Ir al contenido

Crónica: Cruz de Borgoña visita la cárcel de San Hermenegildo

(CB-Andalucía) El sabado 10 de diciembre, en la Puerta de Córdoba de la ciudad de Sevilla. En la Iglesia se van encontrando un grupo de jóvenes y no tan jóvenes que pertenecen a la Asociación Cruz de Borgoña y que se saludan a la espera de que se abran las puertas de la torre-puerta propiedad de la Hermandad de San Hermenegildo. Esta apertura de este enclave de la defensa y entrada de la vieja ciudad, único medieval que sobrevive en Sevilla, recordó a los presentes la defensa de la tradición y de la fe de nuestros padres. Esta puerta-torre pertenece a la Hermandad de San Hermenegildo porque la Tradición cuenta que es ahí donde fue apresado el visigodo santo por no querer renunciar a su fe cristiana.

Les recibe a los asistentes el hermano mayor de la hermandad de san Hermenegildo, Luis Álvarez Domínguez. Les realizó un recorrido por uno de los lugares más insignes de la historia de la ciudad de Sevilla.

Los asistentes se adentraron en la Puerta de Córdoba acompañados de la biografía de San Hermenegildo, nacido en el año 564 en Sevilla. Se han  sumergido en la España regida por el rey visigodo Leovigildo, que pertenecía a una herejía que negaba la divinidad de Jesús. Estaba casado con la católica Teodosia, que era hermana de San Isidoro, San Leandro, San Fulgencio y Santa Florentina. De este primer matrimonio nacieron Hermenegildo y Recaredo. Después de enviudar y volvió a contraer matrimonio con Gosvinda, arriana también. Esta fue, según el Papa San Gregorio, la causante de una de las persecuciones más virulentas contra los católicos. Hermenegildo estaba casado con la princesa católica Ingunda. Era también arriano pero su envío a Sevilla como corregente de la Bética y la influencia de su tío San Leandro le llevaron a recibir el bautismo católico. Todo ello hizo desatar la ira de su padre, que intentó que Hermenegildo apostatase de su nueva fe y asedió la ciudad durante dos años hasta que apresó a su hijo. Lo encarceló en el espacio que hoy es la torre de la Puerta de Córdoba de las primeras murallas romanas y después lo ejecutó en Tarragona.

Un príncipe arriano convertido al catolicismo y enfrentado a su padre por su fe y al que éste le haría cortar la cabeza. Una estrecha escalera por el interior de la torre que se conserva en la muralla, nos llevó a una angosta y lóbrega celda que nos da idea de cómo se trataba a los prisioneros por aquella época. Poco a poco, Luis va desgranando los episodios que dichas murallas sufrieron por albergar a un mártir rey.

Cruz de Borgoña es la delegación de la CTC para la formación de niños y jóvenes. Para contactar con nosotros y participar en nuestras actividades en Andalucía puedes escribir a CdB@carlismoandaluz.com

(Visited 303 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*