19 de junio de 2018 0

El “cuatripartito” anti, contra la religión en la educación de la juventud navarra

Ofrecemos una noticia contra la religión católica en la educación de la juventud, como nueva pretensión de la partitocracia republicana y separatista en el Parlamento de Navarra -la del famoso “cuatripartito”-, que es la siguiente:

http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=32489&utm_medium=email&utm_source=boletin&utm_campaign=bltn180616&icid=28232c13360367d075b2122090ccffc6

PARA RETIRAR LA RELIGIÓN DE LA ESCUELA

Parlamento navarro insta al Gobierno de España a denunciar los acuerdos con la Santa Sede

El Pleno del Parlamento navarro aprobó el jueves una resolución por la que se insta al Gobierno de España a «denunciar los Acuerdos entre España y la Santa Sede, posibilitando así alcanzar un sistema educativo laico en el conjunto del Estado».

(InfoCatólica) El Pleno del Parlamento aprobó en su sesión del jueves, con los votos a favor de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu, PSN e I-E y los votos en contra de UPN y PPN, una resolución por la que se insta al Gobierno de España a «denunciar los Acuerdos entre España y la Santa Sede, posibilitando así alcanzar un sistema educativo laico en el conjunto del Estado».

* * *

Nuestro comentario:

Está claro que la maquinaria de estos partidos políticos se autoconsidera que está por encima del derecho de los padres y familias a la educación moral y religiosa de sus hijos. Creen que sus poltronas pueden arrebatar a las familias el derecho a la educación.

Asistimos a una disposición estatista, pre totalitaria o totalitaria de  lleno en dicho Parlamento.

Más: ¿Cómo garantizan los parlamentarios que actúan por mandato imperativo de sus electores? ¿Y por qué se entrometen en los derechos inalienables de los que no son sus electores? 

Desde luego, la educación plena de los hijos va más allá de la asignatura de religión, pues toda la educación debe estar orientada en la concreción del hecho religioso, que en el caso de las familias navarras suele ser mayoritariamente la religión y fé católica. A cada educando -salvo en atípicas situaciones aberrantes- le educan en primerísimo lugar sus padres. 

Una vez más se muestra la importancia de las instituciones políticas y de la Ley positiva civil en la vida de los pueblos. El liberalismo -el ya caduco laisser faire-laisser passer– quiso minusvalorar o negar dicha impotancia, pero otros -¡y qué otros!- han ocupado el vacío que aquel dejó, y en su caso contra de la libertad de las familias e incluso la propia Constitución española (Art. 27.3).  

Este totalitarismo pseudocultural, este nacionalismo utópico,  y el unirse cuatro partidos para formar un bloque con el que expulsar al partido ganador, imponer su visión desde arriba, y excluir los derechos de la persona, padres y familia que son  anteriores al Estado, nos recuerda al más activo fascismo. Si no fuesen nacionalistas serían, en este caso aún más radicales, como los comunistas.  

Por otra parte, ¿quién es un Parlamento de una Comunidad para presionar sobre la alta política de la nación? 

Con esto demuestran una vez más que los que ocupan las poltronas del Parlamento navarro añoran la vieja IIª República. Hablan de la Tercera República -su obsesión-. Hablan del laicismo o expulsión de la religión, primero del Estado (1978) y ahora de  la sociedad -aunque las familias, las personas, los grupos sociales e instituciones sociales no lo quieran-. También hablan de naciones y pequeños estados federados o confederados. La libertad de la Iglesia católica, de las familias católicas, la presencia de la religión católica en las instituciones, y la libertad religiosa en general les trae al pairo. Del Estado configurado en católico y con libertades cívicas al Estado como agente totalitario y de perversión hay un abismo. 

Pregunten, y verán como muchas familias quieren educación católica para la juventud católica, en los centros administrados por el Estado o bien en los se iniciativa social o privados. De sus votantes y de los que no lo son. 

 

5
(Visited 37 times, 1 visits today)

Deja tu comentario