Ir al contenido

¿Un atentado en Manchester? Un dato inquietante en los medios de comunicación

A estas alturas, ya es de todos conocida la información de que el terrorismo ha vuelto a golpear Reino Unido, dejando 22 víctimas mortales a sus espaldas. Las autoridades han declarado que se ha tratado de un terrorista suicida que se ha inmolado en un concierto donde habían reunidas 21.000 personas. Tras las primeras tres horas de silencio tras el atentado por parte del Gobierno de Theresa May, la primera ministra ha aclarado que se trata de un ataque terrorista de motivaciones islamistas.

Entre las víctimas se encuentran algunos niños como Saffie Rose Roussos, de 8 años, que ha fallecido por las heridas que ha causado la bomba.

Además de los 22 muertos, la cifra de heridos asciende a 59.

El supuesto autor del atentado

La policía británica ha identificado a Salman Abedi, un joven de 22 años, como el autor del atentado suicida que dejó este lunes 22 muertos y 59 heridos en Manchester. A pesar de que las autoridades manejaban desde hace varias horas los datos del islamista, no han decidido revelarlos hasta que algunos medios han empezado a publicar informaciones sobre Abedi.

Lo sorprendente es que el New York Times haya publicado esta información que proviene de fuentes anónimas (lo más inquietante): que la policía británica conoce la identidad de Salman Abedi por haber hallado la documentación del terrorista en el lugar del atentado. Los restos mortales del “terrorista” todavía no han sido sometidos al estudio forense, por lo que es el pasaporte de Abedi ha sido el que ha revelado su identidad.

Sorprende porque el atentado de Manchester se une a la larga lista de atentados en los que los terroristas casualmente olvidan o extravían su documentación en el lugar del crimen. El pasaporte de Satam Al Sulqami no se quemó misteriosamente tras el siniestro del avión que se estrelló contra las torres gemelas el 11 de septiembre de 2001, produciendo una bola de fuego inextinguible por varias horas que debería haberlo quemado. El pasaporte de Mohamed Atta y Abdulaziz Al Omari también sobrevivieron al atentado terrorista en Nueva York. Said Kouachi olvidó su carné de identidad tras vaciar su cargador contra los periodistas de Charlie Hebdo en Paris. El pasaporte de Ahmed Almuhamed sobrevivió a la explosión suicida de su dueño en las inmediaciones del Stade de France en 2015. Anis Amri, también olvidó su carné de identidad tras huir de los atentados en el mercadillo navidezño de Breitscheidplatz en 2016. Y en Manchester, Abedi también perdió la documentación, o eso dice la primera versión del The New York Times.

Foto: Voladura.org
Foto: Voladura.org
Foto: Voladura.org
Foto: Voladura.org

¿Nos están contando toda la verdad?

Inminente atentado en Reino Unido según el Gobierno británico

Theresa May ha declarado el nivel de alerta máximo, desplegando al Ejército para parar otro posible atentado inminente. La campaña electoral se ha paralizado con las elecciones británicas a la vuelta de la esquina. Las Fuerzas Armadas y la Policía patrullarán zonas peligrosas para evitar la amenaza.

La cuestión está en saber la verdadera motivación de este atentado. No podemos afirmar que la autoría sea de una organización de inteligencia como la CIA o por la OTAN, a pesar de los antecedentes tan interesantes –como la Operación Gladio– que los gobiernos mundiales atesoran en su historia reciente. Es extraño –y no se han publicado todavía más que rumores para tantear el terreno mediático– que se repitan ciertas incongruencias en la explicación del atentado de Manchester. Hay que investigar esos indicios y discernir si verdaderamente esto se trata de terrorismo islamista o se ha utilizado la violencia para manipular el escenario internacional. Han muerto inocentes.

(Visited 978 times, 6 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*