2 de agosto de 2019 0

El “poder” de la Sra. Chivite PSN y la abstención de EH Bildu

CADA momento tiene sus palabras talismán. Estas palabras rechinan en Navarra, pues no hay Gobierno “Foral” y la Chivite (PSN), que quedó muy lejos del primer partido Navarra Suma, quiere pactar con los separatistas y obtener la abstención (seguro que a cambio de algo) de EU Bildu. Es evidente que el PSN viene a salvar y consolidar la sectaria y técnicamente mala labor del anterior cuatripartito separatista-comunista: por algo será y no sólo por la ambición de una persona como la Chivite. 

EL PSOE habla de Progreso, sin que sepamos con ellos qué sea eso de progresar, salvo que “la cosa” se identifique con lo que el PSOE quiera y diga. Extraño progreso es éste.

Otros como el sr. Esparza (UPN: Navarra Suma) hablan de constitucionalismo, sin que sepamos qué es eso, pues la Constitución se ha quebrado un montón de veces, o bien han fracasado muchos recursos contra leyes porque se pensaba que eran claramente anticonstitucionales.

Pero es que en la Constitución se ha visto que cabe prácticamente todo. Todo lo que una mayoría de parlamentarios quiera, o bien lo que una mayoría de parlamentarios, contrarios entre sí en todo menos en una cosa, quieran. Todos contra Navarra Suma, y ya está. 

Esto es una burla al votante de todos los partidos, y demuestra que el famoso constitucionalismo es una tontería. Sí, hay realidades superiores, aspectos origen y más inteligibles que ese de constitucionalismo. ¿Nos suena eso de la decencia?

Mejor sería decir: – Vd. sra. Chivite, deberá su sillón presidencial al favor político de aquellos que no condenan el terrorismo etc. etc., de aquellos que buscan separarse de España, de aquellos enemigos de Navarra – Sra. Chivite, Vd. no puede ser fiable. Por sentido común y por decencia. No, no me hablen de constitucionalismo, teoría que se estrella contra los hechos, amén de que es falsa. 

Claro, ¡si la culpa la tendrá el pobre votante socialista, que ya no debe saber qué es eso de socialismo o de Navarra! ¡Pobre votante que se engañó o engañaron creyendo que el socialismo defiende y sólo defiende al trabajador!  “¿La sra. Chivite es progreso?”: con esta tomadura de pelo nos tratan como si fuésemos críos. 

Una de las mayores quiebras del constitucionalismo es que se haya admitido en las instituciones a quienes como EH Bildu no condenan en terrorismo etarra.

Pero la quiebra mayor es el olvido de Dios y de la ley de Dios en las instituciones políticas. Esta es el origen de todas, y por ello los carlistas expresan el “Nada sin Dios”: nada sin Él, ni siquiera Gobierno pues será contra Dios y contra el hombre. ¿O es que romper con la realidad no se ha vuelto contra todos nosotros? ¿No decimos que la gente está cada vez más “loca”? Y los políticos, ni te cuento. ¿Es que las barbaridades van a salirnos gratis? Creo que los nuevos socios del futuro Gobierno ya han empezado a comerse la ambición de la Sra. Chivite en bocadillo…. Siempre cabe la marcha atrás para alejarse del peligroo camino emprendido. Ahora bien, con ciertas instituciones y este sistema no prometemos nada, absolutamente nada. 

De tanto hablar de estas cuestiones nos olvidamos del tema laboral, del trabajo, de la necesidad de trabajos extras para vivir, de la necesidad de la devolución de hacienda para ponerse algo al día (y hasta entonces Hacienda utiliza nuestro dinero o fruto del trabajo), del bajón sindical, de la necesidad de comprar coches para que las factorías vendan y no se hundan… y también nos olvidamos de cosas mucho más graves.

Ramón de Argonz

Tomado de elirrintzi.blogspot.com (1-VIII-2019)

(Visited 46 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*