Ir al contenido

Seguir el blog (Follow.it)

Diario de la pandemia. Lunes 16

16 de marzo de 2020 0 Actualidad /

España, una dictadura

El establecimiento del estado de alarma ha concentrado todos los poderes en el gobierno. Incluso, con algunos titubeos, también todos los poderes de las regiones controladas por los separatistas.

Ahora los españoles estamos a merced de las decisiones que tomen Sánchez e Iglesias en la crisis. Se acumulan los motivos para rezar. En los próximos días, en formato de “Diario de la pandemia” iremos desde AHORAINFORMACION haciendo un seguimiento de la situación.

En estas circunstancias, salta la noticia de que el actual Jefe del Estado, don Felipe de Borbón, ha renunciado a la herencia económica que pudiera corresponderle de su padre y le retira su asignación. Mañana informaremos con más detalle de esta y otras cuestiones como la situación de la pandemia en otros países.


Incertidumbre 

Se mantiene el interés por las estadísticas hospitalarias y el trabajo de los sanitarios pero el estado de alarma ha levantado en parte la presión mediática facilitando la labor de los profesionales.

Ahora el foco informativo se centra más en los supermercados y en los pocos establecimientos comerciales que permanecen abiertos. A pesar de algunas imágenes alarmantes puntuales no se ha producido desabastecimiento. Lo que preocupa a muchos observadores es la fragilidad de muchas economías familiares, especialmente las de los autónomos, que viven al día y dependen de unos ingresos que han desaparecido. ¿Podrán resistir quince días o incluso un mes sin ingresos si se prolongara el estado de alarma?

Y lo que más preocupa a los analistas después de la mortandad que provoque el coronavirus: ¿en qué estado quedará la economía después de la crisis sanitaria?

 

 

 

 

 

 

 


Reproches a los convocantes del 8M

Estos días está aumentando la evidencia de cómo las convocatorias feministas del 8M fueron altamente irresponsables. Además, la hondura del problema de la epidemia está dejando empequeñecidos y en el justo término que corresponde a su artificiosidad a todos los debates ideológicos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Ahora es el momento de la iglesia doméstica

Las familias católicas tienen en estos días una oportunidad única para hacer realidad toda la teoría de la llamada “iglesia doméstica”. Estos días se multiplican los recursos de internet para ayudar a la oración, la meditación, el entretenimiento familiar, etc. Celebraciones religiosas por internet y televisión, películas buenas, hasta ejercicios espirituales on-line. Es cuestión de ponerse y de aprovechar bien el tiempo.

Por otra parte continúa la difusión de antiguas prácticas de devoción y espiritualidad como el Rosario, el detente, la medalla milagrosa, el Corazón de Jesús, etc.

En palabras del Papa, los sacerdotes están afrontando en general la crisis con creatividad buscando fórmulas para mantener la esperanza de la Fe a pesar de la suspensión generalizada de eucaristías públicas. Misas transmitidas por internet, visitas a enfermos, vídeos con saludos y consejos a los feligreses, bendiciones con la Custodia, rogativas, toque de campanas, etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Momentos para la solidaridad

El confinamiento obligatorio de la población está dando lugar a muestras espontáneas de solidaridad y patriotismo que son precisamente lo que más necesitamos.

En muchas ciudades se han organizado aplausos espontáneos en los balcones dirigidos al personal sanitario. En ocasiones acompañados por la emisión de la Marcha Real. Además se han podido escuchar estos días otras simpáticas muestras de buena vecindad como músicos en los balcones, el himno a la Virgen del Pilar en Zaragoza, unos vecinos jugando al bingo de ventana en ventana, una jotera en la calle Estafeta de Pamplona, etc.

 

 


Y el humor, que no falte

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(Visited 255 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*