Ir al contenido

Entrevista a Wojciech Buchner, profesor tradicionalista polaco

Que la historia de España así como sus tradiciones susciten interés en el extranjero es siempre una magnífica noticia. También es de recibo y agradecer que se ponga en valor el bagaje de principios del tradicionalismo hispano. Por ello, desde Ahora Información, hemos entrevistado al profesor polaco Wojciech Buchner, un hispanófilo y tradicionalista convencido, que trabaja en su Cracovia originaria (esta es una de las ciudades más católicas y conservadoras del país).

A continuación, podréis leer el contenido de la entrevista.

Pregunta 1 – Su libro Guerra y Conquista: Pensamiento político español de la Edad de Oro es una demostración de su interés en la historia de España. ¿Qué le motivó a adoptar esa actitud? ¿Qué episodios de nuestra historia considera más importantes y/o interesantes?

Desde niño, sentí fascinacion por España, debido a su historia heroica, su música y su cultura. Para mí y para mi padre, la España del general Francisco Franco fue el país que escapó de la barbarie comunista. La Hispanidad fue tambien y sigue siendo el símbolo de la civilización católica, el baluarte de la oposición frente de las izqierdas europeas. Para nosotros, en Polonia, la que el canalla Churchill dejó en las manos de los soviéticos, un viaje para España ha sido un sueño, porque los rojos no querían darnos pasaportes. Entonces sucedió un milagro: mi padre fue el primer arquitecto en Cracovia y por eso tenemos una casa; los rojos querían quitárnosla si no hubiéramos regresado –esa fue la condición del nuestro viaje-. Llegamos a España en enero de 1972. Logramos visitar buena parte de la misma: desde Barcelona hasta Granada y Sevilla, Madrid, etc. A partir de este tiempo profundizaría mi conocimiento, pero no solo de España, a donde estuve viajando muchas veces, sino también de los países hispanoamericanos: Argentina, Chile, Paraguay, Uruguay, Perú, Bolivia, Venezuela, Ecuador y Colombia. En los años 2002-2003, fui profesor visitante en México, donde preparé mi libro sobre  la conquista. Para mi, los episodios más interesantes de vuestra historia son la época de la Reconquista y la evangelización del Nuevo Mundo, aparte de la lucha heroica contra los rojos durante la Guerra Civil y el periodo del régimen del general Francisco Franco.

Pregunta 2 – En Polonia, también es conocido por su labor de divulgación simpatizante del tradicionalismo español. Aunque el catolicismo es algo común a la historia y tradición de ambos países, ¿qué aspectos del carlismo consideras más interesantes?

Todos esos aspectos son incluidos en el lema carlista: “Dios, Patria, Fueros, Rey”. Por eso, destaco los siguientes valores: catolicismo, patriotismo, monarquismo, antidemocratismo y descentralización.

Pregunta 3 – Tanto España como Polonia tiene un escenario político dominado por la partitocracia. Ahora bien, ¿por qué, a diferencia de nuestro país y, a pesar de este mal, la sociedad civil polaca sí es más activa en lo que a defensa de la libertad, los valores cristianos y la tradición católica se refiere (aparte de la férrea resistencia anticomunista)?

Pienso, que los polacos (aparte de los hombres infectados por la enfermedad mental del laicismo, democratismo, liberalismo, etc.) son, en general, conscientes de la amenaza que está sufriendo la tradicion católica y libertad, por parte de la corrección política, cada vez más insolente en toda la UE. Hay que luchar por sus valores.

Pregunta 4 – Suele decirse que “los polacos son muy católicos”, aunque esto sea más certero en la parte que estuvo, en su día, bajo el Imperio Austrohúngaro. También consta que son un “faro de ejemplaridad moral” ante una Europa que se suicida. No obstante, ¿no cree que el republicanismo más bien estaría debilitando esas garantías de esperanza (no es muy improbable el retorno de la centro-izquierdista Plataforma Cívica, afín al PP español)?

En este momento no lo creo, porque Plataforma Civica es una oposición totalmente sin programa. Lo que puede hacer es solo hacer sentir repugnancia hacia Polonia en las instituciones de la UE.

Pregunta 5 – Los jóvenes polacos no tienen tanta simpatía hacia la izquierda como los españoles. Entre sus opciones preferidas figura el partido libertario-conservador Libertad, cuyo líder es un monárquico convencido. ¿Hay en realidad hartazgo de los jóvenes polacos ante la república partitocrática o solo se debe a que respaldan el libre mercado más que sus antecesores?

Cuando imparto mis conferencias en la Academia Jesuíta de Cracovia, observo a menudo que, en realidad, mis alumnos manifiestan su aversión hacia el sistema de la partitocracia demoliberal, pero no son tanto interesados por el libre mercado (responden más bien a cuestiones políticas, sociales y de costumbres).

Pregunta 6 – El partido de gobierno polaco, Ley y Justicia, visto con buenos ojos por los conservadores sociales occidentales, está poniendo palos en las ruedas a la reforma pro-vida de la ley del aborto. Tampoco quiere salirse de la Convención de Estambul. ¿Por qué cree que están tan interesados en doblegarse a la progresía, traicionando a sus votantes y a la sociedad polaca?

A mí me parece que la mayoría de los polacos quiere salirse de la Convención. Lo que pasa es que gobierno tiene miedo, frente a la oposición total, antes de las elecciones a celebrarse este año. Pero estoy seguro de que saldremos de la Convención después de nuestra victoria electoral.

Pregunta 7 – Las amenazas de la eurocracia a países como Hungría y Polonia, por no abrir la puerta a los inmigrantes musulmanes, dan razones para una salida urgente de la Unión Europea. Ahora bien, ¿por qué la mayoría de polacos quiere seguir perteneciendo a la misma?

Pienso que los polacos tienen miedo del aislacionismo político y, también, de Rusia, que en esa situación podría ejercer una presión más fuerte sobre nosotros. De todos modos, la eurocracia es una fruta putrefacta.

Pregunta 8 – ¿Qué visión tiene acerca de la existencia de puntos en común entre el carlismo y el libertarismo de derechas (representado por figuras como Erik Von Kuehnelt-Leddihn, Hans-Hermann Hoppe, el príncipe Alois y Miguel Anxo Bastos) que suscriben algunos partidarios de monarquías tradicionales, católicas y descentralizadas?

Pienso que todas las fuerzas intelectuales partidarias de las monarquías tradicionales en Europa deben unirse y reaccionar a las actividades de camarillas demoliberales en Europa (y aprovechar las oportunidades). Acerca de esos puntos, creo que el carlismo puede profundizar los valores defendidos por esas derechas con su pensamiento antidemocrático, anti-republicano y monárquico. Pienso también que la única salvación consiste en la vuelta a las monarquías tradicioneles, sin la partitocracia que cada vez despierta no solo más escepticismo, sino también disgusto y repugnancia.

5
(Visited 139 times, 7 visits today)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Suscríbete a nuestro boletín de noticias