7 de septiembre de 2019 0

Perseguidos en Navarra por ser carlistas

 

(Esta es la bandera realmente perseguida. Oculten el motivo principal para no hacerle propaganda)

Nos enteramos por la prensa convencional: “El Parlamento (de Navarra) afea un acto ‘franquista’ en Leitza (Diario de Navarra, 3-IX-2019) y arremete contra dos parlamentarios de Navarra Suma.  

No extrañe al lector que subamos el tono ante lo gratuito del calificativo franquista y por quién lo dice.

¿Franquistas los carlistas que no lo son, ni fueron, ni pueden serlo, y que tampoco son UPN? De risa por no llorar. Que todo un Parlamento de Navarra haga esta crítica, es un bajonazo político.

No lo diremos más veces aquí. Llaman franquista a quien no lo es, e incluso a quienes se opusieron al Jefe de Estado de entonces. Al llamarles franquistas se equivocan de lleno, es decir, a mala fe, porque es evidente que el Carlismo no fue ni es “franquista” después de fallecer el Generalísimo hace ya 40 años, y tampoco antes, pues previamente a 1975 muchos carlistas se mostraron antifranquistas y la Regencia carlista rechazaba la elección de don Juan Carlos a título de rey. Si es malo que tales  parlamentarios no lean, qué será cuando  parece que no quieren leer. (Decimos esto, ¿eh?, a quienes todo lo utilizan para sus enredos). Muchos carlistas fueron PERSEGUIDOS por el Régimen franquista -y no guardan rencor ni hacen condenas baratas y de ocasión-, como ha demostrado Josep Miralles Climent en La rebeldía carlista. Memoria de una represión silenciada (Schedas, 2018), o el recientemente fallecido Cruz María Baleztena Abarrategui, al que también se le hizo un homenaje en Leitza el pasado agosto. Háblese de los Ejecutivos franquistas, y contaremos ministros anticarlistas, como el Sr. Fraga y un largo etc., como después entre los ministros de la UCD creada desde el Estado, como Martín Villa, Osorio…  

Pero en el Parlamento de Navarra el tema es verdaderamente otro: la revancha y manipulación verbal y de las imágenes, la negación de  las libertades y el querer acostumbrarnos a su actuar totalitario, la arremetida contra contra Navarra Suma y sobre todo contra el valiente concejal Silvestre Zubitur.

Sí señor, ellos (PSOE, Geroa Bai, Podemos, Bildu, e I-U, el nuevo Frente Popular -que no pasa nada, ¿eh?, no se “mosqueen”-) quieren la revancha y manipulación verbal, y para ello pretenden marcar qué son las cosas: creen que todo lo que digan es  siempre válido, aunque sea buscar única y amoralmente la utilidad o rentabilidad política. Denuncian arbitrariamente para distraernos del presente que desgobiernan. Dicen por qué y a quién se puede denunciar mientras extienden cualquier concepto hasta lo que da de sí un chiclé. Todo les vale, y, eso sí, no se le ocurra a Vd. contradecirles en su afán de crear una cultura totalitaria. 

Eso de la Memoria histórica es el término talismán de hoy para “cargarse” a quienes desean: a dos parlamentarios de la digna oposición Navarra Suma toda vez que el PSN sirve a los separatistas, y, sobre todo, al valiente concejal de Leitza Silvestre Zubitur Goñi jauna. 

Lo que “ellos” no pueden tolerar es que haya leizarras que amen a Navarra POR SI y en ella a España, como el digno representante Silvestre Zubitur jauna. Zubitur, hijo de las estirpes familiares de nuestros valles milenarios, hijo del pueblo de toda la vida, que habla el vascuence mejor que el castellano (o el español, si hablamos para los de fuera de la península), que no llegó a Leitza de Región o comarca alguna de España como sí muchos acomplejados separatistas que hoy residen en la villa, y que habla el idioma materno mejor que nadie. No, no le pueden perdonar a Silvestre Zubitur jauna, ni a los muchos leizarras a los que Zubitur representa con entereza en el Ayuntamiento de Leitza. Además, Zubitur es carlista. 

Pero cambiemos de “registro”.

Cambiamos de “registro” porque con lo rápido que pasan las cosas, y con la enorme cantidad de sucesos simultáneos, nadie sabe para qué y para quién se habla o escribe. Escrito esto, mañana estará olvidado.  Pues bien, desearíamos comunicar algo a los propios, a los leizarras, a los navarros en general y a las gentes de bien, así como a los equivocados y hasta sectarios -si estos últimos me dejan-. 

Les digo que la era de las libertades ciudadanas liberales en España está pasando a mejor vida. No me extraña…: ¿qué vamos a esperar cuando se asesina a los niños en el vientre materno?.  

El “todo vale” del pensamiento único del liberalismo -con él nos lavaron el cerebro y nos despojaron de toda identidad- ha desembocado en el pensamiento único nacional-separatista y socialista. No es sólo la Educación para la Ciudadanía de ayer, el programa Skolae de hoy, sino que es la ortodoxia pública partitocrática del nuevo frentepopulismo la que se va imponiendo como cultura global, irreemplazable y obligatoria. Los políticos “colorados” y sus socios los separatistas -otra cosa son sus dubitativos votantes con quienes es suficiente hablar- quieren transformar la sociedad entera a su imagen y semejanza, y están en lucha consigo mismos porque la sociedad era y sigue siendo OTRA COSA a lo que ellos se proponen. Es el eterno retorno de los fracasados. En sí mismo y por ello, los partidos de izquierdas y separatistas son brutales, más que la sutileza de transición de los partidos centristas y liberales. 

Rezaremos un RIP por las legítimas libertades de pensamiento y expresión en Navarra, que llevan tiempo machacadas por los Ejecutivos y hasta por los Parlamentos. De los ejecutivos de ahora ya no podemos hablar, pues  hoy quisieran acostumbrarnos a callar.

¿Pero qué se han creído para que tengamos que rezar un solemne responso por las legítimas libertades de pensamiento y expresión en Navarra?

¿Con qué Derecho actúan así? ¿Será para ocultar su inutilidad y sectarismo político?

PERSEGUIDOS e INSULTADOS están los carlistas hoy, por recordar y rezar por el primer muerto de la guerra española -Cruzada de emergencia- en territorio navarro: Joaquín Muruzábal Muruzábal, joven vecino de San Martín de Unx, que murió en el lugar de Urto, paraje límite entre Navarra y Guipúzcoa. Es la Navarra sana y cantarina de alpargata. ¿Que bandera se le debe poner sino la de Navarra con la laureada que él ganó?

PERSEGUIDOS, pretenden ponerlos ENTRE LAS CUERDAS, por rendir su homenaje al valeroso concejal  Silvestre Zubitur jauna, que mantiene con entereza y dignidad la bandera de la Villa y de España en el Ayuntamiento de Leitza, la bandera de Navarra, las libertades frente al sectarismo, el Derecho frente a la insumisión, la paz frente a los amigos de ETA, y el trabajo en común auzolan por el bien de todos. 

Ayer los carlistas fueron PERSEGUIDOS por los liberales décimonónicos -mandamases sobre sus pueblos y dependientes de un Gobierno que nombraba los alcaldes – cuyo cometido fue desprestigiar a los carlistas que se les opusieron en el campo del Honor, así como también perseguidos por los liberales de 1939 a 1975 y 1976, y después por no pocos medios de comunicación.

Lo fueron durante la IIª República cuando el diputado vasco Oreja -pariente de un político actual- y otros políticos como el joven Aurelio de Gregorio etc. fueron asesinados por sus ideas políticas en tiempo de paz.

Los fueron los diputados Joaquín Beúnza y Víctor Pradera, asesinados por los “colorados” y separatistas en San Sebastián en 1936, al estallar la guerra. El actual grado de tergiversación de estos temas es monumental y dará qué hablar en tiempos sucesivos con nombres y apellidos.

Lo fueron por ETA cuando ésta asesinó al joven carlista José María Arrizabalaga, natural de Vizcaya, y a otros muchos tradicionalistas según expone Victor Javier Ibáñez en Una resistencia olvidada. Tradicionalistas mártires del terrorismo (Auzolán, 2017, 227 pp.). Las víctimas del terrorismo tienen mucho que decir, pues hoy se quiere cambiar el marco para justificar la pintura. 

Lo son hoy día por los separatistas, la izquierda y ultraizquierda, mas los amigos o entorno de ETA, que quieren señalar a los demás como gente tan mala como ellos o peor. Practican el terrorismo psicológico y moral, o de baja intensidad. Así se “autoblanquean” mejor: lo malo es que la gente cree a los poderosos (-“Pero hombre, ¿cómo gente tan importante y tanta en número te van a mentir?”)- , aunque cada vez sean menos. Peor es los que conociendo que se miente, callan. 

Lo son hoy por los socialistas de la Sra. Chivite, radicalizada para no ser suplantada por Podemos y sus votantes “cabreados” -por lo mismo estamos todos-. 

La PERSECUCIÓN empezó hace años y hoy comienza a ser sistemática. Mal vamos: espionaje jacobino del comisariado del pueblo al estilo policial, partitocracia represora, partidos vengativos desde hace 80 años, limpieza de enemigos políticos… Mientras tanto, la sociedad calla, salvo los más directamente involucrados que siguen confiando – ya se darán cuenta que en falso- en “las instituciones” y el “Estado de Derecho”. (Al decir esto no queremos perder apoyos). Paralelamente, el atrevimiento, la demagogia y los grupos de presión minoritarios -eficaces como tales- llevan la voz cantante y agitan palabras talismán como latiguillo social. 

Los fascistas son ellos, aunque el término fascista o facha está tan manoseado y es tan instrumental que ellos -fieles leninistas- resultan ser los peores.  Se lo han montado bien: actuar como fascistas -o lo que creen que significa- mientras acusan de fascistas a sus víctimas. Quienes tal hacen, dicen crear el Bien y el Mal en su oráculo totalitario, y tienen el atrevimiento de señalar a unos y otros para pulverizarlos. Ayer mataron los cuerpos y luego a las familias de las víctimas asesinadas, y hoy actúan sobre los vivos para que mueran y sigan muertos en vida.  

(Vehículo dañado hace un tiempo. Hoy el tipo de daños es diferente. Foto: Red)

No puede salvarnos el rey constitucional emérito don Juan Carlos, ni el Sr. Adolfo Suárez ya fallecido, ni el alto clero como los monseñores Cañizares, Rouco etc. que apoyaron a éste, le cantan loas, y viven entre nosotros, ni los que como los monseñores Tarancón, Sebastián, Cirarda…. le  apoyaron y ya han fallecido. No, no pueden salvarnos porque nos y les engañaron. Unos “la hacen” y otros “la purgan”. Como el PP rajoyesco de la mayoría absoluta al que institucionalmente nadie le ha pedido cuentas -el sistema se enroca al suprimir el mandato imperativo– por incumplimientos y por traernos lógicamente al Sr. Sánchez. 

No pueden salvarnos fácilmente las leyes y los tribunales de Justicia -a quienes respetamos-, porque las leyes las legislan unos Parlamentos enrarecidos y que con estas cosas quieren ocultar su ineficacia más rotunda, y porque recurrir a los tribunales de Justicia es un lío de mal gusto y caro en la vida cotidiana. Aunque si no hay más remedio, se acudirá a la Justicia, como ocurrió con ciertas escuchas ilegales en Pamplona. 

PERSEGUIDOS por la manipulación de las palabras, y por los etarras no arrepentidos o los amigos de una ETA que dice que no va a matar. Está claro el negro “prestigio” político que dan los asesinatos de ETA. Los amigos de ETA resultan intocables. En la sociedad que disiente y no se calla, sigue el miedo, que es rentable a sus agentes si paralizan  la sociedad, pues ello permite a las minorías campar por sus anchas en cuatripartitos y más. 

¿Pero quien les ha dicho a ellos que todos los ciudadanos van a ser unos cobardes o se van a dejar engañar por palabras de mentira?

Los malos políticos, que no saben solucionar la crisis, que no buscan el Bien Común sino  estar en el machito, que dan paso al comunismo disfrazado de nacionalismo separatista, hacen gala de un voluntarismo que persigue lo que quieren, de forma arbitraria y sectaria. Miren: me recuerdan, redivivos, al viejo y recio comunismo, al nazismo racista, y al fascismo de viola da gamba. Y encima dirán que fascistas son aquellos a quienes ellos persiguen, y que les persiguen porque ellos dicen que son fascistas. Más cinismo y cara dura, no cabe. 

Con Franco vivo o Franco muerto, los hay que llevan toda su vida viviendo y haciendo el agosto -porque otros les creen- y también la época de rebajas, con el llamado franquismo. Todo lo quieren confundir con élcon “su” franquismo- aunque se olvidan de muchos de sus propios padres. Por otra parte, ya sabemos que entre la llamada clase burguesa -y no sólo proletaria- están los antifranquistas que deben todo a Franco. Pero esto es otra historia. 

Ni el homenaje a Joaquín Muruzábal, ni el realizado al digno Silvestre Zubitur jauna, ni el Carlismo  ha sido y es franquista, ni partidario del Régimen anterior.  El Carlismo es otra cosa, y no precisamente las bobadas que dicen no pocos libros de texto escolares: Carlismo otra vez, aún perseguido por los liberales de ayer y los de 1975-1976, por los llamados republicanos, por una ultraizquierda básicamente comunista y como tal separatista. Llamamos Carlismo a la amplia tradición de los pueblos de España -anterior a 1833-, al servicio del Bien Común de cada una de sus comunidades, con su lema:Dios Jaungoikoa, Patria, Fueros y Rey. 

F. de M.

Sobre el homenaje a Joaquín Muruzábal y a Silvestre Zubítur, véase “El Babazorro” nº 161 (IX-2019), p. 11-14

Tomado de elirrintzi.blogspot.com

(Visited 176 times, 10 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*