Ir al contenido

Aumenta la tensión por los lazos amarillos en Cataluña

La tensión en Cataluña entre la gente que quita los lazos amarillos independentistas de las calles y aquellos que se lo recriminan no para de crecer. Entre julio y agosto ha habido una veintena de incidentes que han trascendido, algunos de ellos violentos. Hace apenas unos días, un hombre en Barcelona agredió a una mujer que estaba tirando lazos amarillos a la basura, dejándola con el tabique nasal fracturado y varias contusiones en la cara.

Desde el partido de Ciudadanos, partido al que pertenece el marido de la mujer agredida, se han dirigido a Pedro Sánchez recordándole que en Cataluña no se está viviendo la “normalidad” en las calles, y le piden que deje de “blanquear” a los que atentan contra la convivencia en Cataluña.

Mientras tanto los Mossos d’Esquadra, siguiendo órdenes del presidente de la Generalitat, Quim Torra, retienen e identifican a las personas que retiran lazos amarillos de las calles.

El pasado 17 de agosto, 14 personas con herramientas para quitar lazos amarillos fueron identificadas por los Mossos d’Esquadra. El Departamento de Interior anunció acciones contra ellas por posibles “infracciones graves de la ley de seguridad ciudadana”, por lo que serán sancionadas con multas de hasta 30.000 euros.

Esta presión social contra los que no quieren los símbolos independentistas se puede observar cada vez que un ciudadano sale a la calle a quitar lazos amarillos y es increpado por ciudadanos independentistas. También se puede apreciar la presión de las autoridades, como cuando Arcadi Espada pintó una línea roja en un lazo amarillo situado en una rotonda de L’Ametlla de Mar el pasado 23 de agosto. Tras ser identificado por los Mossos, el alcalde del pueblo no dudó en publicar su autoría en Twitter y lo calificó de “bicho”.

María José Segarra, fiscal general del Estado, ha asegurado que no cree que haya “delito alguno ni en quitar ni en poner” lazos amarillos a favor del independentismo catalán ya que es algo que «forma parte de la libertad de expresión».

En esta situación, la semana que viene llegarán a Cataluña voluntarios de diferentes partes de Europa para quitar lazos amarillos. El empresario vasco José Manuel Opazo, que ha promovido una manifestación el 9 de septiembre para pedir elecciones generales por la parálisis de un presidente del Gobierno atado a los partidos independentistas que allí le colocaron, ha señalado en declaraciones a OkDiario que esta campaña tiene también el objetivo de dar a conocer en Europa el acoso que sufren los catalanes que no apoyan el independentismo.

Más información en El País.

 

(Visited 187 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Suscríbete a nuestro boletín de noticias