20 de marzo de 2018 0 /

Protesta en manifiesto (contra la nueva ley de la “memoria histórica”)

Se ha hecho público un manifiesto contra el proyecto de una nueva ley de la “memoria histórica” que propone el PSOE.

Estamos totalmente de acuerdo con el contenido del manifiesto. Entre los firmantes del mismo figuran amigos y correligionarios nuestros. Estos son coherentes con su pensamiento. En esta ocasión protestan contra una de las consecuencias de la democracia liberal. Porque toda su vida viene siendo un enfrentamiento al liberalismo.

Nos ha sorprendido y alegrado el ver otras firmas de conocidos defensores de la democracia y del sistema actual. Es bueno que la realidad de lo que se vive les haya abierto los ojos y no se empecinen, por ser fieles a la ideología que profesan, en defender las injusticias que se cometen.

Pero nos han de permitir algunas reflexiones.

Su postura, al firmar el manifiesto, es una reedición de la que adoptara Ortega y Gasset, en tiempos de la República, cuando proclamara su famoso “no es eso”. En el campo carlista le contestaron diciendo “sí es eso, ¿por qué habría de ser de otra forma?”.

Y es que la pretensión del PSOE con la ley que da lugar a la protesta es una consecuencia natural de los principios democráticos, cuando se quieren llevar a la realidad.

Se basa el liberalismo en la negación de la Verdad o, al menos, en la afirmación de la imposibilidad de conocerla. Por eso, para ellos, no hay más verdad que la que quiera la mayoría. Pero la persona no puede vivir sin una verdad que guíe sus pasos. Y, rechazando la Verdad, se fabrica su verdad. Y es tan fiel a ella como somos nosotros a la Verdad que nos transmite la Tradición. No es ello extraño. Se repite una constante de la humanidad que, desde sus albores, ha fabricado ídolos para postrarse ante ellos.

En el PSOE se han fabricado su verdad. Y nos la imponen a los demás. Hacen con nosotros lo mismo que nos acusan de hacer con ellos. La diferencia entre la conducta de unos y otros estriba en que nosotros nos vemos obligados por una Verdad superior a nosotros. Y ellos, negando esa Verdad, nos quieren imponer, como verdad, las mentiras que han imaginado.

Por eso esperamos de los liberales, que han firmado el manifiesto, que no se detengan en ello. Nos alegra que su adscripción ideológica no les haya impedido ver la realidad. Han experimentado la contradicción que se da entre los principios que defienden y las consecuencias a que han llegado, partiendo de los mismos principios, los políticos del PSOE. Por eso les pedimos que profundicen en la comprensión de los hechos. El mal que encierra la ley que denuncian con su manifiesto no es más que una consecuencia de los principios liberales. Son esos principios los que deben de ser rechazados. Porque invocando, divinizando decimos nosotros, la libertad abstracta, terminan por matar toda clase de libertades concretas.

La prueba evidente está en lo mismo que ahora denuncian.

Carlos Ibáñez

5
(Visited 94 times, 1 visits today)

Deja tu comentario