Seguir el blog (Follow.it)

17 de febrero de 2024 1

Isabel Vaughan: “Las leyes pro-aborto comienzan a desmoronarse y Satanás está perdiendo su control”

(Una entrevista de Javier Navascués).-

Tal y cómo informó InfoCatólica, hoy sábado 17 de febrero, Barcelona se convertirá en el escenario del II Encuentro 40 Días por la Vida. El auditorio del Colegio Real Monasterio de Santa Isabel será testigo de este importante evento, que contará con la presencia de Isabel Vaughan, activista provida y coordinadora de 40 Days for Life Birmingham, y Alberto Bárcena, doctor en Historia por la Universidad San Pablo CEU.

La jornada dará comienzo a las 9:30 con la Misa de Inicio de Campaña, seguida de la presentación oficial del Encuentro. A las 11:00, Isabel Vaughan compartirá su testimonio en una charla titulada «Defender la vida junto a Maximiliano Kolbe». Posteriormente, a las 12:30, el profesor Alberto Bárcena abordará la temática «Católico, despierta: la batalla cultural y el aborto».

Aprovechamos la ocasión para entrevistar a Isabel Vaughan-Spruce, una de las grandes referentes provida a nivel internacional. Tras ser detenida por rezar ante un abortorio en Birmingham, Reino Unido y retirarse los cargos contra ella, se convirtió en un gran símbolo de la libertad de expresión provida en todo el mundo.

¿Qué supone para usted venir a España a este evento de 40 días por la Vida de Barcelona?

Estoy encantada de que el grupo 40 Días por la Vida me haya invitado a Barcelona. Me apasiona difundir el mensaje de 40 Días por la Vida, así como animar y motivar a los que ya participan en esto. En el pasado nos hemos centrado únicamente en los gobiernos, los líderes políticos y aquellos en posiciones poderosas de influencia para cambiar el rumbo del aborto, pero 40 Días por la Vida reconoce el papel vital que cada uno de nosotros desempeña en esta batalla.

Si podemos movilizar globalmente a personas pro-vida a nivel de base, entonces el impacto que tendremos será incalculable. Estamos viendo que las organizaciones abortistas globales comienzan a debilitarse, las leyes pro-aborto están comenzando a desmoronarse y Satanás está perdiendo su control, no sólo por la acción de los altos poderes en el gobierno en algunos países, sino porque Dios está escuchando las oraciones y súplicas de los individuos humildes que no se rinden ante el mal.

¿Cómo cree que su testimonio puede servir de ejemplo para otras personas?

Dios obra a través de cada uno de nosotros por igual siempre y cuando cooperemos con Él y así cada uno tiene su propio testimonio. Espero que al compartir mi pequeña parte en esta batalla por la vida, otros también caigan en la cuenta del testimonio de sus propias vidas y lo compartan. Cuando hablo, encuentro que aliento a otros a alzar la voz y algunas de las voces más alentadoras son aquellas que apenas se dan cuenta de que tienen algún testimonio que dar. Hace poco unos voluntarios de 40 Días por la Vida en España me contaban lo difícil que les resulta seguir motivando a su equipo año tras año, lo agotador que era para ellos y lo duro de la lucha incesante contra el mal… sin embargo, persisten. Su perseverancia me conmovió más que cualquier gran historia de triunfo visible, ya que habían triunfado en una de las luchas más importantes: en su propia batalla contra el desaliento.

¿Por qué llama en el vídeo promocional a salir de la zona de confort a defender la vida?

Esto es parte del legado del Papa San Juan Pablo II, quien nos dijo que rompiéramos con nuestros modos de vida cómodos y rutinarios y volviéramos a la calle y allí proclamáramos el Evangelio de la vida.

Satanás trata con verdades a medias y, lamentablemente, esto es lo que escucho a menudo de quienes dicen ser provida. Me dicen que están ocupados, que se sienten incómodos o avergonzados de orar en las calles, que es inconveniente o incómodo o que es desagradable para quienes viven con ellos o un peligro para su trabajo o reputación. No podemos darnos el lujo de esperar a que sea conveniente defender la vida. Puede que nunca sea cómodo o agradable. Sí, es cierto lo que dicen: que están ocupados y que defender la vida puede ser incómodo o incluso ponernos en situaciones embarazosas, que pueden afectar a nuestra reputación o a nuestras relaciones, pero esa es la verdad a medias. La verdad que se les ha escapado es que esto es no es motivo suficiente para guardar silencio. Estamos llamados a ser santos, no sólo cuando nos conviene, no sólo si podemos encontrar el tiempo, no sólo cuando es conveniente, sino a tiempo y a destiempo, en cada minuto de nuestras vidas.

¿Por qué vale la pena el esfuerzo, incluso si a veces es desagradable y va contra corriente?

Simplemente porque no podemos poner precio al regalo de la vida. Cada ser humano desde el momento de la concepción tiene un valor incalculable: está hecho a imagen y semejanza de nuestro Creador. Por supuesto, esto también es cierto para aquellos que han experimentado el dolor de un aborto o de múltiples abortos: poder ayudar a una de estas personas a acceder a la misericordia de Dios vale todo el esfuerzo que podamos hacer.

Al final, un día, seremos solo Dios y yo cara a cara en esa mesa divina y, aunque me siento avergonzada por mis propios defectos y fracasos, quiero poder levantar la cara y decir que en la batalla por la vida no tuve miedo de hablar claro.

¿Dónde ha encontrado la fuerza para seguir orando contra el aborto?

Creo que es importante que reconozcamos el profundo elemento espiritual de nuestra misión provida en lugar de verlo simplemente como una especie de trabajo social. De esta manera, cuando surgen obstáculos o nos enfrentamos a la hostilidad, no nos sorprendemos y reconocemos de dónde viene en su origen. Satanás quiere conquistarnos a cada uno de nosotros personalmente y si no puede tenernos, al menos intentará desanimarnos para hacernos menos efectivos. Comprender de dónde vienen estos desalientos me ayuda a saber cómo afrontarlos. Sé que debo estar arraigada en la oración y utilizar todas las armas espirituales que me da la Iglesia. Ni siquiera puedo esperar a enfrentarme a un enemigo tan grande sin Dios, pero con Dios nos volvemos invencibles.

¿Cómo te ha hecho crecer en tu vida el hecho de ser perseguida por defender la verdad?

Creo que esta es la ÚNICA manera en que realmente crecemos en la vida. Dicen que la fe no es fe, a menos que se ponga a prueba y entonces es cuando realmente descubrimos lo que creemos en el fondo. Ser probada en mi vida me ha ayudado a darme cuenta de lo que es realmente importante; esto me ha ayudado a confiar más en Jesús y caminar más cerca de Él. Sé que es Él quien sostiene cada respiración y cada latido de mi corazón.

¿Por qué tiene tan presente a San Maximiliano María Kolbe en su lucha provida?

Siento que he caminado con san Maximiliano desde hace mucho tiempo. Mientras estaba en el útero mis padres me llamaron Maximiliano porque suponían que era un niño (tal vez porque tenía tres hermanos mayores). Obviamente este nombre no permaneció cuando nací, pero creo que Maximiliano se quedó conmigo de todos modos.

Cuando tenía veintitantos años, tomé una copia de la revista Crusader (que originalmente fue fundada por San Maximiliano) y leí en su interior una carta de una mujer que compartió su experiencia orando fuera de los centros de aborto. Ahí dejó sus datos y me puse en contacto con ella y descubrí el centro de aborto más cercano a mí donde la gente oraba en la calle. Este fue el comienzo de mis oraciones en las inmediaciones de un centro de abortos en Birmingham.

La primera vez que participé en ayudar a una mujer a decidir quedarse con su bebé después de conocerla en las puertas del centro de abortos fue una hermosa historia que tomaría demasiado tiempo para contar, pero terminó cuando su médico regresó ocho meses después y me mostró una fotografía. de la señora y su bebé….al que ella había llamado Maximiliano.

Creo que San Maximiliano Kolbe todavía desempeña un papel alentándome a mí (y a muchos otros que han compartido sus historias conmigo) en esta misión provida, sobre todo por la esperanza que me inspira. La mayoría de la gente sabe cómo San Maximiliano dio su vida por un compañero de prisión en Auschwitz, pero muchos no conocen otro suceso ocurrido dentro de ese mismo campo de concentración. Esta historia la cuenta un compañero de prisión en Auschwitz: este hombre dijo que cuando llegó al campo de exterminio fue como si su esperanza muriera en las puertas. Podía ver los rostros demacrados, podía oler el humo de la carne humana quemada que salía de las chimeneas y pensó que nunca más volvería a ver la libertad. Un día describió cómo caminaba entre los bloques donde estaban alojados los hombres, se sentía muy deprimido y muy desanimado. Hacia él caminaba Maximiliano Kolbe, y como si leyera lo que había dentro de él, Maximiliano se acercó al hombre, le colocó su mano en su hombro y dijo: ‘¡Esperanza, nunca pierdas la esperanza!’

Esto provocó una chispa dentro del hombre y regresó al bloque donde estaba alojado con los otros hombres. Juntos idearon un plan. Un plan para irrumpir en las dependencias de los oficiales alemanes, robarles los uniformes, apoderarse de las llaves del coche del comandante, disfrazarse de oficiales alemanes y salir por las puertas de Auschwitz en lo que fue una de las fugas más atrevidas y exitosas de la historia, la fuga de Auschwitz.

Me imagino que después la gente felicitaría a este hombre por su ingenio y valentía, y con razón, pero no empezó por él, empezó por Maximiliano, que le devolvió la esperanza. No dejó que sus circunstancias le condicionaran: él mantuvo la esperanza sin importarle nada…

Y ese es nuestro trabajo, ya estemos hablando con mujeres o parejas que están pasando apuros durante el embarazo, aquellas que han pasado por un aborto o múltiples abortos, aquellas que han trabajado en la industria del aborto, aquellas que dicen que son provida, pero se sienten demasiado abrumadas por el miedo o por el tamaño de la tarea para involucrarse o aquellos que trabajan junto a nosotros, pero están experimentando cierta fatiga en la batalla. Si queremos ejercer alguna influencia en estas situaciones, primero debemos convertirnos en personas de esperanza, a ejemplo de San Maximiliano María Kolbe.

(Visited 40 times, 1 visits today)

Un comentario en “Isabel Vaughan: “Las leyes pro-aborto comienzan a desmoronarse y Satanás está perdiendo su control”

  1. I. Caballero

    Aunque NO se corresponda con exactitud con el texto/entrevista de Javier, el enlace siguiente demuestra la perversa y luciferina sociedad en la que vivimos:

    https://lemediaen442fr/des-enfants-en-petite-tenue-portant-des-bas-et-des-porte-jarretelles-ont-defile-lors-du-carnaval-de-torrevieja-en-espagne/
    Que Dios nos bendiga y proteja
    Solo
    DIOS, PATRIA y REY LEGITIMO

    Responder

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*