Ir al contenido

Seguir el blog (Follow.it)

Donald Trump, elegido Presidente de los Estados Unidos

9 de noviembre de 2016 1 Actualidad /

1454534127952

Donald Trump ha ganado las elecciones a Hillary Clinton -y a todo lo que representa- y será el nuevo presidente de los Estados Unidos de América. Hace año y medio nadie apostaba por el magnate neoyorkino. No obstante, tras derrotar a todos los candidatos republicanos a las elecciones presidenciales y tras enfrentarse a su mismo Partido Republicano, ha conseguido imponerse a su rival demócrata en medio de una pelea en la que los dos candidatos se han arrojado acusaciones personales de corrupción, acoso… Donald Trump ha sido todo un fenómeno mediático en los Estados Unidos y ha transformado el modo en que los presidentes van a hacer campaña a partir de ahora. Si Barack Obama transformó su campaña en un espectáculo mediático sin precedentes, Donald Trump lo ha hecho rompiendo con los principales paradigmas de lo políticamente correcto.

grafico-trump
Donald Trump ha ganado las elecciones aunque tiene ligeramente menos votos que Hillary Clinton. Fuente – Google

Los cálculos que han realizado diferentes medios estadounidenses otorgan a Donald Trump al menos 279 votos electorales frente a los 218 votos frente a su rival demócrata. Donald Trump ha conseguido vencer a Hillary Clinton, ex-secretaria de Estado que había recibido apoyos en la campaña desde la Presidencia de Barack Obama e incluso desde el Partido Republicano, que se oponía a Trump por su personalidad rompedora.

El mínimo para ganar las elecciones son 271 votos electorales, que se reparten desigualmente entre los diferentes estados de la Unión. Estados como California atesoran 55 votos electorales, o 29 como en el caso de Florida. En cambio, estados como Nevada, solo aportan 6 delegados electorales. Las elecciones se complican mucho más cuando los diferentes estados se dividen en distritos, porque a cada uno de ellos les corresponde una determinada representación. Dependiendo de cómo se dibujen en el mapa, se beneficiará un candidato u otro. Hay estados en los que si hay mayoría de uno de los candidatos, el ganador es el que se lleva todos los votos electorales. En otros, en cambio, los distritos admiten que cada candidato consiga la parte proporcional de los votos electorales que hayan conseguido en la votación. Así, Donald Trump y Hillary Clinton han llevado desde que comenzaron la campaña, una diferente estrategia a la hora de captar votos. Se han aliado con personalidades locales y han intentado apostar por los estados que de hecho les podían dar la victoria. En estos momentos, el recuento y el resultado es sorprendente. Clinton, habiendo conseguido un 47,7% de los votos frente al 47,5% de Trump, ha perdido las elecciones. Estados Unidos tiene un modelo territorial y comunitario en el que el sufragio universal se compensa con las diferentes regiones del país. Un modelo que no es perfecto pero que tiene el espíritu de respetar el papel que los Estados juegan en el conjunto de la Unión.

El empresario consiguió la victoria al imponerse en estados como Ohio, Florida, Carolina del Norte y Iowa. En algunos de ellos, el pronóstico de los medios de comunicación era contrario a la elección de Trump. Ohio, por ejemplo, es un caso estadístico muy interesante. Por una parte hay una superstición que se mezcla con la peculiaridad de la población de este estado. Desde el comienzo del sistema presidencialista estadounidense, Ohio siempre ha apostado por el presidente ganador. Algunos lo achacan a la posibilidad de que Ohio sea una muestra representativa de toda la población americana. En cualquier caso, la victoria de Ohio fue uno de los golpes más duros a Clinton y a sus seguidores

Incertidumbre entre conservadores, católicos y progresistas

Donald Trump ha sido un personaje muy polémico por sus declaraciones que rozaban la xenofobia y el mal gusto. Con un vicepresidente provida, hizo un viraje en su discurso apoyando la causa contra el aborto. Así consiguió ganar algunos votos en un país donde el caso del Planned Parenthood ha golpeado muy fuerte en la conciencia americana. Los casos de acoso sexual tan aireados en la prensa tampoco han podido con él. No obstante, los mercados estaban muy asustados ante un Presidente que se ha mostrado beligerante con la comunidad hispana, con México y con el mundo islámico. Algunos defienden que era una actitud necesaria para recuperar la fuerza de los EE.UU. Otros reconocen que ha mostrado una actitud muy impulsiva en toda su campaña lo que puede asustar a estructuras de poder que quieren estabilidad y mantener el status quo con el que dominar sus cuotas de influencia.

Al margen de estas opiniones, Donald Trump ha representado para los estadounidenses lo que en España llamamos la derrota de la casta política. Donald Trump -que se ha definido como un “no político”- podría compararse con Podemos en cuanto que denuncia la política profesional, el establishment o la corrupción. Entre esas acusaciones esta la de la inocencia o culpabilidad de Hillary Clinton que las filtraciones de Wikileaks habían comprometido en las últimas semanas. La única diferencia estriba en que en EE.UU. el modo más popular de transformar esa situación corrupta parece ser la gestión de un hombre de negocios con una fortuna personal multimillonaria. En España en cambio lo popular es una revolución socialista, estatalista y superburocrática que se proponga apuntalar el Estado de Bienestar. Pero más allá del debate entre libertarios y socialistas, ambos movimientos, Trump y Podemos representan una misma revolución política: la que refleja un descontento generalizado contra un poder que pretende demostrarse a sí mismo democrático, pero que no lo es.

 

(Visited 288 times, 2 visits today)

Un comentario en “Donald Trump, elegido Presidente de los Estados Unidos

  1. tabaleter

    Me alegro por la derrota de Hilaria Clinton, aunque Trump no me inspira mucha más confianza que ella.

    Responder

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*