24 de abril de 2018 0

Yo he visto al demonio y está rabioso

El otro día, me llegó un vídeo que compartí en las redes, en mi facebook, me llamó la atención y lo compartí. También lo mostré en casa, era un vídeo donde el mal se muestra al natural, no se escondía bajo bonitos discursos, ni excusas, ni promesas. Si tenemos un poco de tiempo y nos paramos viéndolo, podemos ver al demonio en plena actuación, rabioso, incontrolado e impotente, si, impotente, puede llegar a provocar risa en este caso por lo estridente de su actuación. Pero en este vídeo de está pobre mujer, que en el momento de la grabación, si no está en plena posesión de esas que necesitan un exorcista, está muy cerca de estarlo,  podemos ver cómo por  su boca está gritando el mismísimo demonio y yo lo veo claro, claro. Está furioso y rabioso, no puede hacer nada. En este caso, en frente tiene al bien silencioso, sereno y tranquilo. Confiado en que lo que hace es bueno y no necesita gritar, no destila odio, se preocupa en cambio por esta mujer y trata de tranquilizarla, pero el demonio no puede tener ante su presencia el bien y grita histéricamente. ¡¡Es horripilante!!

Mientras más estridencias hace, más se ve que tiene las de perder, se muestra tal cual es y a nadie nos gusta, por eso no suele mostrarse así y se esconde y se disfraza con una máscara de bondad, pero en este caso, está cada vez más rabioso y más descarado.

Me quedo con un sabor agridulce viendo por un lado, la pobre mujer engañada por el mentiroso y por otro, viendo que el arma contra el diablo la tenemos al alcance, ser testigos de Cristo con valentía y audacia, rezarle y pedirle que nos de fuerza para seguir estos ejemplos, pues Él está con nosotros y nada debemos temer.

Feminista golpea e insulta a cristiano que se manifestaba contra el aborto

Una feminista pierde el control y agrede física y verbalmente a un activista provida en EE.UU.

Publicada por La Resistencia en Martes, 17 de abril de 2018

 

 

 

 

(Visited 608 times, 2 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*