Ir al contenido

La desconcertante política de Trump

9 de julio de 2020 0 Actualidad

(Ahorainformacion.es) – El mundo de las ideologías progresistas más radicales, el del llamado “estado profundo” estadounidense, el de aquellos que desean una aceleración del proceso revolucionario, lo han identificado como una rémora porque se opone al globalismo y al relativismo radical. Es un argumento socorrido en todos los medios obedientes al Nuevo Orden Mundial (NOM) echar a Trump la culpa de todo como se ha visto en la reciente oleada de protestas “raciales”. Por contra es cada vez más habitual en los ambientes conservadores -y aún católicos- ensalzar al presidente norteamericano como si fuera poco menos que el salvador de la civilización occidental, un nuevo Constantino, un San Luis o un emperador Carlos. Ni tanto ni tan calvo. Es preciso tomar un poco de distancia para no dejarse llevar ni por las filias ni por las fobias.

Donald Trump, como tantos políticos de formación liberal, sigue la conocida estrategia de poner “tronos a las premisas y cadalsos a las consecuencias”. Le gusta exhibir una Biblia en la mano, pero no reniega de las raíces del laicismo. Trata de llevarse bien con López Obrador o con quien sea, como se está viendo en la actual visita del presidente mexicano, pero nunca abandona la prepotencia anglosajona hacia el mundo hispano. Habla de paz y firma tratados con Corea, o con Rusia, pero no solo no le tiembla la mano sino que alardea en público de ello después de ordenar el ruin asesinato del general iraní Soleimani.

Amante de los gestos y los posados, resulta difícil saber cuáles de esas representaciones de Trump son sinceras y cuáles son simplemente imágenes de cara a la galería en busca de un titular favorable. Ahora mismo vive un momento dulce: ha conseguido que el ministro de asuntos exteriores de China haga unas declaraciones pidiendo una reconciliación; que el presidente de México se declare su amigo; que el de Canadá se lamente de no haber sido invitado a la Casa Blanca; que los rusos sigan firmando con él tratados de desarme nuclear… Alegrémonos por todo ello, pero no nos confiemos demasiado. 

(Visited 118 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Suscríbete a nuestro boletín de noticias