Ir al contenido

Gabriel Rufián hace el ridículo en el Congreso de los Diputados

16 de noviembre de 2017 0 Actualidad / / /

Gabriel Rufián ha vuelto a mostrar una actitud impropia de un diputado en el Congreso. El portavoz adjunto de ERC compareció el 13 de septiembre con una impresora, desafiando la unidad de España en la cámara, para mostrar que imprimiría papeletas para votar el pasado 1 de octubre en el referéndum. Esta semana, en cambio, ha aparecido con unas esposas y, mostrándoselas al ministro de Interior, ha deseado que Mariano Rajoy encuentre su lugar en la cárcel. También ha advertido que así como la Policía y la Guardia Civil molió a palos a los defensores del referéndum, los independentistas les molerán a los constitucionalistas “a votos” el 21 de diciembre. Todo ello con una camiseta con la foto de los políticos encarcelados, antiguos miembros del Gobierno de la Generalidad.

Y el problema no está en el contenido, sino en las formas. Desde el punto de vista de la Justicia, Mariano Rajoy tiene que responder también por la grave corrupción de su partido y se tendrá que investigar si es que ha participado o no de esa trama. Desde el punto de vista del patriotismo, Mariano Rajoy ha contribuido a esta traición sistemática a la Unidad de España. Sin embargo, no son las formas agitar unas esposas en el Congreso de los Diputados, donde los miembros de la cámara no tienen que ofrecer gestos sensacionalistas, sino soluciones políticas a los problemas reales de las personas a las que representan. Y pertenecer a esta institución, en decadencia hoy, debería un comportamiento al menos adulto.

Sin que sirva de excesivo elogio para José Ignacio Zoido, la respuesta del ministro del Interior ha sido magistral dejando al adolescente-diputado en ridículo, quién ha dejado el hemiciclo en una especie de reacción airada e infantil.

FUENTE: LA RAZÓN, ABC Y EL PAIS

(Visited 143 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*