19 de abril de 2019 0 / / /

El cine como elemento adoctrinador en la escuela

TOMADO DEL SITIO WEB DE LA ASOCIACIÓN PARA LA DEFENSA DE LOS VALORES CATÓLICOS EN LA ENSEÑANZA

Multitud de centros escolares, y varios son de ideario católico, participan en actividades de cine en las que se promueven las relaciones sexuales homosexuales, la falta de pudor o el lenguaje vulgar, señalando que el cine es un buen recurso educativo.

En un colegio concertado católico, los alumnos de 2º de ESO vieron la película de “Amadeus”, y también la del “El Nombre de la Rosa”, aunque ello supusiera dañar el pudor y poner en peligro la castidad, o recibir un montón de críticas a las actuaciones de la Iglesia.

En un instituto público, un profesor de Música, en 1º de ESO, puso a sus alumnos la película erótica de dibujos animados “Chico y Rita” porque uno de los protagonistas toca el piano.

En un colegio concertado, un profesor puso un corto en 3º de ESO donde una mujer salía completamente desnuda; la finalidad era estudiar las posiciones de la cámara. El insensato profesor les dijo a los alumnos que no se fijaran en el cuerpo desnudo de la mujer o en la realización del coito, sino en esas posiciones del cámara.

Con todo ello, la difusión de la pornografía en los centros escolares se está normalizando sin que nos demos cuenta, usándolo ya muchos docentes que presumen de ello en las redes sociales. De hecho se llevan a cabo cursos para profesores sobre la pornografía como recurso educativo, como el del año pasado en Asturias. Alguno señala incluso que “la pornografía es vital para la libertad y que una sociedad libre y civilizada debe ser juzgada en función de su disposición a aceptar la pornografía”.

El Instituto Balear de la Familia, a raíz de la publicación del “Anuari de la Joventut de les Illes Balears 2018”, denunció que el gobierno local promociona la pornografía en su recurso educativo “Amb tots els sentits”. Concretamente en su apartado 6, donde se indica que “en la adolescencia, si no se dispone de más información, las películas pornográficas se pueden utilizar como un modelo a seguir en las relaciones sexuales”.

Alumnos de Asturias, Cantabria o Bilbao, fundamentalmente de 4º de ESO, de varios institutos públicos y colegios concertados, católicos o no, ven con sus profesores, películas como “Nunca me abandones”, “Con Amor, Simon”, “LOL”, “Neds” o “Solo un beso”. El caso es que se nos dice a los padres que hemos de controlar lo que ven nuestros hijos, pero luego el centro escolar nos ningunea decidiendo por nosotros lo que ya pueden ver. Veamos unos resúmenes de algunas películas:

“Nunca me abandones”: película que exhibe algo de sexo y consigue a través de la protagonista generar en el espectador las ganas de practicarlo hasta decir “hubiera hecho el amor con cualquiera”. La película aprovecha para promocionar publicaciones pornográficas en las que se da el mensaje  “tienes que recrearte en las fotos para sentir algo”. Es penoso comprobar que el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, entidad oficial para la valoración de las películas en España, clasifica esta película como “No recomendada para menores de 7 años”.

“LOL”: película sobre una madre divorciada y su hija. Cuando ésta vuelve de vacaciones, su novio le dice: “me he tirado a una tía para probar, nada serio”, “yo también, para probar”, “espero que te gustara”, “espero que te corrieras”. En el colegio de la película el lenguaje es vulgar: “Ahí está esa puta”, “Por ahí va la zorra”, “Ahí viene la de las tetas”, “Mirad que ropa interior lleva esa zorra (en el vestuario)”, “Ponte guapo que viene la de las tetas”, “Mi padre vuelve a tirarse a mi madre, esto es de locos”. Una alumna, a la que le gusta un profesor, dice cosas como “vive en mi barrio, va a la compra sólo, me lo voy a tirar”. La protagonista deja a su otro novio porque le ha “visto salir del baño con esa puta, todo el mundo sabe que hace mamadas en los baños”. Su madre, con unas amigas y otras personas, se dedica a decir estas lindezas: “Sí, me tiraría a un tío cada noche como hacéis vosotros los tíos”, “ésta no para de follar… no se aburre…”, “tener más sexo no significa ser una puta”. Entretanto, sus hijos en la habitación se fuman un porro y ellas también con cuidado de que sus hijos no les pillen.

En un chat entre una chica y un chico; ella le hace creer que se mete la webcam por la vagina logrando que él se masturbe. En una fiesta de cumpleaños, los jóvenes drogan a la abuela para poder fumar porros, meterse mano y acostarse con quien pillen. Al final de la película se van a Londres, de viaje con la profesora de Inglés, a la cual machacan y ridiculizan constantemente. Una madre pone preservativos y pastillas de todo tipo a su hija (ésta madre es drogata). Allí la protagonista pierde la virginidad. También tratan de rara a una chica con síndrome de Down que aparece en una familia londinense.

“Con amor, Simon”: película cuyo mensaje en relación a los sentimientos homosexuales es diferente al que muestra la Iglesia, tratando un asunto controvertido. Clara película para la difusión de la ideología de género. Algunas expresiones en la película: “perdona, no sabía que te estabas masturbando”, “cuando acabes de buscar en Internet fotos de chicas en ropa interior”, “ pillaron a X haciéndole una paja a Y en la piscina…”, “podemos ir de guarrillas pokemon en Halloween, pero yo me pido puti charmanden”, “parece que te han violado en grupo en unos grandes almacenes”, “Dios nos libre de ver a gente haciendo el amor”, “a estos solo les ha faltado echar un polvo”, “deja de hacer como si la trompeta fuera tu pene”, “¿tu madre no te ha dicho nunca que no te agarres el micropene en público?”.

Puntúa esta entrada
(Visited 20 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*