Ir al contenido

Gran Pacto Nacional para una mayor discriminación del hombre

El Congreso de los Diputados está a las puertas de un Pacto de Estado contra la violencia “machista”. La subcomisión encargada de su elaboración ha incluido 200 medidas entre las que destacan el atenuante de reconocimiento de culpabilidad por parte del maltratador y también el veto a las visitas de sus hijos en la cárcel si ha habido “violencia de género”. El pacto nacional tendrá una dotación de 1.000 millones de euros.

Puede ser que todo esto sea un paso positivo que se luche contra la violencia familiar. Sin embargo, considerar la violencia del hombre con respecto a la mujer el único tipo de violencia familiar verdaderamente relevante, conduce a los hombres y a los menores a una gran situación de indefensión. 1.000 millones de euros se van a dedicar a alimentar la industria feminista anti-varón, que no se preocupa de la lacra de la prostitución, por ejemplo. Tampoco incluyen medidas contra la violencia psicológica o física que puede ejercer una mujer contra su marido.

El gran problema nace de la denominación “violencia de género”, que sustituye a la “violencia familiar”. La violencia familiar es mucho más atroz y a su vez más oculta. En la violencia familiar por ejemplo, los hijos pueden sufrir violencia por parte de ambos padres mientras que mujer y marido ejercen violencia entre sí. ¿Que se soluciona enjuiciando solo al padre? Por otra parte, en la violencia familiar también se incluyen los abusos sexuales a menores, una lacra en las familias de todo el mundo por la disolución de los valores cristianos.

Por último, las violencias del hombre con respecto a la mujer son mucho más virulentas en la industria del sexo por ejemplo. En ella la cosifican y la esclavizan.

MÁS INFORMACIÓN:

El Pacto que singulariza la violencia machista: una anomalía en relación a otros tipos de violencia

(Visited 77 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*