Seguir el blog (Follow.it)

5 de agosto de 2021 1 / /

¿Un año sin don Juan Carlos?

(Por Javier Garisoain) –

Dice la radio que llevamos un año sin don Juan Carlos. No. Don Juan Carlos nunca estuvo entre nosotros o, al menos, no desde 1978. Nunca fue uno de los nuestros. Juan Carlos de Borbón desapareció entonces, cuando más falta hacía, cuando era el titular de todos los poderes del Estado como sucesor a título de rey por el general Franco, y cuando decidió hacer dejación de todas sus responsabilidades en manos de la partitocracia naciente. Cuando abandonó su alta misión de defensor de los débiles y decidió ponerse al servicio de la plutocracia.

Aquello no fue una transición sino una transacción. Don Juan Carlos, sin ser rey legítimo -porque no lo era-, tenía de hecho en sus manos el futuro de una España diferente, un tanto adormecida, pero más auténtica que esta España descreída, resabiada y depresiva del siglo XXI. Todos sus discursos grandilocuentes del servicio a España, del amor a la Patria, de la entrega al bien común de los españoles se vinieron abajo a la primera dificultad. Juan Carlos optó por la vía fácil y rápida. “Yo me quito de en medio y allá os las apañéis” -les vino a decir a los nuevos politicastros-. Por eso lo que él ha hecho y lo que hace ahora su hijo no es reinar, porque rey sólo es el que rige. El llamado rey constitucional está ahí, ocupando los cuadros oficiales, tan sólo para dar un aire de respetabilidad al sistema. Ese era el pacto. Para eso es para lo que servía el “rey”.

Y por eso ahora no le perdonan sus chanchullos. Porque un trato es un trato, incluso entre mafiosos. El papel de la nueva monarquía hueca era aportar respetabilidad y lo que al final ha hecho Juan Carlos hace que la gente vea que todo esto -todo el sistema- es muy, pero que muy poco respetable.

(Visited 202 times, 1 visits today)

Un comentario en “¿Un año sin don Juan Carlos?

  1. José+maria

    Le tenias q haber pegado más al emerito

    Responder

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*