Seguir el blog (Follow.it)

13 de octubre de 2021 0 / /

María Arraiza, médico y madre de familia numerosa: “Al morir un bebé, muere el corazón de su madre”

(Una entrevista de Javier Navascués)

El apostolado en favor de la vida está lleno de héroes anónimos comprometidos en la oración y en la acción para combatir la cultura de la muerte. Ellos no suelen ser noticia. Y últimamente si lo son, lo son para mal, les llaman fanáticos y acosadores solo por rezar y persuadir a las madres para que no aborten. Ellos dan voz a los que no tienen voz, a los niños indefensos.

Nosotros también les damos voz. María Arraiza, médico de profesión, ha renunciado a su carrera profesional para cuidar de sus hijos. Lo único que le importa es educarlos para que vayan al cielo. Y así, junto con su esposo y sus hijos, suele rezar cada día en el hogar.

¿Cómo se involucró en la defensa de la vida?

Me enteré de la Campaña 40 días por la vida de casualidad y me pareció algo bueno que yo podía hacer, pues dentro de mi siempre tengo un gran deseo de alzar mi voz por la vida.

¿Por qué está convencida de que es el mayor mal actual?

Para mí el aborto es matar a los seres más inocentes e indefensos y cuando muere un bebé, muere también el corazón de su madre. Y en nuestro país hay muchas madres rotas. Para mí también es olvidar que el sentido de una vida, por encima de sus circunstancias, es que Dios la ha querido y amado.

Como médico, le dolerá ver cómo otros compañeros se prestan a realizar abortos…

Sí, lo que más me da pena es ver cómo muchos médicos lo aceptan para conservar su trabajo.

Háblenos de la importancia de la oración en el apostolado Provida.

Yo, como humilde persona, no creo que pueda vencer el mal. Pero rezando puedo ser instrumento de Dios y de la Virgen María.

¿Por qué renunció a ejercer su profesión para cuidar de sus hijos?

Porque es lo que mejor puedo hacer ahora por mi marido y por mis hijos. Médicos hay muchos, madres de mis hijos, una.

Usted dice que lo único que le importa es educarlos para que vayan al cielo.

Siempre me han enseñado que estamos de paso. Además, sé que si descubren el amor de Dios, van a encontrar el sentido de su vida y la felicidad verdadera, incluso en el mayor sufriniento.

¿En qué medida las familias numerosas son un testimonio a favor de la vida?

Supongo que hoy vamos a contracorriente. Yo creo que Dios nos cuida y provee, me siento muy afortunada.

¿Por qué es importante la oración en el hogar para la santificación de la familia?

La oración en familia, sencilla y desordenada, es recordar cada día que Dios es nuestro creador, a quien dar gracias, nuestro padre, en quien confiar.

(Visited 50 times, 6 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*