Seguir el blog (Follow.it)

22 de septiembre de 2021 0 / / / / /

Libros: Notas a la 2ª edición del libro “El virus socialista de Ábalos”, de Ramiro Grau Morancho

(Por José Antonio Bielsa Arbiol) –

Reseñamos por segunda vez EL VIRUS SOCIALISTA DE ÁBALOS (Ed. Grau Editores), bien que en su segunda edición actualizada y/o ampliada. Si nuestra primera reseña sobre este libro de Ramiro Grau Morancho ya ponía los puntos sobre las íes en torno a los interrogantes políticos que un trabajo tan arriesgado como el presente iba a tener, esta segunda edición termina de dar la razón al jurista de Laguarres.

Hay libros de los que poco se habla en los mentideros públicos y las tribunas desinformativas: son obras audaces e incómodas, que aciertan introducir el dedo en la llaga, detectando las cicatrices intestinas de un sistema tan corrupto y envilecido como es el español. Estos libros, especialmente molestos para la castuza política forrada y aforada, son leídos sin embargo a escondidas y como de contrabando por quienes más callan –porque son quienes más tienen que ocultar–; indudablemente, El virus socialista de Ábalos. Chanchullos del dinero público se insertaría en este grupo minoritario de libros impertinentes y oportunísimos. Lo que esta obra denuncia a escala “de partido”, podría sin embargo hacerse extensivo a casi todas las estructuras de poder sistémicas, tal es su apabullante certeza de males y comprensión de un problema enquistado en lo más profundo del alma de ese engendro que es la partitocracia española emanada del Régimen del 78.

Don Ramiro Grau Morancho ha sido el artífice del libro políticamente más irreverente –y, a efectos prácticos, relevante– del bienio 2020-2021: esta segunda edición adquiere renovada significación, pues marca un antes y un después en la caída del poder del ex ministro José Luis Ábalos, el hombre de las mascarillas chinas, el pívot del PSOE que durante años monopolizó las cámaras y los focos socialistas… hasta que el pasado 12 de julio el partido de los “cien años de honradez” lo desechó al ver que ya no era útil para los intereses del cortijo. Ábalos pecó de exceso de confianza en sí mismo: su “fracaso” puede parangonarse al de muchos otros politicastros de oficio que no supieron perpetuarse en el poder debido a su fatal arrogancia y torpe praxis del ejercicio de la (corrupción) política. Incluso para ser un aprendiz de Fouché hace falta tener un gran talento, del que obviamente estas mediocridades mediocrísimas carecen.

El virus socialista de Ábalos ofrecía pruebas contundentes (amén de anexos documentales) que, gracias al buen hacer del académico Grau –y su superdotación para descifrar pudrideros de poder varios–, fueron expuestas a los más perezosos juristas del día; tras concentrar semejante síntesis maestra, no se podía hacer oídos sordos al libro de marras, y es ahí cuando empieza la intrahistoria del libro –y sus lecturas en ciertos círculos próximos al Sr. Ábalos–; citando a don Ramiro:

1ª.- Resulta francamente “sorprendente” el interés de don José Luis Ábalos Meco por adquirir mascarillas en China, y no a empresas proveedoras de España, como hubiera sido lo lógico y razonable.

2ª.- Y más que para ello se acuda a un testaferro o fiduciario, “especializado” en crear estructuras opacas, fuera del control del fisco español, en paraísos fiscales…

3ª.- También es “curioso” que se utilice como “empresa pantalla” una sociedad limitada, prácticamente desahuciada, sin actividad, o con muy reducida operativa, y lo que es todavía más “peculiar”, que no se dedica a la comercialización de material sanitario…

6ª.- Pero lo que más (…) llama la atención es que se compren a 2,50 euros por unidad, más el IVA al 21%, es decir, a más de tres euros por mascarilla, cuando el propio gobierno, por Orden SND/354/2020, de 19 de abril estableció medidas excepcionales para garantizar el acceso de la población a los productos de uso recomendados como medidas higiénicas, por Resolución de 22 de abril de 2020, BOE del 23, se estableció el siguiente importe máximo de venta al público de las mascarillas:

“1º. Mascarillas quirúrgicas desechables: 0,96 euros/unidad.”

En otras palabras, el gobierno ha adquirido las mascarillas a un precio el triple de alto del que ha fijado para los minoristas particulares… (…)

9º.- En definitiva, y este es el quid de la cuestión: ¿cuántos de esos treinta y tantos millones de euros se han “perdido” por el camino, y quiénes han sido los beneficiarios de esas cantidades millonarias…?”.

Esta segunda edición, leída con el detenimiento que merece, vuelve a confirmarnos que don Ramiro rara vez se equivoca, y que su erudición, “agudeza y arte de ingenio”, que diría Gracián, le permiten hacer diana allí donde otros aprendices de togado naufragarían por prudencia. España entera (bueno, la parte socialmente sana de lo que va quedando de España) está en deuda con este gran hombre; todavía esperamos muchos que Aragón, su región, le recompense como se merece, haciéndole acreedor de algún premio, como el de las Letras Aragonesas, de ordinario tan poco atinado en su palmarés (el difunto Javier Tomeo tampoco lo recibió).

Reiteramos así nuestro agradecimiento al genial intérprete del Derecho, al asesor infatigable que, de forma desinteresada y sin esperar medallas ni demás prebendas, se mantuvo firme en sus trece, como su paisano Benedicto XIII, y presto proyectó y arrojó la piedra roseta del Derecho sobre la testa macrocéfala del enemigo de la sociedad civil: con tal puntería la arrojó, que tumbó al gigante con pies de barro… y Ábalos “el caminero” cayó al suelo, por un millonario puñado de sucias mascarillas “Made in China”. La muerte tenía un precio.

(Visited 36 times, 3 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*