4 de junio de 2018 0 /

El banquete luciferino de la “cultura” democrática: una burla que exige reparación

Mª Virginia Olivera de Gristelli

Aún tratando de reponernos del horror que nos provoca, no podemos dejar de hacer público el repudio a la celebrada apertura de la reciente Feria de Arte Contemporáneo Argentino (FACA) en el Hipódromo de Palermo (Bs.As.), cuya imagen reproducimos. No podemos callar ni mirar para otro lado.

Todavía sigue habiendo gente que se sorprende o escandaliza, creyendo que somos exagerados, cuando insistimos en la perversidad de la democracia liberal. No se convencen. Creen que con ventilar los horrores del comunismo somos todos hermanitos, y resulta que no.

Todavía hay gente que en nuestro país sigue defendiendo la degeneración del gobierno de Macri, creyendo que se trata de una verdadera oposición a la perversión institucionalizada del gobierno anterior.

No terminan de salir del juego dialéctico, y no son capaces de calibrar el hedor del sistema que sostiene tanto a uno como al otro, entre los cuales no se permite una salida real. El católico no puede ni debe conformarse con migajas, porque el reinado de Cristo no “cuaja” ni con uno ni con el otro: ambos son sus enemigos, fogoneados igualmente por el príncipe de este mundo a través de las logias masónicas y las cuevas talmúdicas.

A los católicos –para ellos principalmente escribimos este blog- que no le baste la entrega paciente pero sistemática de la soberanía argentina a Inglaterra y a Israel, el apoyo y la promoción de la contranatura, la burla a los símbolos patrios, les vendría bien dar un vistazo a los gestos payasescos para evitar hacerse la señal de la Cruz, y esta imagen de lo que parece ser una muestra de “cultura” (sic) en donde todo vale: mal gusto, blasfemia, sacrilegio, estulticia estética y humana.

¿En qué se diferencia este tipo de imágenes, de la más recalcitrante mofa marxista de los “rojos” en la Guerra Civil Española? La diferencia es que aquí hay una sociedad de pseudocatólicos que no se atreve a identificarlos claramente como enemigos de Cristo, y por eso no los combate con suficiente firmeza, considerando que todo se resuelve en ser provida. Muchos de esos católicos que se manifiestan calurosamente a favor de los no nacidos, lamentablemente luego no saben cómo sostener las condiciones de una vida y cultura auténticamente cristiana en la sociedad que les ha sido dada, legitimando con su voto a los personajes que representan su corrupción.

Pero por favor, no nos quedemos siempre con la impresión más inmediata, con el rechazo sensible. No se trata de puro mal gusto, no, sino de un claro guiño “ritual”, que sigue tomando el “termómetro” de la sociedad para ver hasta dónde puede seguir avanzando el “esquema” Rotschild para esta patria en la que se ensaña particularmente por ser predilecta de María Santísima. Mirando hacia atrás, podemos comprobar el progresivo anestesiamiento al que hemos sido sometidos desde hace varias décadas.

-¿Y nuestra Jerarquía? -Bien, gracias!

Esperamos que este post, además de suscitar la justa reparación, llegue al escritorio de alguno de nuestros obispos, y que en los próximos días alguno sea capaz de levantar la voz exigiendo medidas más concretas, como por ejemplo, el cese en sus funciones del actual Ministro de ¿Cultura? Enrique Avogadro, quien había sido secretario de “Cultura y Creatividad” y  subsecretario de Economía Creativa (¿?) del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y es especialista en “economía creativa con experiencia en el desarrollo de políticas de promoción de la cultura emprendedora y de las industrias creativas”.

Al buscar sus antecedentes, nos encontramos con que ¡oh, sorpresa!, este señorito ha estudiado en el ¿católico…? Colegio Cardenal Newman (del mismo que emerge gran parte del equipo de nuestro máximo mandatario). En el nivel universitario, ha pasado por la Universidad Torcuato Di Tella, la Universidad San Andrés, y Universidad Austral. Su gestión en el gobierno se relaciona fuertemente con la promoción audiovisual de las grandes productoras  que lideran la general podredumbre mediática que sufrimos (Ideas del Sur, de Marcelo Tinelli, Pol-ka, de Adrián Suar).  Nada es casual.

Aquí el video con el regocijo que les provoca este tipo de “creatividad” a estos incalificables personajes:

El cretino que “convoca el banquete” es Agustín Montes de Oca, director de la Feria de Arte Contemporáneo Argentino (FACA) -evento a cuyo marco pertenece la imagen-, y de quien se puede apreciar en este video su profundidad y elocuencia…

En cuanto a los diseñadores de la blasfemia comestible, se trata de Emiliano “Pool” Paolini y Marianela Perelli, conocidos como “Pool y Marianella” dos pseudoartistas de la ciudad de Rosario (Santa Fe), que ya han hecho de la blasfemia su especialidad promoviendo sus versiones de Barbie y Ken como Jesucristo y los Santos, y la Sma. Virgen en numerosas advocaciones, tal como puede verse en esta página.

Con un cinismo bastante sugestivo, declaraban ante las protestas que había suscitado aquella muestra:

“Ante un mundo que nos premia por pensar, actuar y sentir todos igual, Pool&Marianela se rebelan reafirmándose distintos. Emplean el humor para subrayar su desconexión con un universo histórico, político, religioso que resaltan ficticio y en el que ven atrapados a sus mayores. Pool&Marianela se rebelan para revelar.” (…)“¿no es a partir de las diferencias que podemos encontrarnos?
Es dificultoso pedir disculpas cuando nuestro objetivo nunca fue herir, sino todo lo contrario, buscamos construir un mensaje de unión y amor de/para las religiones, enmarcado en el contexto social-cultural existente.” (…) “por la falta de compromiso y respeto hacia las diferencias, ha quedado en evidencia que vivimos sumergidos en un mundo tan lleno de odio que no puede reconocerse, todavía, el amor.
Sentimos un profundo dolor. Sentimos que no nos han respetado. Sentimos tanto…
Sentimos que, una vez más, quien sangra…es el arte.”

Convengamos que su particular inclinación hacia la temática religiosa apunta en última instancia a vaciar de significación y banalizar el uso de las imágenes, desde una perspectiva completamente relativista. Son, en fin, gente tan “abierta” que se les ha caído el cerebro, glosando a Chesterton…

Algunos comentaristas de la foto en internet se preguntan qué hubiera pasado si la “torta” hubiese tenido la imagen de un rabino.

La elección, sin embargo, es emblemática, pues debería servirnos como símbolo de hasta qué punto los cristianos –miembros vivos de Su cuerpo- estamos siendo cercenados, castrados y fagocitados por un sistema perverso que con el nombre de “arte” y medios de comunicación arrasan con lo más preciado de la auténtica cultura.

Pero no tendrán la última palabra.

¡Ven, Señor Jesús, no tardes!

 

Fuente: http://www.infocatolica.com/blog/caritas.php/1805280555-204-el-banquete-luciferino-de

(Visited 427 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*