Ir al contenido

Crisis en Nicaragua: el ataque a los obispos consterna al país y enturbia el diálogo

La represión violenta de las fuerzas paramilitares dirigidas por el presidente nicaragüense Daniel Ortega sigue protagonizando enfrentamientos callejeros, llegando a la fatídica cifra estimada de 300 muertos desde que iniciaron las protestas antigubernamentales a mediados de abril con motivo de la reforma del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social.

El presidente de Nicaragua, líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional, trata de controlar el paro generalizado de estudiantes, empresarios y organizaciones sociales, agrupados en la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que exigen la salida de Ortega del gobierno. Los actos violentos por parte de las fuerzas del lado del gobierno se han cebado especialmente con los estudiantes universitarios.

El pasado lunes 9 de julio un grupo de fuerzas progubernamentales, supuestamente amparadas por las fuerzas paramilitares del gobierno de Nicaragua, irrumpieron en la Basílica de San Sebstián en Diriamba y agredieron físicamente a periodistas y al Obispo auxiliar de Managua, Silvio José Báez. Junto con él se encontraban también el cardenal Leopoldo Brenes y el nuncio apostólico Stanislaw Waldemar Sommetarg, los cuales fueron intimidados y ofendidos verbalmente pero salieron ilesos.

Al día siguiente el Obispo Báez comunicó que se encontraba bien y que le pesaban más las heridas del pueblo nicaragüense que las heridas sufridas por la agresión, y publicó en Twitter la siguiente cita del Evangelio: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen“. Después de este ataque, la Conferencia Episcopal de Nicaragua ha suspendido sus reuniones como mediadora en la Mesa de Diálogo Nacional, a la que accedió por petición del propio presidente Daniel Ortega.

 

Más información en EFE.

(Visited 78 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Suscríbete a nuestro boletín de noticias