Seguir el blog (Follow.it)

4 de octubre de 2023 2

Las raíces del nacionalismo vasco

(Por Carlos Ibáñez) –

La versión del PNV sobre sus orígenes es la siguiente:

Los hermanos Arana Goiri eran carlistas por familia. Su padre había hecho una importante aportación económica a los carlistas durante la guerra de 1872 a 1876. En un viaje por ferrocarril, Luis Arana coincidió con un liberal santanderino. Discutieron de política y el liberal le convenció a Luis de que los fueros sobraban. Si los vascos eran españoles debían de tener las mismas leyes que el resto de España. Así fue cómo Luis dejó de ser carlista y se hizo nacionalista vasco. Luis hizo partícipe de sus nuevas ideas a su hermano Sabino. La historia nacionalista dice que fue el Domingo de Resurrección de 1882, cuando Sabino recibió la iluminación que le hizo nacionalista, apartándole del Carlismo. De toda esa historia, es creíble la conversación de Luis con el liberal santanderino.

En 1932, los nacionalistas instituyeron el Aberri Eguna o Día de la Patria. Aseguraban que celebraban el cincuentenario de la iluminación que Sabino recibió de lo alto, para fundar el nacionalismo,

Don Juan Olazábal, desde su periódico La Constancia, de San Sebastián, declaró que todo ello era una falacia. Don Juan Olazábal había coincidido, de adolescente, con Sabino en el colegio de los jesuitas de Orduña. Se hicieron grandes amigos, pues ambos eran carlistas. La amistad continuó y juntos siguieron a Nocedal en 1888.  No se había dado en 1882 la iluminación que los nacionalistas proclamaban.  La conversión de Sabino al nacionalismo fue posterior. Y la amistad entre Olazábal y Sabino duró hasta el fallecimiento de éste.

Aunque no afecte al fin de este escrito que se manifiesta en el título, es interesante que relatemos cómo Olazábal fue asesinado en Bilbao el 4 de enero de 1937. Sabido es que Olazábal se reintegró en la Comunión Tradicionalista a la proclamación de la República. Cuando se produjo la revuelta socialista de 1934, el PNV observó una conducta ambigua. Mejor dicho: estaba comprometido con la rebelión, pero no llegó a incorporarse a la misma. A su fracaso hizo ver que no tenía nada que ver con ella. Pero a D. Juan Olazábal le llegaron noticias de determinados apoyos que los rebeldes habían recibido de los nacionalistas. Y lo dio a conocer en diversos artículos, en su periódico, que luego recopiló en un folleto. Eso no se los perdonaron los nacionalistas. Al fracasar en San Sebastián el Alzamiento, Olazábal y varios de sus familiares fueron encarcelados. Muchos nacionalistas guipuzcoanos procedían del integrismo; no habían aceptado la anterior reincorporación integrista a la Comunión. La familia de Olazábal recurrió a uno de ellos para que libertaran a D. Juan y sus familiares. Consiguió la libertad de todos ellos, excepto la de D. Juan. Pues según declaró a los familiares:

– Si pido la libertad de D. Juan, el que queda apresado soy yo.

Ante el avance de las fuerzas liberadoras, los presos guipuzcoanos fueron trasladados a Bilbao. Don Juan entre ellos. Preso estaba el 4 de enero, cuando la matanza de las cárceles de Bilbao y fue uno de los asesinados con sus más de setenta años.

Volviendo al asunto principal de este artículo, insistiremos en la falsedad de la conversión de Sabino al nacionalismo en el Domingo de Resurrección de 1882.

En su “Juramento de Larrazábal”, afirma Sabino que fue un día de primavera de 1882, cuando “conoció a su patria”. Pero no dice que fuera el Domingo de Resurrección. Y el que fuera en 1882, lo desmintió posteriormente D. Juan Olazábal. Fue el nacionalismo de 1932, en su afán de divinizar todo lo que afectaba a su ser, quien se atrevió a hacer coincidir la resurrección de Euzkadi con la de Nuestro Señor. No comprendemos cómo la Jerarquía eclesiástica no ha amonestado a los dirigentes del PNV y les ha invitado a que celebren su Aberri Eguna en un día diferente al más importante en nuestro calendario litúrgico. En un día que venga marcado por el calendario civil.

Lo fundamental del presente escrito es que la idea nacionalista nace en la mente de Luis Arana cuando un liberal le sugiere principios liberales. Luego el nacionalismo vasco, aunque fuera proclamado por uno que había sido carlista, en su semilla, ya tiene genes liberales. El comportamiento posterior del PNV, especialmente desde 1934 hasta ahora, lo demuestra ampliamente. El nacionalismo vasco recibió apoyo de la dinastía usurpadora. En 1919, en el parlamento de Madrid, Indalecio Prieto recordaba que por la alcaldía de Bilbao habían pasado tres nacionalistas, nombrados “de real orden”. Otros muchos ejemplos podríamos aducir. Era una forma de debilitar al Carlismo. Pero el hecho de que el nacionalismo debilitase al Carlismo, no supone que derivase del mismo. El nacionalismo es desde su misma semilla, un movimiento liberal.

(Visited 99 times, 1 visits today)

2 comentarios en “Las raíces del nacionalismo vasco

  1. Fermín de Musquilda

    Muchas gracias, don Carlos.

    Responder
  2. I. Caballero

    Estimado Carlos:
    Tus libros son excelentes.
    En lo referente a este trabajo, creo que lo importante es resaltar que el nacionalismo vasco y en especial el PNV, NADA tiene que ver con NUESTRO carlismo.
    El PNV y las ideas Nazis de Sabino Arana representan errores doctrinales muy alejados de los postulados del Carlismo.
    El que fuera su padre, en origen, carlista NADA tiene que ver con sus ideas.
    HOY el PNV y los otros partidos nacionalistas, siguen siendo Nazis, abortistas, pro LGTBI, pro calentamiento global y pro Agenda 2030.
    Hoy el PNV es un brazo subvencionado por los Estados Unidos, eje y centro de la perversidad.
    Nosotros hasta el final de los tiempos, mantendremos nuestros Sagrado Ideario de
    DIOS, PATRIA y REY LEGITIMO

    Responder

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*