Seguir el blog (Follow.it)

11 de enero de 2021 3

Per les Españes, Don Carles done vosté l’ordre

(Por Fernando Miguel Marín) –
Aquests dies he llegit la seua entrevista i trobe en vosté, el Rei que les Espanyes i els espanyols necessitem.
En el que no estaré d’acord es en que vosté no vulga reclamar el tron espanyol. I tampoc estaré d’acord amb els periodistes que intenten simplificar el carlisme com la lluita al voltant d’un pleit dinástic que poc o res importen al poble espanyol.
La realitat és que a partir de 1833, hem vist com el lliberalisme acabava amb l’Espanya tradicional que resistia i va resistir fins a ben passada la Guerra Civil. Una Guerra Civil qué la guanyarem, però perguerem la Pau.
Ressorgirem una altra vegada amb un canvi de régim i on podriem aconseguir el nostre somni, que va ser impossible i es va instaurar com abans una monarquia liberal.
Com deia anteriorment, el problema no és estrictament dinástic, és un problema d’eixes ideas lliberals, que són els responsables de la destrucció de la societat actual.
A més, les variants del lliberalisme, com la monarquía lliberal, el libertarisme… totes són enemigues del Tradicionalisme.
Es per tant, Altesa que té que tindre present que alguns espanyols estem esperant eixa ordre de  calçar-nos les espardenyes i anar a la muntanya com antany.
Perqué el problema no és dinástic, és ideológic. Una societat podrida, sols renaixerà si es des de les cendres, amb un foc nou i vibrant que aplique en ixa nova comunitat, la Doctrina Social de l’Esglèsia, l’amor cap a la Pátria, els seus Furs i un model d’autogestió per a no dependre d’interessos estrangers, que es el que passa hui en dia i on avancem cap a la destrucció de totes les nostres tradicions.
—————————————-
—————————————-
Traducción del texto:
Estos días he leído su entrevista y encuentro en usted, el Rey que las Españas y los españoles necesitamos.
En lo que no estaré de acuerdo es en que usted no quiera reclamar el trono español. Y tampoco estaré de acuerdo con los periodistas que intentan simplificar el carlismo como la lucha en torno a un pleito dinástico que poco o nada importan al pueblo español.
La realidad es que a partir de 1833, hemos visto cómo el liberalismo acababa con la España tradicional que resistía y resistió hasta bien pasada la Guerra Civil. Una Guerra Civil qué la vamos a ganar, pero perdieron la Paz.
Resurgido de nuevo con un cambio de régimen y donde podríamos conseguir nuestro sueño, que fue imposible y se instauró como antes una monarquía liberal.
Como decía anteriormente, el problema no es estrictamente dinástico, es un problema de esas ideas liberales, que son los responsables de la destrucción de la sociedad actual.
Además, las variantes del liberalismo, como la monarquía liberal, el libertarismo … todas son enemigas del Tradicionalismo.
Es por tanto, Alteza que tiene que tener presente que algunos españoles estamos esperando esa orden de calzarnos las zapatillas e ir a la montaña como antaño.
Porque el problema no es dinástico, es ideológico. Una sociedad podrida, sólo renacerá si se desde las cenizas, con un fuego nuevo y vibrante que aplique en la nueva comunidad, la Doctrina Social de la Iglesia, el amor hacia la Pátria, sus Fueros y un modelo de autogestión para no depender de intereses extranjeros, que es lo que pasa hoy en día y donde avanzamos hacia la destrucción de todas nuestras tradiciones.
(Visited 256 times, 1 visits today)

3 comentarios en “Per les Españes, Don Carles done vosté l’ordre

  1. Jiminy de Le Cricket

    No em puc creure. Si la entrevista es aquella de El Español, no em puc creure.
    ¿la del federalismo como tercera vía? ¿la economía circular, la energía limpia y el peligro del cambio climático como principales aportaciones? ¿ la del carlismo como defensores de los descartados (ay esos francisquismos) de la sociedad? ¿el del socialismo autogestionario (todavía la matraca) pero ahora basado en la autoridad de Tita Carol?
    Por resumir la chaladura del personaje, cuando el periodista le pregunta por Bildu, el tipo sale conque «en democracia se deben respetar todas las ideas»… pues la de cualquier español decente es untar al tipo en galipó y llenarlo de plumas.
    Tema acabado.

    Responder
    1. identicon

      Luís B. de PortoCavallo

      “Tened gran cuidado en predicar la Verdad de tal modo que, si acaso hay entre los oyentes un hereje, le sirva de ejemplo de caridad y moderación cristianas. No uséis de palabras duras ni mostréis desprecio por sus errores” (S. Ignacio de Loyola).

      El error hay que combatirlo. Al que yerra, convertirlo.

      Responder
  2. identicon

    Antonio Riera Pastor

    Estimado Luís, no siendo yo el autor de este artículo, pero siendo valenciano, del Reino de Valencia, donde es propia la LENGUA Valenciana, no dialecto, como ud. indica, entiendo por falta de información, pero sin ninguna mala intención, aquí tiene la traducción:

    Estos días he leído su entrevista y encuentro en usted, el Rey que las Españas y los españoles necesitamos.
    En lo que no estaré de acuerdo es en que usted no quiera reclamar el trono español. Y tampoco estaré de acuerdo con los periodistas que intentan simplificar el carlismo como la lucha en torno a un pleito dinástico que poco o nada importan al pueblo español.
    La realidad es que a partir de 1833, hemos visto cómo el liberalismo acababa con la España tradicional que resistía y resistió hasta bien pasada la Guerra Civil. Una Guerra Civil qué la vamos a ganar, pero perdieron la Paz.
    Resurgido de nuevo con un cambio de régimen y donde podríamos conseguir nuestro sueño, que fue imposible y se instauró como antes una monarquía liberal.
    Como decía anteriormente, el problema no es estrictamente dinástico, es un problema de esas ideas liberales, que son los responsables de la destrucción de la sociedad actual.
    Además, las variantes del liberalismo, como la monarquía liberal, el libertarismo … todas son enemigas del Tradicionalismo.
    Es por tanto, Alteza que tiene que tener presente que algunos españoles estamos esperando esa orden de calzarnos las zapatillas e ir a la montaña como antaño.
    Porque el problema no es dinástico, es ideológico. Una sociedad podrida, sólo renacerá si se desde las cenizas, con un fuego nuevo y vibrante que aplique en ja nueva comunidad, la Doctrina Social de la Iglesia, el amor hacia la Pátria, sus Fueros y un modelo de autogestión para no depender de intereses extranjeros, que es lo que pasa hoy en día y donde avanzamos hacia la destrucción de todas nuestras tradiciones.

    Pd. No haría mal en interesarse en esta maravillosa lengua, tan española como el gallego, catalán, vascuence, etc … y castellano.

    Responder

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*