Ir al contenido

Barra libre de vientre de alquiler y de explotación de la mujer en Portugal

Quizá ciertos sectores del feminismo radical posean un aspecto positivo y es que se oponen con fuerza a los vientres de alquiler, a la mal-llamada maternidad subrogada. En eso coincidimos tradicionalistas y feministas ya que este tipo de prácticas son una forma muy evidente de consagrar la trata de seres humanos.

En Portugal, sin embargo, ya se ha aprobado la regulación que permitirá solo a mujeres que no pueden quedarse embarazadas hacer uso de este modo de engendrar hijos. La mujer gestante no podrá tener el mínimo contacto con el niño que ha gestado y no recibirá ningún pago por este servicio. Esta última medida se ha tomado ingenuamente para parar el comercio que va a haber en torno a este tipo de prácticas. Sin embargo, ¿las clínicas de fertilidad no se aprovecharán económicamente de esta práctica?

3 problemas iniciales nos encontramos con la permisión del vientre de alquiler:

  1. El hijo engendrado se convierte más en un deseo subjetivo de la madre legal que en una persona humana que necesita el amor de su familia. 
  2. La mujer gestante se convierte en un instrumento del deseo subjetivo de la madre legal y su cuerpo es utilizado como un medio de producción.
  3. Las clínicas de fertilidad y las mafias aumentarán su negocio a costa del cuerpo de otras mujeres.

Las preguntas que nos podemos hacer hoy es si verdaderamente el Gobierno de Portugal va a poder controlar el dinero negro y la trata de personas que se va a generar en el país. ¿Se ha podido controlar a las mafias con simples decretos parlamentarios en algún momento de la historia? El vientre de alquiler es hacer que la maternidad se convierta en un capricho consumista.

MÁS INFORMACIÓN:

Los vientres de alquiler ya son legales en Portugal

(Visited 82 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Suscríbete a nuestro boletín de noticias