Seguir el blog (Follow.it)

4 de marzo de 2024 0

Nayeli Rodríguez, coordinadora 40 días por la Vida España: “Contar con el apoyo internacional da fuerza”

(Una entrevista de Javier Navascués).-

Nayeli Rodríguez Jiménez. Nació en Ciudad de México en 1994 y cuando tenía 11 años se mudó a Madrid con su familia. Estudió Literatura en la UCM con el deseo de cambiar el mundo mediante las letras. Luego hizo un Máster en Edición por la UAM y se dedicó durante 5 años a la edición educativa. Decidió cambiar de sector y estudiar un Máster en Marketing en ICADE y actualmente se dedica a la tecnología.

En el plano provida, dedicó 1 año y medio como rescatadora, experiencia por la que por primera vez se enfrentó a la cruda realidad del aborto y la marcó de por vida. Posteriormente, fue coordinadora de 40 Días por la Vida en Madrid durante dos años y finalmente coordinadora de España, rol con el que lleva 3 años de apostolado. Esta actividad también la ha compaginado con formación académica, ya que estudió el Máster de Bioética de la UFV con la Fundación Jerome Lejeune, cuyo TFM se centró en el uso de la píldora anticonceptiva, y actualmente estudia el Máster de Antropología Personalista de la Asociación Española de Personalismo.

¿Qué supuso para usted participar en el II Encuentro de 40 Días por la Vida en Barcelona con la presencia estelar de Isabel Vaughan y el profesor Alberto Bárcena?

Es la segunda vez que asisto a este evento y la verdad es que es muy emocionante, tanto por lo bien organizado que está como por la cantidad de asistentes y la calidad de los ponentes. Es un encuentro que no solo contribuye a crear comunidad entre los voluntarios de 40 Días por la Vida de Barcelona, sino que siempre se estructura en lo que considero dos elementos muy importantes; una parte más emotiva y testimonial, como es el caso de Isabel Vaughan, cuyo ejemplo inspira y nos empuja a defender a Cristo hasta el final; y otra parte más racional e intelectual, como en este caso la desempeñó el profesor Alberto Bárcena, cuya conferencia nos dio luz y claridad para entender la sociedad actual en la que vivimos y sus motivaciones.

Siempre me he sentido afortunada de poder asistir a este evento y de conocer más de cerca a las personas tan maravillosas que participan en él, unidos todos por los mismos valores y por Cristo.

Es importante ver que 40 Días por la Vida en España tiene el apoyo internacional de un movimiento cada vez más consolidado en el mundo…

Así es. Al tratarse de un movimiento internacional, somos parte de algo mucho más grande que nosotros y eso nos da fuerza porque te das cuenta de que al margen de la situación particular de tu ciudad o de tu país, católicos provida todavía hay muchos en el mundo y podemos trabajar juntos hacia la misma dirección. Es un movimiento que se ha extendido por 64 países y Europa, que hasta hace unos años apenas tenía unas pocas campañas, se empieza a revitalizar y a unir en oración por el fin del aborto, lo cual es muy motivador. Aún estando en países distintos, la oración conjunta, la tecnología que acorta las distancias y ese deseo de pertenecer está creando una comunidad internacional de 40 Días por la Vida cada vez más fuerte. Es habitual que yo hable con líderes de otros países para pedirles consejo, darles ideas si me lo piden o simplemente apoyo.

España ocupa un lugar muy especial en 40 Días por la Vida y así es como lo concebí desde el primer momento en el que recibí la coordinación nacional. Al nacer en México y vivir la mitad de mi vida en España, he podido aprender de dos culturas, amarlas y ver las similitudes y diferencias que ambas naciones tienen. Siempre he visto a España como un lugar estratégico clave, un puente entre dos mundos: Hispanoamérica y Europa. Y así lo he intentado trasladar a la coordinación internacional. Además, con la multiplicación de campañas que se sucedieron en España en tan corto tiempo, nos hemos convertido en un aliado clave para el movimiento.

También da esperanza que en Estados Unidos muchos estados estén considerando el aborto como un delito…

Así es. 40 Días por la Vida surgió en un pueblo de Texas en 2007 y pronto se extendió por todo el país y luego por el mundo. Estados Unidos nos lleva una década de ventaja y por eso precisamente confiamos y tenemos esperanza en que ese milagro que se está produciendo en Estados Unidos pronto se empiece a extender por todo el mundo. Hoy sabemos que eso es posible, no solo porque nuestra fe nos lo confirma sino por los hechos observables en ese país que tanto promovió el aborto, tanto dentro como fuera de sus fronteras. Sé que un día pasará lo mismo en España.

Coincidiendo con el tiempo cuaresmal inician una nueva campaña en España. ¿Por qué es importante aprovechar este tiempo de gracia, con penitencia y oración, para salvar vidas?

La Cuaresma es ese tiempo de penitencia, de reconversión. Necesitamos que Dios obre en nuestros corazones para ser capaces de acompañar a Jesús en el Huerto de los Olivos, en el via crucis, en el calvario… en el dolor, en la humillación, en la soledad. Este es un tiempo de silencio, de penitencia, de amor en el dolor.

La Iglesia Católica pide oración, ayuno y limosna en estos 40 días de preparación. Las campañas de 40 Días por la Vida están inspiradas directamente en este periodo cuaresmal y sus tres pilares se basan también en esa recomendación para este tiempo: oración y ayuno, presencia pacífica frente a los abortorios, y alcance comunitario.

El aborto es hoy el crimen de nuestro tiempo, en España mueren cerca de 100.000 bebés cada año solo mediante abortos quirúrgicos. Así como Cristo, hijo de Dios encarnado, inocente, sufrió lo inimaginable por el pecado del mundo, así hoy los bebés en periodo de gestación sufren una muerte atroz por causa del aborto, que no deja de ser uno de los pecados más duros que existen. La encarnación de Cristo constata el valor infinito de la dignidad humana y de su naturaleza; hacer penitencia por el aborto hoy es acompañar a Cristo en la cruz.

¿En cuántas ciudades españolas se está haciendo la campaña?

En esta edición de Cuaresma tenemos un total de 27 campañas en 24 ciudades: tres en Barcelona, dos en Madrid, Albacete, Alicante, Bilbao, Burgos, Castellón de la Plana, Córdoba, Donostia-San Sebastián, El Puerto de Santa María, Elche, Gijón, Granada, Málaga, Murcia, Oviedo, Pamplona-Iruña, Santander, Sevilla, Talavera de la Reina, Toledo, Valencia, Valladolid, Zaragoza.

Todas las ciudades se pueden ver en nuestra página web https://40diasporlavida.online/

¿Por qué es importante que los voluntarios perseveren a pesar de las dificultades que hay, tal y como están los tiempos?

Porque la perseverancia en general cuesta. Es de todos conocido que a las nuevas generaciones nos cuesta el compromiso. Vivimos en la sociedad de lo inmediato, del aquí y ahora, en parte promovido por la tecnología. La paciencia no es una característica propia de este tiempo. La mayoría de las veces en las que vas a rezar frente a un abortorio no ves que pase absolutamente nada, y eso puede llegar a desanimar o a desesperar. Uno quisiera que Dios bajara del Cielo y nos solucionara todo de una sola vez, pero la vida no funciona así. La perseverancia es una virtud que se aprende, clave en la vida, en la fe y en el amor. No se puede amar sin ser perseverante, “el amor es paciente”. Con el ruido y la velocidad del día a día nos despistamos, pero yo veo muy claro que rezar en estos 40 Días por la Vida es un aprendizaje de amar a Dios despacio, de amar a los demás y a la vida en lo pequeño y en lo paciente, con convicción.

Isabel Vaughan es un ejemplo de perseverancia. Ella lleva 20 años rezando frente a los abortorios. Tras 14 años de oración en los que muchas veces no pasaba casi nada, vio cerrar el abortorio de Birmingham frente al que oraba. Esto es convicción, fe, esperanza. Esto es amor. Estoy segura de que, tras el ascenso de Jesús al Cielo, los discípulos tendrían muchísimas tentaciones para rendirse, pese a que habían conocido de primera mano al Mesías. Tendrían discusiones, muchos momentos de soledad, persecución, muerte de sus amigos más cercanos… Pero su amor por Cristo se confirmó en la perseverancia. A eso estamos llamados nosotros también.

Aunque finalmente es Dios el que toca los corazones y lo hace todo, quiere contar con nuestro pequeño esfuerzo y con nuestra fe y confianza.

Así es. Dios todo lo puede, Él nos ha creado. Podría acabar con la muerte, con el aborto y la maldad en un pestañear. Pero entonces no habría lugar para la libertad, y, por consiguiente, no lo habría para el amor. Y Dios es amor.

Dios, en su infinita misericordia, está escuchando nuestras oraciones y las cerca de 15.000 horas de oración que hacemos en España cada campaña. Y gracias a esa oración y a esa intercesión que puede parecer tan minúscula, obra cientos de milagros que vemos en cada campaña: vidas salvadas, conversiones, regalos… Pero efectivamente, pide nuestro pequeño esfuerzo y que aprendamos a confiar en él, pues quien no sabe confiar no sabe tampoco recibir el amor que se le da.

¿Cómo se puede compaginar este apostolado de oración con la vida familiar y laboral?

De forma muy sencilla, integrándolo como un servicio más de la vida personal. Solo se pide 1 hora a la semana de tu tiempo durante el periodo de campaña. ¡Apenas es nada! 1 hora acompañando a Jesús en el calvario. Además, para los días que no se pueda acudir al abortorio a rezar, se pueden seguir las oraciones del devocionario en casa. Eso es lo que hago yo. Me encantaría ir todos los días a rezar, pero no puedo; entonces los días que no puedo ir, ya sea por la mañana o antes de dormir, agrego a mis oraciones habituales la intención y oración diaria de la campaña para unirme en oración al resto de la Iglesia para defender la vida. Teniendo presente la causa de la vida en tu día a día te será más sencillo organizarte. Y si se puede hacer en oración en familia, muchísimo mejor.

Además, se pueden ofrecer sacrificios como no ver series, no jugar videojuegos u ofrecer otra cosa que te gusta mucho, por estos no nacidos y sus padres. Ayunar comiendo una sola comida al día, a pan y agua, o con lo que el cuerpo te permita, es también una forma de ofrecer y mortificar el cuerpo. Y el tiempo libre que te quede de no hacer estas cosas como ofrecimiento, dedicarlo a la oración. Existen muchísimas formas de ofrecimiento.

¿De qué maneras se puede apoyar esta campaña?

Principalmente participando en las campañas de oración. Para ello, solo tienes que acceder a la web www.40diasporlavida.online, buscar tu ciudad, registrarte y apuntarte para cubrir un turno de oración, especialmente aquellos que estén vacíos. ¿Y qué mejor manera de llevarte a un amigo o familiar para que rece contigo?

Puedes hablar con tu parroquia, movimiento o grupo de fe para organizarlos y cubrir un día entero de la campaña como actividad comunitaria. Para esto, puedes ponerte en contacto con el coordinador de 40 Días por la Vida de tu ciudad.

A través de redes sociales puedes seguir nuestras cuentas y difundir nuestro contenido provida. Puedes también apoyar las distintas iniciativas que vayamos sacando; organización de eventos provida, recaudación de pañales y productos de bebé para las madres salvadas, llevar uno de nuestros carteles a tu parroquia o colegio… Incluso podrías organizar un evento provida en tu parroquia y nosotros te apoyamos.

Otra forma de apoyar es haciendo un donativo o comprar los artículos que ponemos a tu disposición como libros o camisetas para que podamos seguir financiando la proyección de películas, impresión de carteles, apoyo a mujeres salvadas del aborto y demás gastos que se derivan del movimiento.

Y principalmente con tu oración constante, tanto por las intenciones de la campaña, como por los coordinadores y equipos de cada ciudad.

(Visited 14 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*