Ir al contenido

Enésimo intento de candidatura de principios para las elecciones europeas de 2019

20 de enero de 2017 0 Actualidad / /

 

Alain Escada, presidente de la nueva coalición provida, formó parte de la Manif pour Tous

El pasado 11 de enero, Hispanidad.com dio a conocer que el Parlamento Europeo aprobó la creación de un partido político paneuropeo con el nombre de “Coalición por la vida y la familia”. Paneuropeo significa que el partido está formado por componentes de muchas nacionalidades. En su gestación han influido polacos, belgas, italianos, franceses, españoles, eslovacos, húngaros… También significa que la cámara de la UE le ha asignado una subvención de 300.000€ para iniciar su andadura. Un gesto práctico, pero que no parece muy coherente si sus principios incluyen, según parece, un rechazo a la burocracia europeista.

El objetivo del partido es presentarse a las próximas elecciones europeas, en 2019. Su presidente es Alain Escada, un belga que fue miembro del Frente Nacional (FN) en Francia y que ha participado activamente en los eventos del movimiento pro-familia Manif pour Tous.

Este partido emergente se autodefine en las antípodas de formaciones políticas de extrema derecha del estilo del FN francés de Le Pen o populistas como el Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo en Italia. Al tratarse de una formación política que defiende la vida desde la concepción hasta la muerte natural y el matrimonio natural, formado por un hombre y una mujer, no quiere identificarse con el FN que ha renunciado en gran medida a sus antiguas posiciones provida y profamilia para apostar por lo políticamente correcto. En cuestión de religión, la nueva “Coalición por la vida y la familia” admite en su seno a miembros de todas las confesiones religiosas pero no oculta que la inspiración de su ideario es cristiana.

Alternativa Española, partido que preside Rafael López Diéguez, ya se ha unido a esta iniciativa paneuropea que podría conseguir representación en Estrasburgo dependiendo de lo que la Comisión Europea dictamine en materia de nuevos reglamentos electorales. Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, está estudiando la posibilidad de incluir parlamentarios que sean escogidos por todos los europeos. Hasta ahora, la circunscripción única que formaba cada país es la que designa a los diferentes representantes del Parlamento. Sin embargo, con la salida del Reino Unido y con 75 escaños vacíos en la cámara, es posible que se habiliten listas que puedan representar los votos de europeos dispersos que comparten ideas o intereses comunes, como por ejemplo podría ser el caso de los católicos de toda la UE. La nueva normativa está todavía estudiándose, por lo que su aprobación no es definitiva.

Los fracasos de 2008 y de 2014

En España ya hemos tenido experiencias de partidos paneuropeos o supuestamente provida que han impedido de hecho la consolidación de un proyecto electoral decente. Esperemos que no sea este el caso de la nueva Coalición acerca de la cual les mantendremos informados.

En 2008, Libertas y Ciudadanos fueron de la mano a las elecciones europeas sin conseguir representación parlamentaria en la eurocámara. Albert Ribera en aquellos momentos se presentaba como un partido de centro-izquierda, y a favor del aborto igual que ahora, y sin embargo fue el el socio elegido por Libertas, un partido “transnacional” financiado gracias al millonario católico y provida irlandés Declan Ganley. En aquel momento se aprovechó y manipuló la lucha provida y las ganas de los católicos de entrar en el Parlamento Europeo para terminar apoyando la estrategia del PP de frenar a UPyD en Cataluña. Así lo declara Enrique de Diego, uno de los pioneros de Intereconomía. En aquella lista de Libertas y Ciudadanos, en el tercer puesto, aparecía el conocido activista y rescatador pro-vida Jesús Poveda.  Finalmente, no se consiguió ninguna representación. La falta de votos y la ilusión rota de los católicos, una vez más al servicio del Partido Popular.

En 2014 el fracaso electoral de los católicos pro-vida españoles fue aún más doloroso. La coalición Impulso Social, formada por el Partido Familia y Vida (PFyV), la Comunión Tradicionalista Carlista (CTC) y Alternativa Española (AES) se presentó como un proyecto real y plural, con un programa basado en los llamados principios no negociables definidos por Benedicto XVI. Pero justo en ese momento surgió VOX, una escisión del PP que -al igual que Ganley en el 2008- presumía por boca de su candidato, el ex pepero Alejo Vidal Quadras, de contar con un presupuesto de un millón de euros. Vox no quiso entonces aunar fuerzas para defender la causa pro-vida en Europa y prefirió presentarse como un nuevo y ambiguo PP “de derechas”. Los medios de ideario presuntamente católico (13tv, Cope e Intereconomía) optaron entonces por marginar a Impulso Social y dar cancha a Vox o, directamente, al PP. Ninguna de las nuevas formaciones consiguió representación parlamentaria.

(Visited 558 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*