Seguir el blog (Follow.it)

2 de septiembre de 2017 0

Golpe de Estado en toda regla en Cataluña

NUNCA PENSÉ que lo iba a ver. Fui un ingenuo. Mis mayores me enseñaron bien, pero siempre les digo que se quedaron cortos sobre las consecuencias tan desastrosas que íbamos a ver. Inimaginable. Además, todo esto va muy deprisa. 

ESTO ES un golpe de Estado en el principado Catalán, en la actual Comunidad Autónoma de Cataluña. Sus agentes no son los llamados de derechas ni el Ejército, ni el político madrileño… sino los separatistas, pero sobre todo los políticos o élites partitocráticas que les dirigen y excitan, utilizando un falso sentimentalismo basado en el egoísmo y en muchas mentiras sobre el pasado, sobre España y su propia identidad.

Estamos como en 1934, cuando la burguesía nacionalista, apoyada por el obrerismo anarquista y socialista, proclamó el Estat catalá. Ahora quieren ganar sin los revolucionarios de la Asturias de entonces, y sin los secesionistas vascos -malos vascos- de hoy. También entre ellos que siempre iban juntos,  ahora ellos van por libre.

Esto es un golpe de Estado en toda regla. Lo realizan personas desleales a lo que juraron o prometieron, hacia aquellos de quienes tanto recibieron, al resto de los españoles. ¿Será una forma de escape de quienes están arruinados por ellos mismos -la corrupción campa por sus anchas en una Cataluña descristianizada- y quieren pasar factura monetaria -pedir dinero- para no llevar a cabo sus amenazas o no llevar a efecto lo que ellos mismos deseen hacer?

Los políticos secesionistas saben que al enemigo lo tienen dentro: son ellos mismos. Así como una España descristianizada se divide y subdivide en taifas y tribus prerromanas, como vaticinó Menéndez Pelayo si dejaba de ser cristiana -y así lo estamos viendo-, Cataluña se dividirá y subdividirá salvo que sea gobernada por una mano de hierro al peor estilo totalitario e incluso estalinista-podemita. Más, si realizasen su utopía secesionistas quedarían más arruinados todavía, divididos y subdivididos en taifas partitocráticas como antiguos señores feudales -¿sabe Vd. que los nobles arruinados arrasaron durante siglos sus feudos?-. ¡Ay las mordidas de aquí y de allá! Más todavía, ocurre que tienen dentro a los propios musulmanes. Si realizasen su quimera independentista, quedarían a merced de la comunidad musulmana, a los que quizás quieran atraérselos aunque para ser engüllidos por ésta.

La partitocracia en Cataluña ha dividido, ensuciado y arruinado la Cataluña de hoy, y está cavando la ruina para más de un siglo de la ayer próspera Cataluña. Día llegará que necesiten el apoyo del resto de España para salvarles de ellos mismos y de las sectas que hay en su seno.

La Cataluña sececionista porque nacionalista ha roto consigo misma. Sus padres y abuelos no se reconocerían en ella. Y esto es así porque se ha descristianizado. Además, hay una secta -soberbia y amoral, materialista e iluminada, del buen vivir- que anida en ella, y sin duda muchos de sus políticos a ella pertenecen.

Lloremos por Cataluña, que tienen ese gran problema porque la misma España lo tiene desde y porque expulsó a Dios de sus Leyes y ha legislado corrompiendo a los españoles.

Ni el ateísmo, ni las leyes corrompidas y corruptoras, ni la partitocracia pretotalitaria, ni el egoísmo material, ni el vedettismo individual son y reflejan Cataluña. Tampoco España. Menos mal. El bien triunfará, pero… ¡a qué precio, Dios mío, a qué precio!

José Fermín Garralda

2-IX-2017

(Visited 108 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*