Ir al contenido

¿Qué está sucediendo realmente en el Valle de los Caídos?

En los últimos días distintos medios y agencias están informando de trabajos de exhumación de los restos de dos personas enterradas en el Valle de los Caídos. Estos trabajos han sido ordenados por sentencia judicial por demanda interpuesta por María Purificación Lapeña Garrido, nieta y sobrina nieta de los hermanos Manuel y Antonio Lapeña Altabás (en la imagen).

En el año 2012, la asociación Recuperación e Investigación Contra el Olvido (ARICO), presidida por Miguel Ángel Capapé –marido de Purificación Lapeña– concluye que los restos de los hermanos Lapeña, fusilados en Aragón en los primeros meses de la guerra, se encuentran en el Valle de los Caídos. Curiosamente su primera opción no fue solicitar la exhumación de los mismos sino, de acuerdo con la Ley de Memoria Histórica de 2007, solicitar al Estado subvenciones para llevar el caso por su cuenta. Finalmente, y representados por el abogado profesional de memoria histórica Eduardo Ranz, la familia solicita en el juzgado la exhumación de los restos. El Juzgado de Primera Instancia de San Lorenzo de El Escorial (Madrid) resolvió que los cuerpos tenían una “alta probabilidad” de encontrarse en los osarios del Valle y ordenó la “entrega inmediata” de los mismos, a pesar de que la Abadía del Valle, depositaria y custodia de los restos, manifestó que los nombres de los hermanos Lapeña no aparecían en su listado y que es imposible exhumar dos cuerpos sin manipular cientos –quizá miles– de restos de otros cuerpos allí enterrados cuyas familias han expresado su oposición.

Lo ocurrido este lunes, con gran aparato propagandístico que lo ha presentado como el inicio del desmantelamiento del Valle, ha sido que Patrimonio Nacional, responsable del enclave, ha iniciado trabajos técnicos previos para ver si finalmente se pueden realizar esas exhumaciones y cómo. Todo ello mientras el profesional de la memoria histórica Eduardo Ranz protestaba enérgicamente porque no se le permitiera entrar a presenciar esos trabajos. Patrimonio Nacional ha emitido una nota informativa al respecto de la que se hace eco la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos.

El Valle de los Caídos, cuyo proyecto inicial era conmemorativo de la victoria del 1 de abril de 1939, se constituyó finalmente como monumento de reconciliación entre todos los españoles. Por eso mismo se decidió que en él reposaran los restos de caídos de ambos bandos y desde el primer día la comunidad benedictina ofrece misas y oraciones por el eterno descanso de todos ellos y por la paz.

En registros públicos constan nombres y apellidos de los allí enterrados y las correspondientes autorizaciones de los familiares. Únicamente carecen de esa autorización restos exhumados de cementerios y fosas de guerra que no pudieron ser identificados, y se trasladaron precisamente con la intención de que reposaran en un lugar de recogimiento, recuerdo y oración.

(Visited 905 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Suscríbete a nuestro boletín de noticias