8 de mayo de 2018 1

Comunicado de ETA del 16 de abril sobre su disolución

Resumen: El comunicado de la banda terrorista ETA, fechado el 16 de abril, no es de recibo. Y no sólo por no ser parte reconocida ni beligerante, ni -como dice la tal Barkos- faltar una referencia a las víctimas y una “autocrítica”. Si es una buena noticia que no piensen asesinar más, no obstante demos a cada uno lo suyo, en principalísimo lugar a ETA, pero desde luego sin olvidarnos del resto de separatistas que han recogido las nueces del nogal, o del Liberalismo. Este último ha tenido su parte de responsabilidad durante décadas, así como del reciente acceso de los amigos de ETA -que no condenan el terrorismo- a la libertad cívica y a las instituciones políticas.

(Calle del Carmen, Pamplona, abril 2018)

 

ETA y su entorno no han estado solos. Los políticos del Liberalismo y Socialismo tienen una gran responsabilidad en el mantenimiento de ETA durante décadas, en el acceso de los amigos de ETA -que no condenan el terrorismo- a las instituciones políticas, y en lo que vaya a ocurrir desde ahora.

ETA se autodefinía como “organización socialista revolucionaria vasca de liberación nacional”. Víctor Manuel Arbeloa precisa así: “Es decir: organización marxista-leninista y nacionalista-independentista vasca, que, por medio de la violencia y el terror, intentó la separación de Euskadi y Navarra del Estado Español, para, junto con el País Vasco Francés, conseguir en su día una Euskalherría unida como Estado independiente, marxista-leninista y euskaldún” (“Pero ¿existió ETA alguna vez?”, “Diario de Navarra”, 3-V-2018)

ETA es marxista-leninista, y utiliza el nacionalismo como pretexto de lucha de clases y naciones. Para Lenin: “Es necesario… emplear cualquier artimaña, treta, métodos ilegales, evasivas, y disimular la verdad” (recogido por William C. Bullitt, 1947).

ETA no ha sido derrotada, en contra de lo que afirma el editorial de “Diario de Navarra” (4-V), que por autocomplaciente y para aupar al sistema liberal prefiere comulgar con ruedas de molino. A ETA se le pudo derrotar policialmente y no se quiso. Los responsables sabrán por qué. Por su parte, a ETA no le conviene seguir como estaba, hacer lo que hacía, verse como le ve más de medio mundo. Dice que es ahora  cuando ha cambiado su “ciclo histórico” y que por ello ha modificado su estrategia. Dice que el terrorismo fue durante 60 años su propia “iniciativa política” y ahora anima a todos a embarcarse en una nueva “tarea” para “solucionar el conflicto”. La terrorista ETA dice haber sido responsable y honesta.

Los de Bildu y otro amigos de etarras que no condenan el terrorismo, hoy mandan en las instituciones y reciben subvenciones públicas. Pues bien; a muchos no les huele nada bien que el “cuatripartito” surja para mandar. ¿Será ésta la primera concesión a la autodisolución de ETA?

Además del terror sangriento, hemos sufrido el terror psicológico y moral durante sesenta años, que se ahondará cuando la banda terrorista sustituya su terrorismo de sangre por un sectarismo activo civil. La manipulación y arremetida contra el monumento de “Navarra a sus muertos en la Cruzada” es un ejemplo. Nada tienen que ver los que sacrificada y heroicamente salieron al frente de batalla con lo ocurrido en ciertas retaguardias.

(Calle del Carmen, abril 2018).

Hoy sufrimos in crescendo un terrorismo psicológico y moral, al ver la vaciedad y cinismo del pasado comunicado de autodisolución de ETA, al sospechar  la impunidad de los criminales y de quienes les apoyan, al escuchar la “recompensa”  del acercamiento de los presos defendida por Urkullu y Barkos, al ver los apoyos organizados a los terroristas en sus pueblos, al constatar el reinicio de una agitación masiva y callejera con muchos medios económicos, públicos y la presencia de las instituciones políticas… El entorno de ETA se organiza, ocupa instituciones, actúa con fuerza, aumentará su activismo con el sectarismo activo de la banda terrorista, tiene los medios públicos a su alcance, son okupas del palacio del marqués de Rozalejo en Pamplona… mientras las instituciones del Estado se debilitan, la sociedad sana está desvertebrada por ideologías como el Liberalismo y Socialismo, la gente piensa en el trabajo que no hay y en pasarlo bien como evasión…

Creemos que:

No es para aplaudir por la decisión que ha tomado ETA. Que ésta no condene el  terrorismo que ha sembrado durante 60 años, o la diáspora de cientos de miles de personas del País Vasco, no asegura nada bueno. ETA debe pedir perdón por todo y a todos; es imposible hacer borrón y cuenta nueva y no puede poner el contador a cero. Debe entregarse a la Justicia para seguir judicialmente sus más de 358 -esto maravilla a cualquiera- asesinatos… ¡sin resolver! Si no debe pedir nada a cambio, ni su decisión le debe suponer algún beneficio, basta que los políticos insistan en decir que “no” van a beneficiar a los etarras, para que sea que “sí”. Así prometió el presidente Rajoy el 23 de abril: ETA “no conseguirá ninguna ventaja por desaparecer” (“Diario de Navarra”, 24-IV-2018), aunque casi dos semanas después, el Gobierno dice que sólo dará beneficios a presos etarras que asuman el daño cometido (DdN, 7-V-2018). El acercamiento de los presos etarras, ¿les hará dormir entre los vecinos honrados? ¿Permitirse enaltecimientos o recibimientos triunfales a quienes han sido terroristas? Llamemos las cosas por su nombre: los asesinos contra las víctimas, el terror contra la paz.  Exista un “relato” colocando a ETA y a sus cachorros en su propio lugar. No manipulen la palabra, ni los hechos de ochenta años atrás como tapadera para lavar los actuales crímenes etarras.

El fin de ETA no significa el final del terrorismo, pues hay muchos que amparan y legitiman la actuación de ETA o no se arrepienten de haberlo hecho  (Javier Caballero, en “¿Fin del terrorismo?, “Diario de Navarra”, viernes 4-V-2018).

(“Diario de Navarra”, IV-2018)

Parece que ahora viene lo peor: la angustia continua, se ahonda el terror psicológico y moral por la impunidad y chulería, el desgobierno … el acceso de los amigos de ETA a las instituciones… y quizás ello traiga fatales consecuencias.

Preferimos una ETA identificada con la sangre y fuera de la ley, a una ETA sin arrepentirse y trabajando en el ámbito civil. Esta segunda hace más daño a la sociedad que la primera, y además tienta a un Gobierno liberal, débil y complaciente.

¿Quiénes tienen que pedir perdón? Pídanlo ETA, el PNV que ha recogido las nueces, y los políticos que han dado pábulo a ETA. En vez de los obispos de las cinco Diócesis -cada cuál responda de la suya por separado-, deben pedir perdón ciertos miembros del sacerdocio y la Iglesia por omisión y comisión por sus “complicidades, ambigüedades, omisiones”.

Ante noticia de la disolución de la banda ETA, temo la claudicación tanto de las instituciones civiles del Estado como de algunas instancias clericales para empezar lo que pueden llamar “una nueva época”. En un sermón en Pamplona he escuchado hablar de víctimas, del gran dolor que hay que subsanar, pero también de una reconciliación. ¿Quien debe reconciliarse? ¿La sociedad sana y honrada? ¿No pasa la reconciliación por reconocer la verdad de lo ocurrido, pedir perdón, desagraviar etc. etc.? En 2004 el Vaticano decidió dejar enfriar el asunto de la Provincia Eclesiástica Vasca, porque no se daban las condiciones sociopolíticas adecuadas. Ojo: que nadie en esta “nueva época” pueda recoger las nueces malditas del suelo.

El nacionalismo/separatista vasco nada tendría que hacer si no es por el marxismo que lo utiliza de maravilla como elemento de lucha de clases y naciones, y si no es por la existencia de ETA que es marxista-leninista. Los Arzallus han recogido muchas nueces. Recordemos de nuevo que para el buen leninista “es necesario… emplear cualquier artimaña, treta, métodos ilegales, evasivas, y disimular la verdad” (LENIN).

Galería de fotos

(Calle del Carmen, abril 2018)

 

 

 

 

 

(Calle Amaya, Pamplona, IV-2018)

 

 

 

 

 

Fotos del autor (IV-2018)

5
(Visited 54 times, 1 visits today)

Un comentario en “Comunicado de ETA del 16 de abril sobre su disolución

  1. mdeg0011

    Yo uso el liberalismo bueno, ustedes hablan del liberalismo malo como una ideología mala y yo la busqué en el diccionario pero tengo que leer de nuevo en que consiste el liberalismo malo.¡ Qué los Papas han dicho que algo llamado liberalismo es malo ! ¿ Lo decían los Papas que estaban casados y tenían hijos ? ¿ La palabra de los Papas que hablaban de castidad pero ellos no se la aplicaban tienen más valor que lo que decía Santa Teresa de Calcuta ? ¿ No le entra a usted en su mente, que haya personas que tengan conciencia individual, mejor que una mayoría de los que se dicen católicos ? Yo me considero tener mejores valores que una mayoría de católicos y no me considero católicos.
    Don Federico Jiménez Losantos se considera liberal, no católico prácticamente sino católico cultural y considero que es mejor persona que una mayoría de los que se dicen no tener una conciencia no individual, sino la que le marcan los Papas y tampoco se consideran liberales, según lo que considera usted.Yo me consideran de inclinación cristiana, mi conciencia la dirijo yo y en ese punto tengo liberidad de conciencia y no me considero peor persona, que los no se consideran de conciencia individual liberal porque unos Papas que no se guían al cien por cien según lo que dijo Jesucristo ni Santa Teresa de Calcuta pero no estoy interesado en saber si existe después de la muerte, cielo e infierno porque eso no me va a hacer mejor persona.También me puedo considerar de cultura católica pero no católico prácticamente.Eduardo García Serrano dijo ayer cinco o seis veces que el catolicismo era la única religión verdadera en un casi fanatismo.¿ Qué significa eso, Eduardo, qué yo iré al infierno ? Yo no considero que Eduardo García Serrano sea mejor persona que aunque sí sea mucho más culto que yo.

Deja tu comentario