Empresarios de Cataluña y diversas instituciones de la economía catalana como Esade, han denunciado que se están reduciendo el volumen de ventas en numerosos negocios. Alertan que desde septiembre, y sobre todo desde la Declaración Unilateral de Independencia, ha habido al menos una caída de la facturación en las cientos de empresas consultadas de al menos el 10%. De los profesionales que también han informado a las diferentes instituciones económicas en Cataluña, hay al menos un 15% que denuncian pérdida de clientes por parte de catalanes; un 18% afirman haber perdido clientes del resto de España y, al menos un 19% de ellos afirman sentir un boicot comercial a sus productos.

Claramente, que disminuya el volumen de facturación es algo que preocupa en el plano de la riqueza, a los puestos de trabajo de muchos ciudadanos… Pero también es preocupante de cara a la recaudación de impuestos. Menos volumen de negocio supone menos impuestos indirectos para el erario público, menos impuestos directos por parte de empleadores y empleados… Un círculo vicioso de destrucción del sector privado y público que hay que parar por medio de una intervención eficaz contra la lacra ideológica del nacionalismo.

¿Qué ha hecho Rajoy en cambio? Desbloquear las ayudas que recibe la prensa digital en catalán por parte de la Generalidad de Cataluña ahora intervenida por el Gobierno de España. Un sector subvencionado que seguirá sirviendo a los separatistas como hasta ahora. Lo lógico sería ahogar a aquellos que no se financian con sus propias ganancias, sino con el dinero de todos los ciudadanos. Quizá no por política, visto que carece de convicciones, pero sí por economía, extinguiendo las mentiras que han generado este problema eterno en el que nos encontramos. En primer lugar, dio luz verde a las subvenciones destinadas a prensa, radio, televisión y a las asociaciones que distribuyen contenidos en catalán. Unos días después, a las que disfrutan los periódicos digitales. Las primeras ascendían a más de 7 millones de euros. Las segundas, a casi 2 millones.

Es muy inteligente lo que ha hecho Rajoy (nótese la ironía). Un suicidio perfecto. Utilizar el dinero público para extinguir la riqueza en Cataluña por medio de la ideología separatista y, por tanto, continuar con la ruina económica y fiscal en la región. 

(Visited 78 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*