Seguir el blog (Follow.it)

25 de mayo de 2022 0

Guernica: ¿Pedir perdón? ¿Por qué?

(Por Carlos Ibáñez) –

Nos informa la prensa de Bilbao que los medios nacionalistas que apoyan al Gobierno, han exigido que pida perdón por el bombardeo de Guernica.

Una vez más hemos de hacer constar que sobre un hecho cierto (bombardeo con incendiarias) de ha forjado un mito. No fue el primer bombardeo de la guerra. Ni el último. Ni el único. No fue el que más victimas causó. Está demostrado que, además del fuego causado por las bombas, hubo incendios por parte de los rojos que se retiraban. Que algunos intentaron apagar los incendios y se les impidió.

Por otra parte nadie habla de los incendios de Irún, Éibar, Amorebieta y Munguía. Todos provocados por las fuerzas en retirada.

Pero el colmo del absurdo es que los nacionalistas pretendan que el Gobierno actual pida perdón por el bombardeo. ¿Qué tiene que ver este Gobierno con el mando nacional de la Cruzada?

Los vencedores no pidieron perdón por el bombardeo. Pero hicieron algo más importante: reparar, en lo posible, los males causados. Guernica se reconstruyó rápidamente. Para 1956 no quedaban más huellas del bombardeo que los restos del frontón. Recordamos haber oído a personas afines a los vencidos, que los vencedores se habían apresurado a la reconstrucción para hacer desaparecer las pruebas de su criminal hazaña.

El hecho es que Guernica se reconstruyó. No hubo petición de perdón. Al fin y al cabo, una petición de perdón es cuestión de retórica y no cuesta nada hacerla. Por eso a los partidarios de la demogresca les gusta tanto la retórica con la que tapan su incompetencia y su afán por repartirse los caudales públicos. Por eso, estamos seguros de que, si vencen los que fueron vencidos, todavía veríamos las ruinas de Guernica.

Pero los nacionalistas no dan puntada sin hilo. El Gobierno actual representa a España. Y si pide perdón por el bombardeo, consiguen que España pida perdón. A los vascos, naturalmente. Así van añadiendo nuevos elementos para la construcción de otro mito. El que habla de una opresión de los vascos por España.

Quienes conocemos la Cruzada por los relatos que hemos escuchado de quienes participaron en ella o por la lectura de periódicos, sabemos de la mentira con que el Gobierno de Euzkadi llevó la los gudaris a la contienda. Les hizo creer que iban a luchar por Euzkadi y contra España. Claro que la mentira no tuvo éxito y, por eso, los batallones de gudaris se rindieron con tanta facilidad en Santoña.

Pero ellos no cejan. No se convencen de que la independencia de Euzkadi es un imposible. Nunca se ha dado. Refractarios a aprender de la realidad, siguen insistiendo en que su objetivo es ese sueño imposible.  Si consiguen que el Gobierno pida perdón, habrán dado un paso más. Habrán logrado una victoria.

El peligro está en que el Gobierno se doblegue a sus exigencias. Lo cual es de temer. A muchas exigencias, a todas luces absurdas, se está doblegando, para conseguir los votos separatistas que necesita para mantenerse en el poder. ¿Hasta dónde van a llegar por ese camino  de ignominia?

(Visited 115 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*