11 de julio de 2019 0

Partitocracia y desgobierno contra Representación

Creo que todavía no hay Gobierno en nuestra querida España. Sé que no lo hay en la Comunidad Foral de Navarra. Como me tienen agotado, ya casi no miro las noticias. La elección del Gobierno de Navarra la dejan para después de Sanfermines, que estaremos todos agotados y olvidados de todo con el ansiado verano por delante. Ya no cuidan ni las formas.

Seguramente los políticos del sistema partitocrático (no ya democrático) no llegan a un acuerdo de gobierno porque se dan cuenta del fraude que supone este sistema tan cacareado, tan útil para las oligarquías de poder, y tan lejano al ciudadano (muchas veces ellos mismos hablan del contribuyente, como si la comunidad humana fuese una mera administración empresarial o sociedad anónima). Tales políticos quieren curar los errores del sistema con “más democracia” -elecciones tras elecciones para que les demos el poder y cada vez más poder-, es decir, “más partitocracia”, llevándonos a un imposible mitificado, al callejón sin salida de unos gobiernos débiles e inestables, contestados por todos hasta por sus mismos votantes.  

¿A quiénes viene muy bien la falta de Gobierno en España? A los separatistas que creen que los males de España serán sus propios bienes, al mundialismo que busca reblandecer y hasta controlar los Gobiernos de los grandes países y comunidades históricas, a los mahometanos que rechazan Europa, a los orientales que ansían entender su población por el viejo continente…

El colmo llega en el viejo Reyno de Navarra -que en su larga historia ha pasado por todo-, donde las elecciones inorgánicas las ha ganado el no separatismo, el no nacionalismo vasco (antivasco), y tenemos que los políticos socialistas de votantes no nacionalistas, se echan en los brazos amorosos -aquí y ahora- de los separatistas Geroa Bai (sucursal del PNV), la ultraizquierda, y hasta de EH Bildu. Ahora se dan besitos. Yo creo que la Chivite del PSN no se ha vuelto loca, sino que sigue consignas ocultísimas -y enmascaradas- del PSOE tras el pacto-entrega de Navarra al separatismo por parte del tal Rodríguez Zapatero. Ante el caos y desconfianza actual, y el empecinamiento “anti” de no pocos, decir eso no convencerá al votante socialista que aún sigue confundiendo al PSOE con el obrero, el trabajador y el pobre; si eso fuese así, y sólo así, nosotros hasta nos apuntaríamos.

Más que de democracia nosotros hablaríamos de la necesidad de una verdadera configuración y representación social y política, que es otra cosa, e incluye y ahonda las virtudes que tiene la verdadera democracia -no la espúrea o demagogia-. Queremos un Gobierno leal, digno, y de poder limitado,  de todos y para todos, que sobre todo busque el bien común por poner precisamente su origen último en Dios. Lo que ocurre es que dicen que es imposible, y que debemos de estar muy contentos con el actual desgobierno y el trueque de cromos entre gente madurita, porque es lo que que ha querido la gente. ¿Sí? ¿Seguro de verdad?

Bueno, me voy a la fiesta por Sanfermín para olvidar estas penas.

5.0
05
(Visited 26 times, 2 visits today)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*