Seguir el blog (Follow.it)

31 de enero de 2023 0

Jesús Barrón habla de su calvario por explicar en las aulas que solo hay dos sexos: masculino y femenino

(Una entrevista de Javier Navascués).-

Jesús Barrón. Nacido en Bilbao en 1970. Licenciado en Ciencias Geológicas por la Universidad del País Vasco. Ha sido docente durante casi 30 años en los niveles de BUP, COU, ESO y Bachillerato en centros escolares privados, profesor en Educación de Adultos, FP Superior y docente en Máster en la universidad.

Investigador, productor y gerente de materiales químicos para la empresa privada. Gran amante de la Naturaleza, escritor de guías deportivas y practicante habitual de deportes de riesgo y aventura.

¿Cómo nació su calvario por enseñar la verdad en las aulas?

Todo comenzó un 19 de abril de 2021 cuando entregué a los alumnos de 1º ESO del IES Complutense de Alcalá de Henares (Madrid) unas fotocopias de la Unidad Didáctica que corresponde al tema 9 de la Programación Curricular de 1º de ESO. Esa Unidad Didáctica cumple la legislación del Real Decreto 1105/2014 de 22 de diciembre, por el que se establece el currículo básico de la Educación Secundaria Obligatoria y del Bachillerato, y que está publicada en el Boletín Oficial del Estado, con fecha sábado 3 de enero de 2015. Dicha Unidad Didáctica es de una editorial española, y en ella se desarrollan los contenidos, criterios de evaluación y estándares de aprendizaje evaluables del temario de Biología y Geología para 1º de ESO y 3º de ESO.

A los alumnos les expliqué, desde el punto de vista científico y biológico, los conceptos de sexo (XX para la mujer y XY para los hombres), el género (masculino y femenino, en un proceso de desarrollo desde los dos años de edad hasta la adolescencia), el concepto de transexuales como cambio de apariencia (a través de un proceso hormonal u operaciones médicas) de un hombre y de una mujer, pero no de transformación cromosómica, ya que no es posible para la Ciencia. Esto está determinado por la Naturaleza en el momento de la unión del material genético del óvulo (cromosoma X) con el espermatozoide (cromosoma X o Y).

Parece ser que un alumno, supuestamente no binario, se sintió molesto o incómodo por estas afirmaciones científicas y fue a mostrar una queja a la directora del IES. Esto resultó aprovechado por ella para atacarme por ir en contra de las leyes de género, al estar fuertemente ideologizada al respecto, y porque estaba en su punto de mira desde hacía meses.

¿Por qué cree que esa persecución se cebó especialmente en usted?

En este instituto y a través del Departamento de Orientación se imparten talleres realizados por agentes externos. Estas charlas están integradas dentro del horario escolar y sin previo conocimiento de los padres. Dichos agentes son por ejemplo Amnistía Internacional, Movimiento Contra la Intolerancia, el colectivo LGBTI, Cruz Roja, etcétera.

El contenido de estos talleres son un claro adoctrinamiento de los alumnos, y los títulos de las sesiones muchas veces distan mucho de lo que comunican a los alumnos.

Esto lo denuncié públicamente en las reuniones de tutores y entre mis compañeros docentes, que prácticamente todos estaban en contra de estos talleres y la forma de como se estaban impartiendo.

Mis comentarios fueron trasladados por la jefa del Departamento de Orientación a la Junta directiva, con un notable tinte social comunista. Desde entonces, y a título personal principalmente de la directora y de la orientadora, fueron contra mí ya que era contrario a su pensamiento ideológico.

Con motivo de la unidad didáctica anteriormente citada yo dije en el aula verdades científicas que van en contra de la ideología de género totalitaria e impositiva que quieren implantar en nuestro sistema educativo y en las conciencias de los alumnos. La Ciencia dice que hay dos sexos y dos géneros en contraposición de las ideologías sin base científica que afirman que existen tres sexos, cinco géneros y decenas de orientaciones sexuales, resultado de la imaginación, apetencias, confusiones y apercibimiento subjetivo de la condición sexual de cada persona.

¿Qué le dijeron al ponerse en contacto con usted? ¿Le ofrecieron rectificar?

Con fecha 28 de abril de 2021, me reuní en el despacho de dirección del instituto con la directora y el jefe de estudios. Me informaron por escrito de que se había recibido una queja de una familia en relación a unos comentarios que realicé en el aula.

Pregunté por el contenido de los comentarios, que la directora conocía, pero no me quiso revelar en ese momento. Me interesé, entonces, por la familia y el alumno, y se negó también a darme sus nombres. Me ofrecí para hablar con ellos y pedirles disculpas si podía haberlos disgustado en algo, aunque evidentemente, yo en ese momento no podía sospechar que afirmar una verdad científicamente demostrada, y respaldada por los libros de texto que los docentes utilizamos, hubiera podido molestar a alguien. Su negativa, sobre este ofrecimiento mío, también fue tajante.

La tutora del alumno tampoco quiso intervenir en este asunto, y no reveló su nombre para que yo pudiera tener una conversación con él y con sus padres.

En los centros escolares, todos los días hay quejas de los alumnos y profesores ante Jefatura de Estudios y Dirección. Prácticamente todas se solucionan con una amonestación, una conversación o una falta leve. En este caso, me consta que la directora no quiso resolverlo en el despacho, sino que fomentó que la familia denunciara los hechos, e hizo mucho hincapié en este asunto para poder iniciar un expediente sancionador.

¿Quién está realmente detrás de esta atroz persecución?

Creo que desde principios de curso fui incómodo para algunas personas de la dirección del centro escolar y otros departamentos del IES Complutense, solo por el hecho de pronunciarme sobre cursos y talleres que no eran apropiados para menores de edad. Este hecho les ha mantenido en alerta hasta que han aprovechado las clases de sexualidad y reproducción humana (recuerdo que fueron propuestas y avaladas desde el Departamento de Orientación del IES Complutense) como excusa para aplicarme de manera desproporcionada y poco educativa toda la carga de las leyes de Género y otras. De este modo se ha pretendido dar una respuesta aleccionadora, que ha perjudicado a todos los agentes implicados y que ha generado un gran escándalo entre profesores, padres y alumnos.

¿Usted siempre tuvo claro que no podía claudicar renunciando a decir la verdad?

He oído decir en las juntas de tutores del instituto que la verdad es relativa y subjetiva. Con estas premisas kantianas se establece un marco educativo basado en el constructivismo y por lo tanto en formar una realidad en función de cómo siente o percibe la persona. Esto se transmite a los niños y jóvenes, para así poder enlazar todas las teorías de género, feministas y trans.

Pero existen verdades absolutas, objetivas y científicas, contrastadas según el método científico a través de la experimentación, y expuestas en leyes a la luz de la razón. Aunque esos colectivos dictatoriales son obstinados, la naturaleza lo es más que ellos.

Los seres humanos hemos admirado, escuchado y escudriñado a la Naturaleza desde hace milenios, hemos desvelado muchos de sus misterios y los hemos sintetizado y desarrollado en ciencias que hemos sido capaces de proponer de forma razonada. Aunque la razón parezca una mirada fría, no nos priva de la admiración: cada día asumimos sin oposición que el sol sale por el Este (solo en los equinoccios), que la Tierra es redonda, que formamos parte de un Sistema Solar con una estrella central y 8 planetas orbitando, que la célula es la forma de vida más básica, y también que genéticamente el hombre es XY y la mujer XX. Esto último hay quien lo llama determinismo sexual o imposición de la Naturaleza, pero cambiarlo o transformarlo solo se puede realizar volviendo a nacer.

Escuché hace años en la universidad donde me licencié una conferencia de un famoso genetista español que decía que “Dios perdona siempre, el hombre algunas veces y la Naturaleza nunca…” y me recuerdan aquellas palabras a todas estas absurdas y nada científicas leyes antes mencionadas con una marcada orientación antinatura.

¿Por qué es importante oponerse con firmeza a las imposiciones de la ideología de género?

En Educación, parece ser que la contraprestación que obtiene el Estado por la enseñanza gratuita es la del secuestro de las conciencias de los jóvenes, por cierto sin permiso de sus propios padres, dentro del horario lectivo y con carácter obligatorio, a través de modos de pensar impuestos de modo acrítico y que los poderes públicos utilizan para desarrollar nuevas estructuras afectivo-sexuales-políticas-ecológicas. Esta arma de manipulación masiva yo personalmente la defino como adoctrinamiento ideológico.

Rebajar esas imposiciones ideológicas, moderarlas y no digamos ya ir en contra de ellas supone para quien haga tan abyectas acciones la marginación, el menosprecio público o, en mi caso, un intento de suspensión de empleo y sueldo.

Ese marco totalitario, inquisidor y fiscalizador, está amparado por las leyes del Nuevo Orden Mundial que han establecido una dictadura de lo correcto, sin posibles disidencias, compuesta por las leyes de género, los intereses del grupo LGTBIQ+, el feminismo más radical y otros añadidos que forman parte de las llamadas Bioideologías.

El resultado particular de esa dictadura, en mi profesión en concreto, es silenciar a los docentes que discrepan o que se limitan a pensar por sí mismos y hacen pensar a sus alumnos, amenazándoles con injustas sanciones o apartándolos directamente del sistema educativo, gracias a rigurosas medidas cautelares, impuestas (supuestamente) por atentar contra la libertad de cátedra y de enseñanza.

¿Cuál ha sido el precio que ha tenido que pagar y que perjuicio le está ocasionando en su vida?

El día 31 de mayo de 2021 nos reunimos en el despacho de la directora del IES Complutense de Alcalá de Henares la propia directora Ylenia Megías, una jefa de estudios, Marta Marco y la secretaria, María Teresa Martí. Me hicieron entrega de un sobre con mi nombre manuscrito. La notificación era la resolución de la Dirección General de Recursos Humanos, por la cual se incoa un expediente disciplinario a mi persona, Jesús Luis Barrón López. Esta propuesta viene formulada por un Informe del Servicio de Inspección Educativa de la Dirección de Área Territorial Madrid-Este (informe cuyas preguntas estaban previamente pactadas entre la dirección del IES y la Inspectora, con cuestiones ciertas, preguntas falsas y alusiones sacadas de contexto). El acuerdo tercero de dicha resolución dice textualmente que “se acuerda la suspensión provisional de funciones de don Jesús Luis Barrón López, durante el plazo máximo de seis meses”.

Al día siguiente, el 1 de junio de 2021, dejé de asistir al instituto, con la consecuente privación de impartir docencia y de presentarme físicamente a mi puesto de trabajo.

Con fecha del 15 de julio de 2021 se levantan las medidas cautelares de suspensión de empleo y sueldo de la sanción (cumplo 45 días de sanción), pero el miércoles 11 de enero de 2023 me notifica la Comunidad Autónoma de Madrid que dan por cerrado el proceso sancionador administrativo y que desde el viernes 13 de enero ejecutan la sanción y me suspenden de nuevo de empleo y sueldo durante 4,5 meses para cubrir por completo la pena de 6 meses sancionado.

El dar por cerrado el proceso sancionador administrativo, dicen desde la CAM, es porque presenté fuera de plazo las alegaciones al recurso de alzada con plazo máximo de presentación el 23 de marzo de 2023. Tengo los justificantes de haberlos entregado dentro de plazo.

Recuerdo que 2 días antes de recibir la notificación electrónica de aviso de ejecución de la sanción, la Jueza de Instrucción del Juzgado de Alcalá de Henares llamó a declarar al Director de Recursos Humanos de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid (Miguel Zurita), por ver indicios de prevaricación en mi proceso sancionador, respondiendo de este modo a la querella criminal por prevaricación que interpusimos en contra de la directora del IES y de la inspectora de la DAT-este.

¿Cómo agradece la labor de Abogados Cristianos que le está ayudando a todos los niveles?

Abogados Cristianos ha estado desde el principio acompañándome en esta injusticia y atentado contra la verdad, la libertad de expresión y de cátedra en el aula. Ellos conocen muy bien las leyes de la ideología de género y saben combatir con eficacia este totalitarismo impositivo que están implantando en todos los niveles de la sociedad (arte, medicina, enseñanza, etc.) Sus campañas están orientadas para evitar caer en el miedo sancionador que genera silencio y cancelación de las personas que vamos contra la idea de pensamiento único de estas corrientes ideológicas.

¿Cuál es la ayuda concreta que necesita y a donde se puede mandar?

Hace unos días que Abogados Cristianos comenzó una campaña de recogida de donativos para ayudarme económicamente y que finaliza el día 31 de enero de 2023. El enlace es el siguiente: https://abogadoscristianos.com/3ZOfR88 .

Me consta, por los mensajes y emails que estoy continuamente recibiendo, que hay personas muy buenas, con un corazón enorme, y que están apoyando esta campaña con gran generosidad. Muchos de ellos me comunican que están rezando personalmente por mi causa, con lo que tengo mucho que agradecerles a todos los niveles. En esto se nota que los cristianos y las personas de bien estamos unidos frente a las adversidades y por la libertad.

(Visited 141 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*