17 de diciembre de 2020 0

El PNV ha votado la “ley” -corrupción de la ley- de eutanasia

(Por José Fermín Garralda) –

 
El Partido Nacionalista Vasco (PNV con Geroa Bai como sucursal en  Navarra), fundado por el catolicísimo Sabino Arana, se ha sumado a los que han votado la ley de eutanasia en el Congreso de los Diputados de la España constitucional. En ello han coincidido los partidos del frentepopulismo más la formación naranja de Ciudadanos
 
Por parte del PNV, es difícil alcanzar mayor decadencia. Se trata de un partido considerado  “conservador”, con unos jefes que parecían ser personas de algún seso, mientras que todos saben que la Conferencia Episcopal Española ha rechazado dicha “ley” de eutanasia sin ambigüedades y con nítida claridad.

El PNV quiere que los ancianos o cualquier persona que sufra, puedan -si quieren, claro está- suicidarse o disponer que otros acaben con su propia vida. Incluidos los vasquitos y vasquitas para quienes se quiere construir el Euzcadi independiente. Quiere dar a todos ellos -y gratis-, los instrumentos necesarios para lograrlo, a cargo del sistema nacional de salud pagado -además- entre todos. Y además dicho PNV lo quiere como derecho, aprobando el falso derecho a pedir la muerte para uno mismo, y elevando un supuesto derecho subjetivo a derecho objetivo. Para ello este partido antitradicional y anticatólico, aplica de la forma más radical posible el “dejar hacer y dejar pasar” de su amada ideología del Liberalismo, de la que procede. Sí, es fácil plantear y universalizar la eutanasia, sintiéndose quien lo hace con el bla bla bla, lejos de la muerte.

Recordemos ese otro caso similar que fue el del aborto, aceptado también por el PNV. Esto hace que no nos extrañe mucho su reciente aprobación de la eutanasia, pues lo que hace es seguir el camino de la cultura – contracultura de la muerte. En el caso del aborto, en 1985 se deseaba que  las mujeres pudiesen -con su consentimiento, claro está- matar a sus hijos en algunos supuestos, hacerlo con los instrumentos gratuitos del Estado o  Administración pública, y se hablaba de la despenalización. Ahora, la estrategia para justificar la eutanasia es la misma que con el aborto -aunque ha ido más rápida por haberse declarado como derecho-, pues, en el canal TV 24 Horas (del Gobierno), los cuatro contertulios han insistido en el caso más extremo y doloroso de un sufrimiento absoluto. Claro que esto no es más que un engaño, pues de los tres supuestos del aborto de 1985, y de su despenalización, en breve se pasó a que muchas madres acabasen con la vida de su hijo, y se declarase tener  derecho para ello. En el aborto y eutanasia, hay sin duda un efecto multiplicador en todos los paises donde se encuentran. No se puede controlar la ley pues no en vano ésta es una corrupción de la ley. Es efecto, es increíble ver cómo se multiplica la mentalidad que relativiza la vida humana, que banaliza el mal, la desinformación y los malísimos consejos egoístas, la falta de ayuda institucional para el bien etc.

Así, España se ha convertido -aún queda el “pase” del Senado- en el sexto país del mundo y el cuarto de Europa en legalizar la eutanasia. ¡Pero qué listos fueron los padres de la Constitución!  Todo cabe en ésta última… como para que la ensalcen -¡oh cierto alto clero!- poniendo tronos a las premisas y cadalsos a las consecuencias.

Todo esto -aborto y eutanasia…- han hecho los católicos del PNV. Sin embargo, aunque digan que no son un partido cristiano, lo cierto es que además de ser seres humanos, muchos de los que están en él y votantes son católicos.  Por eso, mayor hipocresía es imposible en los políticos separatistas. Pobres vasquitos y vasquitas, concebidos y aún no nacidos, y pobres vascas y vascos que sufren la enfermedad, el dolor, la depresión y otras deficiencias graves…. ¿O asegurarán en Euzcadi los cuidados paliativos caros –con dinero de todos– o asumibles por el Presupuesto, para que nadie pida el suicidio? Ya, ya… desde luego el inmenso daño a todos ya estaría hecho. ¿Y pagaremos dichos cuidados los que estemos fuera de las fronteras de su ente territorial?

¡Ah!, ¿pero… han tenido en cuenta los cuidados paliativos contra el dolor? Pues no… ¿por lo visto no interesan?; sólo interesa…. lo que han votado.

Pues bien, Polonia Castellanos acaba de afirmar en Canal TV 24 Horas (desde luego, al acabar de hablar e irse, los tres contertulios “le han puesto verde” incluidos los mensajitos electrónicos), que en España no se están dando cuidados paliativos de veras, ni invirtiendo en ellos, ni en ayuda a las dependencias, ni en investigación y pensiones. (¿Dirán en los Presupuestos del Estado que los cuidados paliativos son caros? ¿Y que en esta crisis “no pueden ser”?). También afirma que todos los requisitos supuestamente garantistas de la ley no serán necesarios si el facultativo considera una incapacidad de hecho, lo que no se sabe bien qué es. Así pues, aún sin querer, eres susceptible que te liquiden. 


Si una oficina de la ONU advierte a España que esta ley es una barbaridad, y resulta que la ley “garantista” de Holanda implica que el 30% de los eutanasiados no pidieron que se les aplicase la eutanasia, ¿qué puede pasar en España? El piccolo divorcio, el piccolo aborto y lo mismo con la eutanasia… no existen, y menos entre nosotros. 

 
A partir de ahora, los enfermos tendrán muy presente que, si quieren, pueden pedir su propia muerte o suicidio asistido, se harán la falsa idea de que son dueños de su vida, la ley les transmite una visión materialista tanto de la vida como de la muerte, perderán defensas o ilusión para vivir, relativizarán que los demás quieran ayudarles, sospecharán del entorno humano y sanitario desde el lecho del dolor… y sobre todo olvidarán que todos estamos en manos de Dios. Eso que decían los mencionados contertulios de respetar a todos para que siga la Ley aprobada en el Congreso -se dice que pide la eutanasia quien lo desea-, es una falacia precisamente para mantener la “ley”, porque nadie vive y muere solo, toda ley es educativa y no sólo coactiva, y hay mucha grandeza humana y hasta intereses de otros en juego (familiares, empresas, administración pública antipoblacional…).
 
¿Será verdad que todo esto, el apoyar el PNV esta ley de eutanasia del PSOE-Podemos, de los social-comunistas… lo hace el PNV por un plato de lentejas…? ¿Será para conseguir su ansiada independencia, pero además “chupando” del bote de los impuestos del resto de los españoles para abastecerse de unos buenos cuidados paliativos? Con esta ley de la eutanasia, la fatua independencia política de Euzcadi irá contra sus propios hombres y mujeres, y contra las mujeres y hombres de toda España.

¿Podemos sospechar que el PNV y su parafernalia política mal llamada vasca -en realidad antivasca-, está al servicio del gran capitalismo materialista y sectario que trenza la revolución mundial, cuando ésta quiere que se maten los mismos hombres, y de una u otra manera matar a España?

Si la ley de eutanasia convence a los politicastros del PNV, es que son muy malos, perversos.

Al votar la ley de eutanasia, los políticos del PNV son unos hipócritas y hasta malos, o bien malos hasta llegar a ser hipócritas por querer parecer buenos. 

(Visited 82 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*