Ir al contenido

La Seguridad Social en números rojos como nunca en su historia

Expansión.com

La Seguridad Social se está convirtiendo en el dolor de cabeza de los Gobiernos de España y de la Hacienda Pública. Creada por Franco y continuada por el Régimen Constitucional, en 2016 ha conseguido un resultado histórico negativo en sus cuentas. 19000 millones de euros en números rojos según ha informado ABC. Un 1,7% del PIB de déficit es una cifra astronómica que revela que el sistema está de capa caída y que se requieren soluciones rápidas y eficaces si queremos mantener los subsidios para las personas más necesitadas.

Que casi el 50% del déficit provenga del régimen general de la Seguridad Social es muy preocupante. No obstante, el 70% de los que cotizan lo hacen según el régimen general. Por afiliado, el déficit en este régimen general es de 636 euros. Es decir, cada afiliado tendría que pagar 636 euros más para mantener el sistema a cero.

El desequilibrio es todavía mayor en los regímenes agrario, del mar y de la minería del carbón, con pocos afiliados y con un pozo de gastos demasiado grande para el tamaño de la atención.

ABC.es
  • En el régimen agrario por cuenta ajena, para que el sistema no fuera deficitario, cada empleado debería contribuir a la Seguridad Social con 3.800 euros más al año.
  • En el régimen agrario por cuenta propia, para paliar el déficit, cada trabajador tendría que contribuir con 16.260 euros más anuales al sistema.
  • En el régimen especial para la minería del carbón, cada afiliado tendría que aportar 490.173 euros anuales más para cubrir gastos.
  • En el régimen especial del mar, cada afiliado tendría que pagar 22.965 euros por año.
  • En el régimen especial para el hogar familiar, cada afiliado tendría que afrontar un coste de cotización anual de 848 euros más.
  • En el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), cada autónomo tendría que pagar 438 euros más al año de cotizaciones sociales.

Los datos no son muy agradables teniendo en cuenta que a pesar de que el empleo crece con fuerza –al mismo nivel que el PIB–; los ingresos siguen creciendo a un ritmo mucho menor que los gastos. Las pensiones por jubilación seguirán siendo precarias en la medida en que el sistema esté planteado para beneficiar a industrias estratégicas protegidas por los poderes fácticos sindicales y no a todos los españoles.

Ya no nos enfrentamos solo al problema de que la natalidad actual no asegure el relevo generacional. Nos enfrentamos a corto plazo a un sistema politizado, partitocrático, en el que los gastos más altos provienen de los sectores menos productivos. Eso es insostenible. Las causas pueden ser la legislación europea, la ineficacia de los gobiernos, la mala gestión de las empresas… pero en realidad el hecho es que un déficit tan grande en sectores con tan pocos afiliados es un desequilibrio dantesco. No podemos culpar –¿o sí?– a los empleados de estos campos laborales. Pero sí que nos podríamos preguntar: ¿se gasta más en el bienestar de algunos españoles y en otros menos? ¿por qué hay beneficios extra para algunos regímenes y para otros no? ¿verdaderamente hay razones de peso o todo es resultado de las famosas riñas entre CEOE, Gobierno y sindicatos? Porque un déficit por persona de 800 euros es imputable a una mala gestión o a circunstancias adversas; pero un déficit por persona de 10000, 20000, 400000 euros… ¿es tolerable?

 

(Visited 172 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Suscríbete a nuestro boletín de noticias