27 de junio de 2018 1 / /

¿Eutanasia? Volver a las primeras trincheras

¿Cuánto tiempo hace que venimos llorando y repitiendo “que viene la eutanasia, que viene la eutanasia…”? Lo teníamos ya tan asumido que no nos ha sorprendido lo más mínimo que ayer se haya dado un nuevo y fatídico paso para hacerla legal en España.

Y lo peor es que esto que nos pasa ahora con la eutanasia nos ha pasado antes con todo. Aconfesionalidad, pornografía, divorcio, blasfemia, manipulación de embriones, aborto, parejas de hecho, gaymonio, adopción por homosexuales, feminismo y homosexualismo político, ideología de género, cambio de sexo, etc. Los defensores del derecho natural llevamos décadas pensando en cómo asumimos la siguiente derrota. Nos consolamos pensando aquello tan épico y tan cierto de “de derrota en derrota hasta la victoria final”. Pero la realidad es que siempre estamos reculando por culpa del malminorismo, ese cáncer político que nos hace cobardes, débiles y acomodaticios.

Hay que volver a las trincheras primeras, como la del divorcio. Y demostrar al mundo con hechos, con datos ciertos,  que su ingeniería sólo ha causado dolor.

5
(Visited 171 times, 1 visits today)

Un comentario en “¿Eutanasia? Volver a las primeras trincheras

  1. monsterid

    Miguel Angel Bernáldez

    Volver a las primeras trincheras. Pero, ¿podemos?. No hace muchos día tuve que acudir como testigo en un proceso de nulidad judicial. En una de las preguntas el defensor del vínculo, que por lo que pude comprobar era una especie de juez instructor, me preguntó que cómo era alguien por el que (se le notaba) ya había tomado partido, yo lo conocía desde hace muchos años y sé como pensaba él y su familia. El defensor del vínculo me pregunto que qué clase de persona era él y su familia y yo, que estaba bajo juramento, dije lo que sabía: Liberal. Se echó las manos a la cabeza, me dijo que qué barbaridad estaba diciendo, y me riñó por no precisar bien los términos, (él no me dejó), simplemente dictó a su secretario era una familia tradicional. Es decir que para el defensor del vínculo su oreja recogió la expresión “liberal”l y su boca lo tradujo en “tradicional”.

    ¿Cómo podemos defender trinchera alguna si los generales, y los capitanes que nos tienen que dirigir actúan así?

Deja tu comentario