Ir al contenido

Barkos en el punto de mira del Tribunal de Cuentas por el cobro de dietas fraudulentas

Ayer se celebró el juicio a Uxue Barkos en el Tribunal de Cuentas de Madrid por los más de 200.000 euros en dietas que cobró entre 2007 y 2012 cuando era concejal del Ayuntamiento de Pamplona y diputada en el Congreso de los Diputados. Barkos ha querido evitar la vista y por tanto no ha comparecido para defenderse, aunque sí que ha acudido Claudio Colomer, su abogado, en representación suya. Supuestamente se ha ausentado del juicio, ya visto para sentencia, porque considera que tiene “afán de denigrar”. Otra posible razón es que haya trazado “la táctica Rajoy”: evitar a toda costa una fotografía en los juzgados acudiendo a ellos por acusaciones de corrupción.

Claudio Colomer Prat, abogado de la defensa de Barkos, a la entrada al juicio – Foto: Navarra.com

La asociación Justitia et Veritas se ha presentado como acusación particular del caso, con la experiencia adquirida en otros juicios relevantes como el de José Bono en 2011, acusado de cohecho, prevaricación y malversación de fondos; y en los del 11-M, defendiendo a Zouhier, enlace entre los supuestos yihadistas y la red de venta de explosivos de los mineros asturianos. Justitia et Veritas acusa a Uxue Barcos de percibir dietas por reuniones en Pamplonas con ciudadanos, colectivos o compañeros de grupo en el Ayuntamiento, cuando en realidad se encontraba desempeñando en Madrid sus labores como diputada. La actual Presidenta de Navarra y líder de Geroa Bai gobierna con los apoyos de Bildu y de Podemos, ambos partidos comprometidos en teoría contra la corrupción. Si la Presidenta navarra fuera culpable en esta segunda instancia, ¿Podemos y Bildu pedirían la dimisión? ¿Esperarían a la instancia del Tribunal Supremo? Se sabe que Barkos va a recurrir la sentencia en caso de que sea desfavorable.

La asociación jurídica considera que Barkos debe a las arcas públicas 208.000 euros:

  • 69.435 euros cobrados por la propia Presidenta
  • 139.174 euros cobrados en concepto de dietas fraudulentas por sus compañeros. Estas fueron avaladas por Barkos cuando se había ausentado de dichas reuniones.

En 2013, el Fiscal Superior del Tribunal Superior de Justicia de Navarra investigó un cobro irregular de dietas en todos los grupos municipales del Ayuntamiento de Pamplona. Sin embargo, cerró también él mismo la investigación al considerar:

«Aun siendo cuestionable esta práctica de no justificar la reunión del grupo municipal, sin embargo ello no sería suficiente para subsumir la conducta de los concejales en el delito de malversación, ya que esta figura delictiva requiere, junto al elemento objetivo de la apropiación o sustracción, de un elemento subjetivo consistente en el dolo o consciencia de que, al sustraer los caudales públicos, se están apartando o desviando los mismos de su destino»

Antonio Alberca, abogado de la acusación popular – Foto: Navarra.com

Por su parte, el Tribunal Supremo no aceptó la denuncia de Justitia et Veritas tampoco ya que a juicio del tribunal “no se ofrecía en la querella elemento o principio de prueba que avale razonablemente la comisión de un hecho delictivo”. La misma asociación presentó otra demanda ante el Tribunal de Cuentas que ahora mismo está vista para sentencia.

Antonio Alberca, abogado de Justitia et Veritas, difiere de estas interpretaciones. También ha aportado a la causa el libro ‘Contra viento y marea’, escrito por Barkos, para justificar la “dificultad de su grave enfermedad (un cáncer en 2011) para realizar actividad pública”. La propia autora relata “las dificultades” de acudir a las citas municipales celebradas en el primer semestre de 2011, período en el que, sin embargo, declaró sesenta reuniones de su grupo en las que, supuestamente, cobró dietas.

Colomer, abogado de la defensa, ha presentado en favor de Barkos nueva documentación sobre los traslados de Barkos de Pamplona a Madrid. Alberca ha declarado que “es más de lo mismo y que no tiene ningún valor”. 

(Visited 169 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*