Ir al contenido

Desde México: carta de amor a España

 

Desde México nos llega a la redacción de Ahorainformación esta cariñosa misiva que compartimos íntegramente.

De parte de la Guardia Nacional Cristera, que preside Don José Alfredo Jiménez Martín, la cual es una organización cuyo objetivo es velar por la libertad religiosa en México y en especial por la defensa de nuestra fe católica o, como nosotros decimos, “de la religión verdadera”.

En esta región de México, los altos de Jalisco, sigue vivo el espíritu católico de España, ya que nosotros descendemos de los campesinos españoles de Castilla, Extremadura, Andalucía, Santander, Navarra y Vizcaya, entre otras provincias que repoblaron, en especial esta región de México, entre los siglos XVI, XVII y XVIII. Cristianos viejos y aún con las modernidades de los tiempos actuales, vivimos nuestras vidas con las tradiciones de la vieja España.

La población indígena de esta zona tuvo una conversión más fuerte y consolidada que en otros lugares de México, por lo que, en nuestra mezcla con ellos, los absorbimos dentro de una cultura de hispanidad mucho más fuerte y desarrollada que en otras partes de este país, algo que ustedes pueden constatar si algún día vienen aquí.

Nuestra región es la cuna de la gesta cristera, donde en cada uno de nuestros pueblos surgieron voluntarios cristeros, de igual forma que en España los requetés “por Dios, por la Patria y el Rey” y en México “¡por Dios, por la Patria y la Libertad!”.

Queremos mandar a ustedes un entrañable y fraternal abrazo, queremos estar en contacto con ustedes y enlazarnos con nuestro origen de sangre, cultura, religión y “tradiciones de España”.

Me despido deseando que ojalá Dios nos juntara algún día para que gritemos juntos “¡Viva Cristo Rey y Santa María de Guadalupe!”.  ¡Que viva España! y ¡que viva México!

Pedro Barbabosa Escudero

Vocero de la Guardia Nacional Cristera

Página de Facebook de la Guardia Nacional Cristera.

 

 

 

(Visited 404 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*