Seguir el blog (Follow.it)

27 de diciembre de 2017 0

El buen tino práctico de los jóvenes carlistas. Crónica de un homenaje

CRÓNICA de la fiesta de la Juventud Carlista de Pamplona.

EL HOMENAJE de los jóvenes de Pamplona a la Inmaculada es una de las fiestas más bonitas.

Los jóvenes, llenos de vida por delante y de ilusiones, rinden sus amores a Santa María en su primera advocación de la Inmaculada Concepción.

A la vez, dicen que nuestra sociedad no les gusta y que hay que cambiar muchas cosas. También dicen que la política de hoy es antinatural y anticristiana (sin separar la naturaleza y gracia sino distinguiéndolas), y que la unidad de España no será posible si España no es cristiana. Esta es una de las principales singularidades de nuestros pueblos, de España como nación, una porque varia.

Por eso, el 17 de diciembre de 2017 se ha celebrado la Fiesta de la Juventud Carlista de Pamplona, conforme al privilegio de su Santidad el papa San Pío X.

Los jóvenes han invitado a los que siéndolo no hace mucho, ya no lo son. Aún me acuerdo de las convocatorias hechas teniendo 22 años con apoyo de Miguel Garisoain, recientemente fallecido. Es la cadena de la vida, en la que cada cuál ocupa su lugar: todos los eslabones son necesarios. Y vosotros sois necesarios, jóvenes carlistas.

* * *

Por eso el vocal de Juventud de la Junta se ha encargado de parte de la celebración, con apoyo de los mayores. El tema de este año puesto por los jóvenes fue: “¿El mundo a la deriva? CRISTO REY!!”

Aunque a veces no se sepa comunicar con claridad, los jóvenes saben la CTC no tiene como misión llevar almas a Cristo, pues ésta es misión de la Iglesia y los laicos en ella. El principal objetivo de la CTC, que está formada por personas con vocación cristiana, de barrio y municipal como expresión inmediata del ámbito familiar, de amigos, que se supone y fortalece… es un objetivo social, laboral y político, es decir, construir una ciudad y felicidad temporal que facilite la vida recta, la tradición renovadora para, en primer lugar, el ir al cielo. Se trata de facilitar el camino de los hombres en sus mutuas relaciones, en esta tierra o de tejas abajo, mirando también hacia arriba y reinando Cristo en todo.

Se cumplieron los Actos programados: Santa Misa en las RR.MM. Recoletas a las 12:30, Ofrenda floral en la Aduana junto al monumento a la Inmaculada, comida en el restaurante que fue acompañada de discursos,  sobremesa, y la tradicional rifa de la cesta de Navidad.

* * *

Este es el año que ha asistido más gente, seguramente en recuerdo de don Miguel Garisoain, cuyo funeral fue en día anterior en la parroquia de San Lorenzo. Algunos comprometidos de Echarri Aranaz no han podido venir por motivos médicos. El aviso a todos ha sido por teléfono y correo electrónico, siendo la primera vez que se ha excluido el correo postal. También había bastantes niños pequeños que lloraban mientras un grupo del campamento “Cruz de Borgoña” participaba en las lecturas y preces.

Al sacerdote le ha gustado que hubiese familias, y bastante gente. En su homilía ha incidido en que “un cáncer (de hoy) es no estar alegres”, que “no se puede buscar a Dios sólo con la razón, porque Dios es desbordante. Tenemos que desarmarnos de nosotros mismos” ante Él. “En Él descansa toda nuestra fuerza. No somos nosotros los que nos damos la alegría: es Dios” (quien nos la da).

A la salida del templo se repartieron los calendarios de este año con el lema de trabajo de campo en todos los rincones de la Patria: “Por una España unida, una España foral”.

Han acudido personas nuevas. Muchos han asistido a la ofrenda floral enfrente de la Inmaculada de la Aduana: el vocal de Juventud pronunció unas palabras que mostraban una gran piedad,  tras lo cual se depositó el ramo de flores a los pies del pilar de la Inmaculada, lo que realizaron niños del campamento. Canto del Oriamendi y vivas de rigor en el centro de Pamplona. Llovía y aunque se veían muchos paraguas, había bastante gente

Más de tres decenas de personas han asistido a la comida. Si hubieran ido todos a celebrar en la mesa no hubiéramos cabido en el restaurante. El comedor era nuevo. El menú ha sido sabroso y al alcance del bolsillo de los jóvenes.  El ambiente ha sido muy bueno.

Aunque se comenzó con algún retraso, los discursos se prolongaron hasta las seis de la tarde. Primero habló Sancho, por extenso, despacio, sin papeles y con un talante muy religioso recordando el lema de CRISTO REY como solución de la crisis tal profunda y vertebral de España. Aplausos.

Miguel Aguinaga fue más breve, prolongando su fuerte ingrediente religioso en la petición de que la CTC se presentase a las próximas elecciones europeas. El presidente Garralda tomó un camino más político, así como Javier Garisoain. En resumidas cuentas, los carlistas llegan a ser tales mientras se les supone cierta vida cristiana y rectitud moral, pero lo son “especializándose” en  restaurar el reinado social de Jesucristo, a España en los Fueros, y la legitimidad del gobernante, todo ello con componentes divinos y también exclusivamente temporales.

La exposición de 15 minutos de Santiago Arellano fue una clase magistral del alma sobre la ilustración racionalista, como plasmación plástica de nuestros males. Tras el agradecimiento de la presidente María Cuervo Arango se cantó el Oriamendi.

Me surge las siguientes exclamaciones: “¡Animo!: no tomemos como carga lo que es liberación…!”, “La unión hace la fuerza”, “Es necesario verse y tratarse” así como “confiar que pocos pueden mucho” si no bajan la guardia y a su vez trabajan.

 

Intervención de José Fermín Garralda (Pte. de la CTC de Navarra):

“Buenas tardes. Permitidme unas palabras.

Sé que vuestros sentimientos están encontrados y algo agitados. Todos sabemos muy bien por qué.

Sufrimos el desgarrón del ataque frontal de los separatistas, malos catalanes, contra la unidad de España como tal, unidad, como tal España, como nación española, como familia de familias, basada en la lealtad, en la transmisión de siglos, en la vivencia no maleada como ellos malean, en las necesidades comunes y, todo ello y sobre todo, basada en la religión católica, como recordó Menéndez Pelayo. Este dijo que el día que España fuese arrinconando la religión, se dividiría en tribus como las prerromanas de los arévacos y los vectones.

Ahora bien, no estamos solos, nadie está solo. Ahí están nuestros amigos de SOMATEMPS trabajando contra viento y marea, incomprendidos por los llamados constitucionalistas, pero poniendo los puntos sobre las “íes”. Lo hacen por Cataluña y en ella por España, con Barraycoa y otros al frente., Este es un ejemplo de cómo pocos -ahí estáis vosotros- pueden mucho. Por algo el lema del calendario de este año, que ya conocéis, dice: “Por una España unidad, una España foral”.

(Se omite lo siguiente: En segundo lugar -pues somos Comunión y no partido liberal-, estamos agitados por el desgarrón interno, solapado pero claro, en el seno de nuestra Santa Madre la Iglesia. Ahí está, sin embargo, el poder de la oración y el ejercicio de las tres virtudes teologales, Fe, Esperanza y Caridad).

En segundo lugar nos agita el asalto de los mayores enemigos de la Navarra de siempre. Ante ello, digamos lo mucho que tenemos que decir, y no bajemos la guardia ante los responsables a largo plazo de este asalto. Lo de ahora son consecuencias de los errores anteriores. Ahí están también los que sacan sus banderas a los balcones como testimonio y ambientación social.

Os voy a pedir que mejoremos y asistamos a la concentración mensual por la vida con la pancarta “Aborto NO. Dios ama al embrión”. Es la única pancarta en España que todos los meses sale a la calle a decir las cosas que no se dicen, salvo a veces en los púlpitos: que después de Dios el derecho a la vida del no nacido en lo más importante. La gente lee el mensaje que es lo más importante, pero estamos pocos, hasta tres para sostenerla. La sacaríamos estando tres, pero debemos ser más. Hay que estar.

Nuestra pegatinas de la Navarra foral y de España, en dos idiomas cada una, limpian las feas imágenes, carteles y banderas que los separatistas y republicanos que ponen en el Casco Viejo, en el mismo centro neurálgico de esas gentes. El lema de las pegatinas es “Para la esperanza, tradición. Para el futuro, los Fueros”. A la gente le gusta estas pegatinas. Nosotros hablamos de Fueros y no de autonomías, pues aquellos no son una delegación del poder del Estado.

Jóvenes, ahora me dirijo a vosotros. Tenéis que querer y exigirnos abrir un Círculo, en centro social, un bar, o lo que sea para juntarse las tres o cuatro generaciones. Hay que juntarse. Eso nos habéis enseñado vosotros, los mayores. La acción no sale de la nada. Hoy día se ha llegado al final del proceso disgregador de modo que quien no se junta va dejando de hacer y, en poco tiempo, hasta de ser. No somos una asociación piadosa sino sociales y políticos, personas plenas en la actividad.

Todos nosotros tenemos responsabilidades. La tradición es una transmisión con eslabones de responsabilidades, que origina una cadena liberadora porque impide que seamos estériles, nos disgreguemos y nos perdamos. Todos los eslabones juntos hacen que la vida sea vivible, santa y bella. Y, desde luego, la labor eficaz.

Tenemos sentimientos muy encontrados. Sabéis que José  Gabriel Zazu está hospitalizado, aunque está algo mejor. Hace muy poco hemos sufrido el fallecimiento, siempre triste, de Miguel Garisoain. Le conocí hacia 43 años, se dice pronto, y de él -como muchos de vosotros- he aprendido mucho de lo que soy y no pocos seguimos su estela. Como de Ignacio de Orbe, Teófilo, Santiago, Felipe… y también de Artola, Ibáñez… ¡Os doy las gracias en nombre de todos! En todo momento tuvisteis razón aunque os quedasteis cortos.

Gracias a ti, María Cuervo-Arango, por ser la presidente nacional de todos, que, aunque no muchos, estamos por todos los rincones de España como carlistas conscientes. Y, como no pocos están de acuerdo con nosotros cuando admiran estas pegatinas que he dicho, la presidenta de mucha gente anónima.

Por último, muchas gracias a vosotros, jóvenes en edad, por invitarnos en vuestro homenaje a la Inmaculada Concepción. Gracias a vosotros estamos nosotros aquí, y gracias a personas como Miguel Garisoain y nuestros mayores aquí presentes, los de mi edad estuvimos organizando en su día esta celebración. Jóvenes, sois la esperanza, un eslabón del todo necesario forjado de responsabilidad e ilusión. Os recuerdo algo muy alegre, y es que a fines de mes contraerán matrimonio la Sta. Montse y Sancho aquí presentes, para quienes -y termino- pido un fuerte aplauso, en esta cadena de amor mutuo, entrega y responsabilidad que es la tradición”.

 

Aportación del joven profesional Miguel Ángel Aguinaga

(…) cuando Sancho me propuso dar un discurso sobre Cristo Rey, sólo pude llenarme de esperanza, porque (…) Cristo nos prometió que reinaría y que en España lo haría con más fuerza que en otros lugares. Así que os vuelvo a dar la enhorabuena a todos, porque Cristo venció en la cruz y nosotros hemos decidido estar de parte del bando ganador.

(…) (hoy), el príncipe del mal se dedica a dividir y a destruir a las familias y patrias que ya ha arrebatado y ataca con los lobbies que el impera a las familia y patria que aún no ha conseguido engañar.

A nosotros, en cambio, Cristo no no pide división, sino comunión. El mismo utilizó al rey legítimo de España Don Carlos V, pero no para ponerle un trono, sino para unir a sus hijos en una Santa causa. Del mismo modo que utiliza a un hombre bueno recientemente fallecido, nuestro correligionario don Miguel Garisoain, para formar al contrario de lo que busca el diablo, una Comunión que apoyase la Santa Causa.

Este año, más que una petición a los jóvenes, me gustaría hacer una petición a los padres. Y es que se tienen que esforzar al máximo para que Cristo Rey reine en sus familias y en los corazones de sus hijos, así como la Junta, y doy fe de que lo hace, se preocupa porque Cristo Rey reine en la Comunión.

Y también, siguiendo la tónica de mi discurso del año pasado, me gustaría pedir a la Comunión que se presente a las elecciones europeas. Ya que además de apartar a Cristo Rey de España, a nuestra patrona la Inmaculada y símbolo de la bandera Europea ya la están apartando desde las rupturas del siglo XVI, y no la quieren como Madre.

Y no deberíamos echarnos atrás por ser pocos. Sólo estaría en juego la vergüenza y la humillación de no ser apoyados. En la tercera guerra, menos de 20 mil carlistas se jugaban literalmente la vida frente a 50.000 liberales y varias piezas de artillería. Y además, si algo he aprendido de nuestra historia, es que hemos salido fuertes de 3 derrotas pero débiles de una victoria.

Concluyo recordando la homilía de hoy: “Hay que estar alegres”, porque un sagrado corazón nos seguirá presidiendo. Muchas gracias, feliz Navidad y viva Cristo Rey”.

* * *

Nuestra Señora Inmaculada ha sido homenajeada por los jóvenes y no tan jóvenes, mientras que el Oriamendi y la solución socio-política del Carlismo han estado presentes en el centro de Pamplona. No había reporteros pero sí hay cosas que mejorar en la organización.

Es importante que la juventud haya recordado el lema Nada sin Dios, y por una España unida una España foral, mientras que el merecido agradecimiento a los mayores por su fidelidad y enseñanzas (Miguel q.e.p.d., Felipe, Santiago, Juan Antonio, Carlos, Luis y José María, más las margaritas) queda para una ocasión más propicia.

Tras el feliz encuentro y convencerse de la esperanza que otorga el trabajo por la causa, queda seguir viéndose y trabajar, pues como decía un boletín de jóvenes de Unión Carlista anterior a 1986: “A Dios rogando y con el mazo dando”.

Gracias, jóvenes. Organizaros, juntaros y trabajad, sabiendo que hay que preparar el Congreso de Octubre de 2018, y que es hora que vayáis tomando responsabilidades.

José Fermín Garralda. Pte. de la CTC de Navarra

Galería de fotos:

Texto y fotografía: José Fermín Garralda, 2017

 

 

 

 

(Visited 301 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*