19 de octubre de 2020 0

Asalto al poder… pasito a paso

Por José Fermín Garralda
Un reciente artículo de Pío Moa, en “El Correo de España” expresa la ruptura de la Ley que están realizando PSOE-Podemos con la complicidad del Partido Popular. 

El hecho es que la llamada izquierda (comunistas-socialistas y los separatistas como aliados ocasionales) está asaltando el Régimen político (democracia liberal) y económico vigente (economía mixta de mercado), que la llamada derecha política acepta innumerables mentiras sobre el pasado de España, y que todos guardan silencio cuando la “izquierda-talibán” trata de desenterrar los cadáveres de un bando de la guerra civil, destruir obras de Fé católica, aniquilar símbolos, y otras obras anteriores a su impresentable compadreo, símbolos y obras que tanto molestan a comunistas-separatistas.

Les molestan ahora, claro, que es cuando la Historia está madura para su nueva síntesis -nos dirán- . (Y pensar que tales síntesis nacieron en algunos cerebros del siglo XIX… mientras nosotros ya hemos llegado al XXI…). ¿Qué han hecho los 40 años anteriores? ¿Traicionarse a sí mismos con el objeto de paralizar y desarmar a sus enemigos e infiltrarse como paniaguados en cátedras universitarias, y hoy gracias al Covid-19 infiltrarse en las más altas instituciones del Estado? ¿No va el separatismo español-antiespañol a rastras del comunismo, siendo su odio a España lo único que les une? Sin el marxismo, nuestros separatistas serían un mero alarde folclórico. Más todavía,  de triunfar  unos y otros, los separatismos se reducirán a un colorista desfile de banderitas y algún que otro baile regional conocido para hacer un paripé sin alma revolucionaria. Claro, que si es para utilizar la caja pública de caudales… todo se puede negociar.

El artículo de Pío Moa no gustará a los “franquistas”. Demuestra que los carlistas tenían razón cuando advirtieron en el “franquismo” ciertos elementos claves contrarios a una verdadera Restauración sociopolítica. Si tras un enorme esfuerzo no hay verdadera restauración, está dicho que la situación final será mucho peor que la primera. 

Los problemas son los mismos en muchos los países. La Revolución siembre fue internacionalista, ya la francesa y sus epígonos, ya el expansionismo hitleriano, ya el marxismo y la actual parafernalia del presente -anti sistemas, anti taurinos, anti globalistas, LGTBI, falsos anti covid etc.-. Los enemigos son los mismos,  con la novedad que en España y Reino Unido se incluye a los separatistas. Las élites cobardes también son las mismas en España, al igual que la gente trasvertida en pasotas y vividores egoistas, que a fuerza de costumbre se autoengañan, que “no hacen daño a nadie” porque nada hacen… creyendo que están en “buenas manos” políticas y hasta clericales. La vocación política de los eclesiásticos españoles desde hace 40 años es tremenda: aquí tenemos a Omella y Osoro para tratar con el Gobierno. El talibanismo iconoclasta y de cementerio no está ocioso, sino que se vincula a la pérdida de libertades cívicas (educación, conocimiento, memoria, investigación, palabra y reunión…), y al fracaso económico (la ruina más total y el reparto de los bienes de la nación), que permiten la conquista del poder, como el tal Hitler o Stalin, creadores de una nueva “liturgia”.

El artículo de Pío Moa

https://elcorreodeespana.com/opinion/178491302/Una-autentica-declaracion-de-guerra-a-la-democracia-a-la-libertad-y-a-Espana-Sanchez-se-ha-puesto-directamente-fuera-de-la-ley-Por-Pio-Moa.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=33&

(Visited 77 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*