21 de julio de 2018 0 /

Los voluntarios catalanes frenan a los mambises. Las Villas. Cuba 1875

A principios de 1875, la Guerra de los Diez Años en Cuba, se hallaba en un un momento de gran intensidad. El 5 de enero, uno de los comandantes rebeldes más importantes, Máximo Gómez, encabezó la invasión de la estratégica provincia de Las Villas, en la zona central de la isla al frente de casi 1000 guerrilleros.

Consiguió atravesar la Trocha o línea defensiva española de Júcaro Morón, aprovechando que ésta aún estaba  a medio construir. El hábil Gómez logró eludir la subsiguiente persecución de los generales españoles Goicoechea y Ezponda y se lanzó a una frenética destrucción de los ingenios azucareros y los cañaverales de la zona, quemando 100 de los 440 cañaverales de la provincia. Tanto, que el líder guerrillero Francisco Jiménez protestó por los brutales métodos de Gómez recordándole que “estamos construyendo una nueva República”.

Pero Gómez, sin hacer caso, siguió  arrasando la zona. Su lugarteniente González Guerra sorprendió a una columna española y la derrotó  cerca de la ciudad de Manacas, matando a casi 180 soldados.

El General Gutiérrez de la Concha, gobernador de Cuba envió de urgencia 14 batallones de soldados, voluntarios  y “Chapelgorris” (guerrilleros proespañoles ) a la zona, moviéndolos rápidamente en ferrocarril y las tropas españolas consiguieron sorprender  a los mambises matando a 80 de ellos en el ingenio Pedroso.  El célebre guerrillero español, Coronel Tizón logró también abatir a casi 200 mambises cerca de Baire.

Loa Voluntarios Catalanes jugaron un relevante papel militar en la lucha contra los rebeldes en aquella zona. A principios de febrero, dentro de la columna al mando del coronel español de origen dominicano Valera causan 50 bajas a los mambises.

Su combate más importante fue el de Cienfuegos el 20 de febrero .El Batallón de Voluntarios Catalanes al mando del coronel Bonilla junto al Batallón Alba de Tormes y un Escuadrón de la Guardia Civil, alcanzó tras largas y penosas marchas a la partida rebelde de González Guerra.

El Alba de Tormes ataco de frente y por el flanco Izquierdo pero los mambises respondieron con un ataque frontal que fue frenado con una “barrera de fuego y bayonetas”. En el momento decisivo 30 jinetes catalanes “cargaron con valor, serenidad y bizarría”. Los mambises fueron dispersados. 30 de ellos murieron, entre ellos su hábil jefe González Guerra

Los jinetes catalanes fueron vitoreados por el resto de las tropas, según el parte militar de la acción. Poco después  Máximo Gómez y el mando de los rebeldes cubanos dieron por terminada y fracasada su invasión de la provincia de Las Villas y se retiraron de la zona.

Rafael María Molina. Historiador

FUENTE: “Las Guerras Mambisas”. Coronel Santiago Perinat. Barcelona 2002.

(Visited 176 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*