Ir al contenido

Polonia atacada por la UE por querer llenar de “valores cristianos” su judicatura

Parlamento polaco en pleno

Europa: uno de los grandes estandartes del Nuevo Orden Mundial y de la Masonería. No hay que ponerse demasiado conspiranoicos y, sin embargo, las amenazas constantes de la Comisión Europea a Polonia por querer cambiar la judicatura e insuflarla de valores cristianos podrían dejar a Varsovia sin derecho de voto. “Está en peligro el Estado de Derecho”, dicen.

La mayor parte de los jueces polacos fueron elegidos por el sistema comunista y obstaculizan la acción del Gobierno. ¿No es lógico que Polonia quiera liberarse de la influencia estatalista y rusa de sus propias instituciones? ¿No es legítimo que los jueces se conformen al espíritu de la Patria y del Gobierno? ¿No es lógico que a la vez que juzgan según la ley, también se guíen por la tradición de un país cristiano? A pesar de todo tendremos que observar si este proceso se lleva a cabo desde la justicia y la templanza.

Pero para Europa esto es grave porque ataca precisamente a los cimientos de la UE: liberalismo, mundialismo y laicismo.

El ministro de Exteriores polaco, Witold Waszczykowski, ha respondido:

“¿Qué legitimidad tiene la Comisión Europea?”

“La Comisión no tiene legitimidad democrática. No es un organismo electo, sino que la eligen los gobiernos”.

“No podemos aceptar esto. No podemos aceptar que un cuerpo de burócratas elegidos a dedo controle y gobierne a los Estados miembros”.

MÁS INFORMACIÓN:

La cuestionada legitimidad de la Comisión europea frente a Polonia

(Visited 107 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Suscríbete a nuestro boletín de noticias