14 de febrero de 2021 0

La Comunión Tradicionalista durante la II República en Castellón

(Por Fernando Miguel Marín) –

Al caer la monarquía apunta Artola, el conjunto de partidos que un día estuvieron integrados en las filas carlistas, jaimistas, integristas y tradicionalistas, descubrieron en 1931 la coincidencia de su unidad básica y llevaron a cabo un proceso de concentración, que devolvió a la Comunión Tradicionalista su singularidad.

Es, como gusta presentarse un antipartido en el régimen de democracia liberal y parlamentaria. Sus actos en Castellón son multitudinarios o frecuentes, en desproporción a su auténtico volumen. Aunque es una supervivencia histórica, tiene vigor. Por el número de sus adhesiones, no tiene capacidad para concurrir  en régimen de igualdad con la Derecha Regional Agraria. Suponemos que un bueno de militantes de DRA procedían del carlismo. Luis Lúcia era uno de ellos.

La organización provincial es excelente. Con base de zonas y subzonas, es como una red que envuelve todos los pueblos de la provincia y facilita su difusión. En general la militancia del tradicionalismo de Castellón es activa.

A comienzo del año 1933 se acusa un resurgimiento del carlismo, que coincide con la adquisición del periódico ¨ La Provincia Nueva ¨ efectuada en enero de dicho año.

Al procederse a la reorganización de las fuerzas tradicionalistas ¨ ahora mas necesaria que nunca¨ , como acuñaban los militantes de la época, aquellas zonas o subzonas están establecidas según las vías de comunicación y las relacionadas con la vecindad, comerciales y sociales. En su totalidad son 9 zonas y 28 subzonas.

El objetivo de esta nueva organización, es la comunicación continua, respondiendo rápidamente a cualquier emergencia del momento. Diríase que es un plan de movilización perfectamente capilarizado.

El numero de juntas no era inferior a 40 en toda la provincia y 13 el de los círculos. El de delegaciones era de 35, no coincidiendo exactamente su organización. La sección de Margaritas constaba,  al menos, de 20 organizaciones y 3 el de Requetés.

La Comunión Tradicionalista rebasa con creces los limites de un partido político. La formación religiosa que se impartía a sus militantes , el carácter militar del Requeté, su defensa de los actos ante cualquier ataque del enemigo, la labor de beneficencia a través de Socorro Blanco… le dan un carácter distinto. Creemos que la supervivencia del carlismo en la provincia de Castellón no fue extensa, pero tiene una nota de firmeza en sus convicciones, que le impidieron desaparecer.

Por otra parte  la Derecha Regional Valenciana asumió, con otro estilo en aquella época, los principios fundamentales de aquél, y tuvo por su carácter moderno mayor aceptación. Bien es cierto que la Derecha Regional Valenciana asumió enseguida e inequívocamente el principio de la ¨ accesoriedad de las formas de gobierno¨, que hubiera chocado con la lealtad que el tradicionalismo mantenía en la defensa de la monarquía legítima.

Por Castellón desfilan el marques de Villores,  Lamamié de Clairac, Salaverry, Morell, Senante, Granel, Urraca Pastor, el conde de Vallellano, el barón de Cárcer, Chicharro, Arauz de Robles Bau, Zamanillo, conde de Rodezno, Calvo Sotelo ( dentro del Bloque Nacional ) en Villarreal, Ginés Martínez, Comín, Fal Conde, Gómez Rogí, el Rvdo Angés y Pelayo Beltrán.

 

Lo secundan, cada uno en su propio menester el Rvdo Duart de Tírig, Nemesio Traver, Manuel Bellido y Rubert, José Serret, Serrano Calvo, Carmen Suria, el Rvdo, don Ramón Royo, Carlos LLoréns, Mauricio Hernández, Luis Cantó Llopis, Pedro Chirri Nicolás, Vicente Ramón, Ángeles Esteve, Juan Colomina, Bautista Soler, Cazador, Rodríguez, Pachés…

Relativo a la prensa de la época tuvieron un pequeño enfrentamiento con el ¨ Diario de Castellón ¨, donde tuvieron que matizar que no es un monopolio de Derecha Regional Valenciana sino que ofrece a los tradicionalistas igual de números de líneas. Por otra parte, sustenta un criterio unionista de la gente católica que leía el diario, aunque hay quien discrepa.

 

Mención aparte merece la Asamblea Provincial del 21.01.1934, en realidad homenaje póstumo a Jaime Chicharro, con asistencia de su cuñado Lamamié de Clairac. Fue Chicharro hombre de amplia cultura, sólida formación religiosa y desinteresado hasta el fin.

Para constatar una pequeña muestra de la magnitud  que tenia  el carlismo aportaremos un pequeño dato de Alcalá de Chivert, cuna del general Pascual Cucala Mir:

Consta el círculo de tres secciones: círculo,100 socios. Requeté 19. Y Margaritas, 132.

Se fundo la sección de Margaritas en 1912. Lo que demuestra su resurgimiento es la actividad incansable que demuestran.

Las Margaritas cooperan en los aspectos religiosos, políticos y sociales, tales como visitar a los enfermos, interesándose por la recepción de los Sacramentos y dando limosna si son pobres. No han dejado de celebrar ni un solo año el ¨ Nadal del poble ¨, repartiendo bonos en metálico o especies.

Diríase que la Comunión de los años 1930 es un ejercito que vive como un espíritu, castrense y místico, en actitud de espera.

La muestra es pequeña pues se trata de una localidad reducida ( 5.499 habitantes ), pero creemos suficiente para ilustrar algo el espíritu que venimos relatando.

Esto es lo que fue el tradicionalismo al servicio de una causa colocada bajo la divisa de Dios, Patria, Fueros y Rey en los años de la II República en la provincia de Castellón,

Círculo Tradicionalista de Alcalà de Xivert

Círculo Tradicionalista de Alcalà de Xivert

(Visited 96 times, 2 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*