Seguir el blog (Follow.it)

21 de noviembre de 2023 1

La Conferencia Episcopal ¿hace política práctica?

(por José Fermín Garralda)-

¿Es verdad que la Conferencia Episcopal no hace política en el ámbito de lo opinable? La hace, y mucha. Y, además, muy mala. Con buena intención, no lo dudo, pero es una política fuera de la realidad y con poca cabeza, por pedir imposibles como es retener el agua pasada. El actual conflicto en España se veía venir hace tiempo -por sus falsos principios desde 1978- y ahora ha estallado, aunque no pare aquí ni esto sea un punto final.

Las formas de hacer política  de algunos señores obispos son sutiles y vienen muy de atrás. Y no me refiero sólo a que hagan política a favor del sistema liberal-socialista -podrían alegar que es una situación de hecho-, sino paralizando realmente o a los que -¡al fin!- se mueven contra un golpe de Estado socialista, apoyado por los separatistas y los que no condenan el terrorismo. La “acción” tiene su naturaleza, pues cuando hay acción, ésta última se  dirige o se compromete inmediatamente con los hechos, no con los principios, que ya se suponen  examinados. No se puede estar volviendo la cabeza hacia atrás.

En momentos de llenar plazas y calles de España para desvelar las trampas y golpe de Estado del PSOE, en momentos de manifestaciones multitudinarias por toda España tras el despertar de largo letargo de los españoles, Mons. Omella dice en la presentación de la CXXIII asamblea: “pongan todo lo que esté de su mano para bajar el clima de crispación social“, con respeto -claro está, faltaría más- al Estado de Derecho, la Constitución etc. (Infocatólica 20-XI-2023).

La decisión firme unida a una agitación personal y emocional controladas, no es una crispación a evitar, sino algo normal propia de quien protesta decididamente ante el golpe de Estado del PSOE. La violencia con la que están actuando los policías en algunos lugares… sí lo es.  ¿Cómo bajar la crispación de la policía, si de eso se trata? Pues dirigiéndose a ellos.

Con el mensaje señalado, ¿a quién se dirige Mons. Omella? ¿A todos por igual? ¿Es que aquí aún no ha pasado nada y sólo hay  amagos de golpe de Estado? ¿Para poner en duda el golpe de Estado y los ríos de miseria del PSOE? ¿Para frenar a los que están actuando con grandes esfuerzos para que salgamos  la calle? ¡Con lo que cuesta mover a nuestros españolitos de a pie! Sería mejor que Mons. Omella hubiera dicho muy diplomáticamente: “Revisen todos de nuevo qué se ha hecho en el cumplimiento de las leyes y la Constitución…”. ¿Qué le diría en el PSOE?

Remitirse a los principios cuando la sociedad está en plena acción y ha tomado partido… es paralizarla, a beneficio del que ha hecho -casi nada- un fraude y golpe de Estado.  O al menos, los que actuamos así lo creemos, para seguir actuando y no para replantearnos qué hacemos ahora. Así es la psicología social. Miren: la realidad no se reduce a la diplomacia, ni a querer que no nos lleven a las catacumbas.

Es como decir al deportista cuando está terminando, agotado, su carrera de saltos, cómo podía haber hecho al comienzo de la misma para evitar tanto agotamiento. Salirse del tiesto, ser agua pasada cuando se está en medio del “fregado”, querer ser salsa de todos los platos, remitirse a los principios cuando es cuestión de práctica y entra dentro de lo opinable, es actuar contra la realidad. Dejen las aplicaciones a los ciudadanos, ¿no? Y una vez dispuestos a la acción, no les pidan que examinen nuevo lo que ya han decidido de una forma meditada. Cortarles la marcha, es fastidiar la organización, paralizarlos.

Sumemos a ello una cuestión que no es menor. Mons. Omella aconseja a Sánchez que “dedique todas sus fuerzas a coser las heridas que han provocado los pactos de investidura“. ¿Si? ¿Le dirán también que renuncie a la investidura? No sabemos en qué cabeza lúcida cabe lo uno y lo otro.

¿Paralizarán de nuevo, la jerarquía católica y los partidos constitucionalistas, cada uno por su lado, la hartura de los españoles contra el abuso del poder, las trampas “en democracia”, el golpe de Estado? Por las trampas… al golpe. ¿Seguirá “el sistema” con un más de lo mismo, cargándose hasta las leyes que ellos mismos se han dado? A esto se llama disolución y arbitrariedad de unos… con muy buenas intenciones pero con la tontuna de otros. A esto se llama revolución, como tal en estado permanente, pues “ella” se ha hecho “sistema”. Hasta el golpe siguiente.

Con todo mi respeto, faltaría más.

(Visited 68 times, 1 visits today)

Un comentario en “La Conferencia Episcopal ¿hace política práctica?

  1. I. Caballero

    Extraordinario, Garralda, enhorabuena.
    No hay palabras para calificar a estos obispos … o lo que sean … con pocas excepciones como el donostiarra Munilla, cercano al carlismo… solo él con Cristo frente a Lucifer.
    DIOS, PATRIA y REY LEGITIMO

    Responder

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*