28 de diciembre de 2017 0

Qué hacemos ante el desgüace de España: identificarlo, proponer… ¿y qué más?

 Un marco preparado para el total desgüace de España.

YA ESTÁ el marco preparado como pistoletazo de salida para consumar la traición preparada de antemano contra la unidad de España,  desarrollada con hipocresía ante nuestros propios ojos. 1978-2018: otros 40 años 

Como el máximo bien que se anuncia es la llamada concordia (tan quebrada durante décadas al menos por los separatistas, los terroristas y hoy los golpistas), todo está preparado para la cesión de la unidad de España en aras a una supuesta convivencia y concordia, que por otra parte todos querríamos. ¿Qué se creen que son ellos para pretender monopolizar los términos? Si hablasen en este su idioma a los demás pueblos de Europa, incluida Rusia, verían como se ríen a mandíbula batiente por la ingenuidad y vacuidad que encierra. ¿No quisieran algunos expulsar a Polonia de la UE porque no se subordina a las intromisiones e inmoralidad de las actuales instituciones de la UE? ¿No siguen empeñados en vulnerar el Brexit, desprestigiándolo al reducirlo a un ruralismo engañado? ¿Quiénes son los que quiebran la concordia y la paz en España?: al menos los terroristas, los ex etarras, los del mito nacionalista y los golpistas del separatismo. Decimos al menos porque cuando se llega a este punto, se ha aprobado antes la destrucción del matrimonio hombre-mujer como único modelo, se asesina a cientos de miles de niños en el vientre materno… y para qué seguir.

Sólo unos empujan, llámense -repetimos- etarras, separatismo golpista, secesionistas de todo tipo mezclados con antiguos comunistas, o bien inmorales tan bien mezclados con los anteriores o con el PP… mientras que los españoles de bien tendrían que ceder la religión, la moral más básica y la unidad de España. ¿Sí?

El pueblo español está agarrado por todos los que piensan en él pero para apropiárselo y ocupar poder (PP, Ciudadanos…) o bien para combatirle. He escuchado a gente muy española y muy anti-golpismo de Puigdemont y los suyos, que hablan de ceder para que los otros cedan y así seguir conviviendo. Sólo les preocupa que se mantenga la palabra España. Pues lo tienen fácil, porque desde 1978 se ha ido vaciando de contenido. Y si no hay contenido a nadie debiera molestar. Para algunos las instituciones clericales son en realidad su única Patria -no son patriotas más que de boquilla-, y están dispuestos a todo para mostrar su democratismo falsamente cristiano, su saber amoldarse “inteligentemente” a las circunstancias, su quedar bien, y su medrar. Otros son los ingenuos de siempre que ignoran que las cartas están marcadas de antemano y la política también, y que el juego siempre favorece lo anticatólico y antiespañol. Son los ingenuos que no miden qué se ha destrozado desde 1978 -casi ya no cabe destrozar más-, destrozos que también se fueron presentando por la UCD, PSOE y PP como fruto de la concordia, la inclusión y la convivencia civilizada. Y por supuesto del progreso. Son los ingenuos que votaron la Constitución de 1978 para luego repugnar de sus desarrollos. Recuerden al bueno del Sr. Fontán (q.e.p.d.) que a tantos clericales llevó tras sus pasos entreguistas. Luego los hay que se lamentan pero es muy tarde, sr. Blanco. El insulto a los que no van por ese camino y advierten de a donde conduce es acusar de “inmovilismo” y de “enfrentamiento”. Incluso alguien muuy próximo me dijo “facha”, sin saber que eso lo dicen los relativistas o bien los totalitarios para el mal. Pues que se clarifique la confusión de marras. Mejor hablen del triunfo del relativismo, del todo vale, y de la pérdida total de los llamados valores. Utilizar la palabra convivencia para llegar al resultado o situación en que se encuentra actualmente España y los españoles, me parece típico de una inspiración o trampa masónica

(Imagen) Expulsando a Dios de la Constitución de 1978, relegando cualquier principio que no surja -decían- de la voluntad general, metiendo el divorcio y además con trampas en la legislación (Fernández Ordóñez bajo el Gobierno de Adolfo Suárez), en España anidó la división y el enfrentamiento. ¿Es esto concordia y convivencia? Pues vayamos a la raíz y dejémonos de hipocresías y palabras bonitas.

¿Admitirían que los acontecimientos tuviesen una dirección o sentido inversa? Seguro que no, y que los calificativos más horrendos caerían en cascada, calificativos que desde luego se les puede aplicar quienes los pronuncian. ¿No insultan a Hungría y Polonia? Con acierto -y es un detalle de muchos- don Carlos Ibáñez denunció al nacionalismo vasco (antivasco) de fascista. ¿Es que ignoran que el término desgraciadamente vacío de concordia es la palabra que se utiliza para destrozar todo?

 Malo es que lo que menos importe ahora  a la sociedad resignada por la desilusión y el agotamiento, sean los gravísimos casos de CORRUPCIÓN, lo que sin duda favorece a los que están acusados de caer en ella, es decir, altísimos miembros de partidos como la antigua CIU, el PSOE y PP. El orden de partidos señalados de ésta corrupta partitocracia es lo de menos. ¿No saben Vds. que la corrupción en España ha sido siempre paralela al auge de la Secta o sectas?

¿Por qué se ha decidido que las elecciones catalanas fuesen el pasado 21 de diciembre? ¿Es porque luego viene la Navidad y los españoles estamos distraídos mientras algunos se mantienen bien despiertos, negociando? ¿Es para no aplicar el Art. 155 de verdad? ¿Es para que triunfasen en escaños, que no en votos, los mismos políticos separatistas que mantienen en sus manos los medios de comunicación y la educación? (2.192.884 votos no independentistas con 65 escaños y 2.048.476 los independentistas con 70 escaños, poco antes de contar los votos por correo en los que los escaños quedan igual). Recordemos que en España todas las leyes corruptas y corruptoras han llegado por la puerta de atrás (el divorcio…), con mentiras y engaños, de sopetón, y antes de vacaciones. Este juego es muy viejo. Sin embargo, la impotencia hace que se cierre los ojos ante él.

¿Creen ustedes que en algún país civilizado del mundo podría ocurrir cosa semejante? Armada, Milans del Boch, Tejero etc. cumplieron su condena porque dijeron que eran golpistas aunque haya cosas ocultas. Claro es que eran militares y el honor formaba parte de su patrimonio. Y los golpistas en la Cataluña de hoy, por ser precisamente independentistas o separatistas con muchos de ellos encausados de corrupción, ¿se van de rositas y encima van a mandar otra vez en el antiguo Principado por los tripartitos acostumbrados que verdaderamente no representan ni a sus votantes? Si esto no es un teatro bien montado, un sainete muy calculado, una ENTREGA a plazos de la unidad de España, que lo demuestren.

(Imagen: Viñeta de Máximo, “El País”, 30 de mayo de 1976. Fíjense la fecha, ¿y hoy qué será? El lenguaje es el mismo).

La palabras generales y la nueva ética vacía de contenidos de don Felipe de Borbón en su mensaje de Navidad, son utilizadas por aquellos que quieren acabar con la unidad de esta gran Nación -no en sentido liberal y estatista como hacen los nacionalismos- que es España. Incluso el PP aparentaría oponerse a acabar con la unidad, pero para al final ceder: siempre haciendo de malo, útil y tonto. No he visto un partido que acapare más votos de la derecha sociológica y que traicione más a ésta. Y luego los de Pamplona ponen el nacimiento en su sede… (su presidenta se ha equivocado de partido). Es otro ejemplo más de la entrega del país. 

Pero nada de esto parece importar mucho a la sociedad española, porque está celebrando sus Navidades en familia; ya tendrá tiempo, una vez desperezada, de preocuparse de nuevo por  el golpe de Estado en Cataluña y el vergonzoso desarrollo posterior, considerado por muchos como un sainete muy organizado, aunque lo que le presentarán es la supuesta “salida” a tanto enredo calculado. Repetimos que tras el discurso de Navidad de don Felipe de Borbón, la gran prensa está sacando conclusiones de que es preciso realizar una reforma constitucional, y no precisamente en sentido de fortalecer la unidad de España sino de deshacerla.

¿Tendrá la reforma constitucional un profundo calado? Pues sí en el caso de la unidad de la Nación española. ¿Conllevará otros aspectos? Pues se puede sospechar que sí, porque los más altos eclesiásticos se reunieron con el presidente Rajoy con motivo de lo de Cataluña, y mons, Cañizares señala que con motivo del Art. 27 sobre la educación van a saltar chispas. ¿Se incluirá la mención a la morisma sarracena en la constitución? ¿Es un gran ensayo para que QUEPAN TODOS, salvo lo que suponga una afirmación clara y rotunda que no sea incredulidad del nombre de Cristo, inmoralidad, separatismo nacionalista, estatismo comunista y mahometismo? ¿Es esto un gran ensayo a escala mundial? Ojalá los equivoquemos.

(Imagen: Tomada de “La Razón”, 27-XII-2017. Nosotros no sólo lo aplicamos a la economía ante el actual hundimiento económico de Cataluña -¿para que no se arruinen los pobres tendríamos que sacrificar la unidad de España?- sino a la pérdida total de valores y bienes morales, de virtudes y religiosidad católica en la Constitución de 1978 y en las que le sigan a peor)

Sólo nos resta confiar en que el pueblo español, incluido lógicamente el de Cataluña, se dará cuenta de que desde hace tiempo la política está amañada, hay trampas y compadreos, y alguien de fuera la dirige en un sentido anticristiano y antinacional. ¿Conoceremos al Napoleón del siglo XXI? Napoleonchu le llamábamos aquí, que tuvo  que irse -y cuántos sacrificios costó-con el rabo entre las piernas y los cuernos al aire. En 2018 bastaría que la sociedad española se diese cuenta y dijese lo que tiene que decirNada sin Dios, Todo con Dios, más sociedad y menos Estado, por una España unida una España foral,  regeneración frente a la corrupción por lucro y por quiebra de los restantes Diez mandamientos, respeto a las verdaderas libertades, y una verdadera representación social.

Ante estas dos imágenes, a ver qué hacemos los españoles (incluidos -claro está- catalanes, galleguinos, vizcaínos, valencianos… navarros), pues no podemos ignorar el ejemplo de nuestros mayores, ni caer en trampas, ni vivir pendiente de un hilo sino enhebrar de nuevo nuestro ser. Jaungoikoa eta ama. 

José Fermín Garralda

Pte. de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

(Visited 52 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*