Ir al contenido

La decapitación del Sagrado Corazón de Jesús en La Roda de Andalucía (Sevilla)

En la madrugada del 4 de junio, mes del Sagrado Corazón de Jesús, un grupo de desaprensivos, sin respeto alguno a lo divino ni a lo humano, decapitaron y cortaron las manos de la imagen del Sagrado Corazón de Jesús que presidía la plaza de La Roda de Andalucía.

Muchos medios de comunicación lo catalogan como un simple acto vandálico más, sin percibir que va mucho más lejos. El mes de junio está especialmente consagrado al Sagrado Corazón de Jesús, único que puede salvar el mundo de la actual deriva de desorden e inmoralidad. Y es que precisamente Nuestro Señor se apareció a Santa María Margarita de Alacoque para anunciarle que la paz y prosperidad de las naciones sólo estarían garantizadas con la consagración de las mismas a su Sagrado Corazón.

Para bien o para mal la humanidad está viviendo un momento crítico, con los poderes fácticos (políticos y económicos) instrumentalizando la pandemia del COVID-19 para reducir las libertades de los ciudadanos y para impedir toda manifestación pública católica. Buena prueba de ello ha sido la persecución de la celebración de la Santa Misa durante los momentos álgidos del Estado de Alarma o la prohibición, aprobada por el Gobierno, de la celebración de Misas en espacios abiertos, aun cuando todos sabemos la mayor seguridad de los espacios abiertos.

La decapitación de esta efigie del Sagrado Corazón no es casual, sino que se inserta en este escenario turbulento. Busca directamente la supresión de la devoción al mismo, que es la única garantía segura para la auténtica paz de Cristo en el reino de Cristo.

Por eso una asociación cívica, Regnum caritas, ha decidido convocar un acto de reparación, consistente en el rezo del rosario el próximo domingo 7 de junio, a las 11:30, en la Plaza del Sagrado Corazón de Jesús de La Roda de Andalucía (Calle Sevilla, 2 cruce con la Calle Abastos). En el acto se respetarán las normas vigentes en relación con el coronavirus, por lo que se ruega acudan todos con mascarilla y en grupos, como máximo, de 10 personas, manteniendo la distancia de seguridad, y procediendo al rezo del rosario mientras se camina alrededor de la estatua.

Del mismo modo, la asociación anuncia que es su pretensión, a partir de ahora, convocar actos de reparación ante cualquier ofensa pública a Dios, o la religión; del mismo modo que pretende erigir en cada municipio de España que no lo tenga, una estatua del Sagrado Corazón de Jesús, consagrando públicamente la localidad.

Si quiere colaborar con la asociación, puede ponerse en contacto con ella en: regnumcaritas@gmail.com.

Rogamos, por favor, difunda esta convocatoria en sus redes sociales y familiares, amigos y conocidos, especialmente los residentes en Sevilla.

(Visited 125 times, 2 visits today)

2 comentarios en “La decapitación del Sagrado Corazón de Jesús en La Roda de Andalucía (Sevilla)

  1. Javier Mª Pérez-Roldán y Suanzes-Carpegna

    La Revolución sabe lo que hace. Y centra sus ataques en lo vital: no quieren que Cristo reine. Sin embargo, nosotros nos tenemos que empeñar en que reine, pues como súbditos suyos tenemos que militar bajo su bandera.

    Responder
  2. Christoph

    “Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío”. Así rezo desde que tengo 6 años todas las noches y ya van más de cincuenta.
    “Detente coronavirús, el Corazón de Jesús” está con nosotros”. Esa ha sido la oración de mi familia en estos días de pandemia, exagerada o no, pero con decenas de miles de muertos bajo su denominación.

    Sagrado Corazón de Jesús, es imposible que te devuelva ni la milmillonésima parte del amor que me tienes, pero en correspondencia a tu amor, declaro en público que los servidores del MAL no soportan tu presencia, y que junto a los que “no saben lo que hacen” están los que “sí saben lo que hacen”. Ojalá se arrepientan pronto y te pidan perdón, pero por si no lo hacen inmediatamente, te pido que los confundas y aplastes, pues si van de nuevo “a por ti”, qué no harán contra los que te reconocemos como nuestro Señor.

    Rezo también para que la sociedad atontada se dé cuenta de la lucha del mundo entre el bien y el mal.
    Al final la lucha de los siglos, entre los del Cielo, contra los de las Tinieblas.

    Responder

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Suscríbete a nuestro boletín de noticias