16 de enero de 2020 0

Señor Mulet… ¡ Dios con nosotros !

Hola señor Mulet, quiero que sepa que he intentado comprender su postura anticlerical, he intentado comprender el motivo del porque tenía un ataúd con una cruz hacia abajo en su peña e incluso he intentado entender el motivo del que hablaba con un ladrillo en su época universitaria.  Ésto lo entiendo al no tener amigos ¿ Pero no hubiera sido mejor intentar entablar conversación?

 

Sé perfectamente que escribiendo este artículo, entro en su juego y en el personaje que usted está creando para estar en la primera línea de la contienda.

Sus homólogos nazionalistas lo hicieron en su momento, construyendo un III Reich donde nos vendían su reino bajo mentiras y falsas metáforas.

Al igual que usted ellos comenzaron asistiendo a alguna procesión para, posteriormente, prohibirlas y que solo existiera el culto hacia el Estado. Es lo que tiene el socialismo.

Usted quiere proponer que aquellas personas que son católicas no tengan derecho hacia una cosa tan básica como ser recibidos en el hospital por parte del sacerdote y además prohibir que existan capillas dentro de los hospitales, algo denunciable que va contra la libertad religiosa, esa que tanto le gusta para algunas cosas pero para otras no tanto.

Entiendo que es una contradicción, pero es que usted es una contradicción en sí misma, usted que pide apostatar pero se casa nada más y nada menos que en la Basílica de la Virgen del Lledó, es de tenerlos cuadrados lo suyo.

Tan sólo me gustaría pedirle un favor, tomemos un café y regáleme el cuadro del Corazón de Jesús que retiraron del pleno, seguramente los tradicionalistas valientes sepamos dónde ponerlo en el lugar que le corresponde. Vista la pasividad y el compadreo que existe con el párroco Albert, el cual no es que no sea capaz de plantarles cara, es que les ríe las gracias.

Debe de ser que el párroco, el cual se considera historiador, sin serlo, no recuerda que su Iglesia tuvo que ser reconstruida tras los destrozos de 1936 realizados por aquellos que hoy según el señor Mulet son sus dignos herederos.

Señor Mulet: que Dios nos pille confesados, usted por sus herejías que sin duda ofenden no tan solo a los católicos, ofenden a Dios. Y a mi por ser carne de cheka de este gobierno frente populista que arrasará todo lo que toquen como así hicieron en otros tiempos.

Su época gótica la dejamos para otro triste episodio que ya relataré.

PAX

(Visited 156 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*