27 de octubre de 2019 0

Menos mal que los Reyes legítimos desde 1833 no están enterrados en El Escorial

por José Fermín Garralda

Tal como se manifiesta hoy la revolución en España -la revolución liberal y/o socialista-, debemos de estar muy agradecidos a los reyes de España -la España tradicional o de siempre, actualizada cada día por lo mismo que vivimos cada día- por haber soportado el destierro después de estar en su Patria al frente de sus briosos Ejércitos. Soportaron el destierro y lo prefirieron, a abjurar de los elementos sanadores -por verdaderos y propios- que tan justos eran y que tanto podían beneficiar a la sociedad española.

Menos mal que los reyes legítimos de España desde 1833, no están enterrados en El Escorial. Así, ni unos podrán meter sus sucias manos en sus restos mortales, y no estarán a merced del silencio y vergüenza de otros.

Ahora sacan restos humanos de panteones y nichos, sin permiso y en contra de sus familiares. En el caso del monumento de Navarra a sus muertos en la Cruzada los exhumaron en contra de varias heroicas familias (el obispo se “puso de lado” y abandonó), y, en el caso de Los Caídos, contra el parecer de la familia y del prior del monasterio.

¿El máximo argumento?: Cuelgamuros es patrimonio del Estado. La Cripta de Navarra también lo era y es, aunque había  y hay unas cláusulas restrictivas en el documento de donación del monumento por el arzobispado al Ayuntamiento en 1997-1998.

Mañana sacarán otros restos humanos de allí y de más allá. Quieren transformar España en una gran fosa común. ¿Con quienes?

Y pasado mañana sacarán otros restos, pero esta vez serán de El Escorial. ¿Argumento?: El Escorial es patrimonio del Estado. Y ante eso, todos a callar.

Respóndase también, ¿cuál es el límite de la propiedad privada? En el s. XIX hubo desamortizaciones eclesiásticas y civiles dispuestas por los gobiernos progresistas -nada más por llamarse así, sus decisiones debían de ser maravillosas-, aunque algo de ello se anunciase con Carlos IV a finales de s. XVIII. ¿Por qué no podrá desamortizarse ahora? Basta que los templos católicos y casas de la Iglesia estén vacías, semivacías, o la gente pueda reagruparse… para que quienes consideran al Estado un dios, puedan hacerse con ellas.

Para cuando llegue ese desgraciado caso, la jerarquía católica española nos habrá enseñado a callar, a guardar silencio y a esconder la cabeza, porque si esconden la mitrada… ¿qué haremos nosotros, pobres infelices?.

 

 

(Visited 108 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*